Menu
RSS
Emite tribunal sentencia definitiva en contra de vendedor y compradores de droga en CU UNAM

Emite tribunal sentencia definitiva…

Al contar con las pruebas...

Exploran posible vinculación entre la UdeC y universidades de Kuwait

Exploran posible vinculación entre …

Con el propósito de forta...

La UASLP inaugura su Centro de investigación y extensión “El Balandrán” en la Zona Media del estado  

La UASLP inaugura su Centro de inve…

Autoridades estatales, un...

Inauguran el 1er Congreso Internacional de Enfermería Comunitaria en la UABC

Inauguran el 1er Congreso Internaci…

Se realizó el Primer Cong...

Reducen robos en casi 11 por ciento en entornos universitarios de UdeG, gracias a “Senderos seguros”

Reducen robos en casi 11 por ciento…

El programa estatal “Send...

La UAM concluyó el análisis y la formulación de propuestas para el SITUAM

La UAM concluyó el análisis y la fo…

La Universidad Autónoma M...

Dietas “milagro” solo comprometen la salud: nutrióloga de la UAS

Dietas “milagro” solo comprometen l…

Hablar de dietas como un ...

La oratoria nos hace más críticos y seguros: Alumna de UdeC

La oratoria nos hace más críticos y…

“Seguridad, capacidad arg...

Presentan sitio web “Zapata en la UNAM”, imágenes y documentos del zapatismo

Presentan sitio web “Zapata en la U…

A 100 años del asesinato ...

El arte puede generar procesos de sanación de la violencia: antropólogo en la Ibero

El arte puede generar procesos de s…

El arte puede generar muc...

Prev Next

Ulises criollo Destacado

Ulises criollo

“La pasión de la ciencia no menguaba mi fe ardorosa”
José Vasconcelos

No es nada personal. Los 13 mil 700 millones de años de vida que los científicos calculan de vida al universo son impersonales. México, pertenece a esos países milenarios que desde antes que se comprobara la redondez del mundo, ya calculaban el tiempo, consideraban su "espacio" como un "periodo" cíclico; algunos pueblos de la región se llegaban a definir como Toltecas, artesanos de la conciencia. Pensaban con el corazón, sentían con la mente.


Vasconcelos, un personaje lleno de contradicciones es un ejemplo nítido de nuestro devenir en la historia. Ayer miércoles 27 de febrero se cumplieron 137 años del natalicio del fundador de la Secretaría de Educación Pública (SEP), autor del lema de nuestra máxima casa de estudios “por mi raza hablará mi espíritu”, y autor también del lema revolucionario que llevaría a Madero a la presidencia, “sufragio efectivo y no reelección”.   
“Se acaba el tiempo, sin embargo, nos rodea la eternidad que paradoja para la razón" le dice don Juan a Castaneda, no importa si nos equivocamos, importa si no participamos, si no consideramos como valioso lo que aprendemos, al arriesgarnos a confirmar a través de un acto aquello que somos. Como siempre es hora de elegir, en primer término, quiénes somos, con qué nos comprometemos, cuál es el sentido que le confiamos a la vida. ¿Ya ponderamos la rutina humana, esa inercia que a diario nos empuja?
Aún recuerdo como en 2012 con motivo de los 90 años de la creación de la SEP; se reeditaron los libros clásicos de Vasconcelos, en ese entonces el titular de la dependencia, el maestro Alonso Lujambio (ahora, en paz descansa) rememoraba los altos sueños del oaxaqueño. Lo paradójico de su empresa al pretender inundar con libros clásicos al México de los años 20, en el siglo XX, cuando el país tenía un 80 por ciento de su población en un estado analfabeta.
La SEP, lo sabemos, es consecuencia del triunfo de la Revolución, en aquel entonces don Alonso, clausuró en el edificio (ahíto de murales) aquellos festejos luego de que se le detectara un mieloma múltiple. Al evento fueron invitados el escritor Felipe Garrido, Enrique Krauze y el entonces director de El Colegio de México, Javier Garciadiego, los tres eruditos, en algún momento de su exposición criticaron la manera en la cual funcionaba en aquel entonces la dependencia educativa, pero Krauze, sería quien se llevase las palmas.
Nadie tiene permitido asegurar que esto no sucedió tal como lo cuento, y, nadie tiene permitido asegurar que esto sí sucedió tal como lo cuento. En aquel evento, Krauze dijo que de acuerdo con las tres directrices estipuladas en el proyecto original del fundador de la SEP -el escolar, el artístico, y el fomento a la lectura-, la dependencia se ha centrado en impulsar solamente el primero, dejando en el descuido, el fomento estético y la promoción a la lectura, "Vasconcelos, sin duda, habría hecho las cosas al revés" concluía Krauze.
"Tanto urge construir escuelas que, si no fuera tan difícil romper con la rutina humana, hace tiempo que habríamos propuesto la supresión de todo el personal de la Secretaría, aún la clausura de las escuelas durante dos años, para aplicar todo el presupuesto a construcciones", se lee en la “Iconografía de Vasconcelos”, justo encima de una foto, donde el oaxaqueño aparece retratado haciendo una grabación de voz.
Sin duda, como dijera Krauze, a este país le hace falta una campaña permanente de fomento a la lectura. La cita de Vasconcelos no tiene desperdicio: tanto urge construir escuelas que, si no fuera tan difícil romper con la rutina humana. La rutina humana, la única diferencia entre la rutina de nuestro incipiente siglo XXI con respecto a la rutina de los años 20, en el siglo pasado, es que la nuestra se presenta más voraz, más atroz, a pesar de ello, ya lo dijera Paz, seguimos siendo contemporáneos del hombre del paleolítico.
En esta cuarta transformación ha llegado el momento de elegir si somos o nos hacemos, si para construir un mundo mejor, trabajamos o nos distraemos. Por mi raza hablará el espíritu, decía aquel hombre de letras, ínclito representante de la tercera transformación. Como sabemos, no hay sistema social, político o económico que no lo hagan las personas, de ahí la convicción de porque pueden cambiar las cosas y no han cambiado, por las personas.
En la tercera transformación Vasconcelos escribía: “Madero liquidaba el facundismo, la supremacía del bruto armado sobre el civilizado constructor. Es decir: cambiaba el sentido de la historia nacional”. En esta cuarta transformación ¿mantenemos la misma esperanza?
En tres años más, pasando el meridiano del sexenio, la educación pública y gratuita cumplirá como fruto de la Revolución, sus primeros 100 años en medio de una nueva reforma educativa. ¿Qué ha pasado y que se ha quedado en esta centuria? En su autobiografía “Ulises criollo”, Vasconcelos escribe: “el funcionarismo porfirista, aparte de burocracia, había llegado a construir una especie de nobleza codiciada, aún por los capitalistas. Confería privilegios negados al común de los mortales y garantizaba la seguridad personal”. La cita parece secular.  
Pero como nuestro mismo personaje argumentaba en pro de la educación nacional “mientras no sean educadas las masas, subsistirá el sistema de sacrificios humanos así se llame Victoriano Huerta o Plutarco Elías Calles, el Moctezuma en turno”. La educación pública es un baluarte de nuestro país. Debe llegar el momento de reconocer esta gran valía, queda muchísimo por trabajar, cerca de la mitad de las escuelas son multigrado por lo que debería haber un modelo educativo que considere esta realidad, como el hecho de que los niños y niñas de las comunidades más apartadas, aún no tienen maestros, más bien son acompañados en su aprendizaje por “niños héroes” a los que llamamos instructores o líderes comunitarios. Revaloremos la importancia de nuestros faros, nuestros guías, nuestros maestros.    

Héctor Martínez Rojas

Periodista

Modificado por última vez enJueves, 28 Febrero 2019 00:29
volver arriba