Menu
RSS
Emite tribunal sentencia definitiva en contra de vendedor y compradores de droga en CU UNAM

Emite tribunal sentencia definitiva…

Al contar con las pruebas...

Exploran posible vinculación entre la UdeC y universidades de Kuwait

Exploran posible vinculación entre …

Con el propósito de forta...

La UASLP inaugura su Centro de investigación y extensión “El Balandrán” en la Zona Media del estado  

La UASLP inaugura su Centro de inve…

Autoridades estatales, un...

Inauguran el 1er Congreso Internacional de Enfermería Comunitaria en la UABC

Inauguran el 1er Congreso Internaci…

Se realizó el Primer Cong...

Reducen robos en casi 11 por ciento en entornos universitarios de UdeG, gracias a “Senderos seguros”

Reducen robos en casi 11 por ciento…

El programa estatal “Send...

La UAM concluyó el análisis y la formulación de propuestas para el SITUAM

La UAM concluyó el análisis y la fo…

La Universidad Autónoma M...

Dietas “milagro” solo comprometen la salud: nutrióloga de la UAS

Dietas “milagro” solo comprometen l…

Hablar de dietas como un ...

La oratoria nos hace más críticos y seguros: Alumna de UdeC

La oratoria nos hace más críticos y…

“Seguridad, capacidad arg...

Presentan sitio web “Zapata en la UNAM”, imágenes y documentos del zapatismo

Presentan sitio web “Zapata en la U…

A 100 años del asesinato ...

El arte puede generar procesos de sanación de la violencia: antropólogo en la Ibero

El arte puede generar procesos de s…

El arte puede generar muc...

Prev Next

Sector educativo: Los 100 días Destacado

Sector educativo: Los 100 días

1. La expresión viene de 1933, cuando Franklin D. Roosevelt asumió su primera presidencia. Las  circunstancias dramáticas en lo que  hizo (millones de desocupados, el colapso del sistema bancario, desplome en la producción nacional, etc.) y la esperanza de que el gobierno terminara con la crisis desatada a raíz de la caída de la Bolsa de Valores, en 1929, le confirieron un halo de epopeya al programa de 100 días anunciado en el discurso de toma de posesión (“lo único que tenemos que temer es al temor mismo”). Ahí se generó el mito relativo a que lo que realizase un nuevo gobierno en las primeras 14 semanas de gestión daría las líneas para todo el periodo para el que fue electo, tal y como lo narran lúcidamente dos de los grandes historiadores del siglo XX en los Estados Unidos: W. Manchester y P. Johnson.
Situados en el sector educativo, ¿cómo valorar adecuadamente lo realizado en estos 100 días por parte del gobierno del presidente López Obrador? Hay ya en marcha programas que pueden calificarse, pero la mayor parte  de las acciones anunciadas desde el primero de diciembre se contienen en la iniciativa presidencial para reformar el Artículo Tercero de la Carta Magna. La opinión definitiva sobre aquellas sólo podrá formularse cuando esté concluido el proceso legislativo correspondiente. Por lo pronto, y aún con carácter provisional, aquí se opina sobre las intenciones contenidas.


2. De lo que ya está en marcha deben apuntarse como aspectos positivos los siguientes: a) el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, el cual se dirige a una población de 2.3 millones de usuarios, mismos que durante un año trabajarán y aprenderán en una empresa (desde macro a micro), gozando de una retribución de $3,600 pesos mensuales. b) Becas para estudiantes de todos lo niveles: desde primaria, así como secundaria y media superior, dotadas de $800, hasta las del nivel superior, con $2,400. El total de becas para estudiantes será de 11 millones, superando lo que se había financiado hasta el sexenio pasado.
3. La iniciativa de reforma constitucional, hasta ahora sólo una intención o propósito, contiene aspectos positivos, negativos e inciertos. Por lo que se refiere a los primeros, deben incluirse: a) la consideración relativa a que la educación superior será obligatoria (para el Estado) y gratuita, no obstante las dificultades ya apuntadas (Campus 191) y su carácter fiscalmente regresivo por el origen socioeconómico de la matrícula mayoritaria en este momento. b) La atención prioritaria  al fortalecimiento de las escuelas normales y a las instituciones de educación superior que brindan formación docente.
En lo que corresponde a los aspectos negativos se destaca uno principal: la intención de suprimir el INEE, reemplazándolo por “una instancia con autonomía técnica”, perdiendo, por tanto, su estatus de órgano constitucional autónomo. Esto significa concebirlo como un “centro” (así se le denomina en la propia fracción VIII del proyecto), con facultades y atribuciones menores de cuando nació en 2002, ya que se organizó originalmente como organismo descentralizado de la SEP.
Por lo que corresponde a lo incierto, puede identificarse un aspecto principal: el Servicio de Carrera Magisterial reemplazaría al Servicio Profesional Docente. Aquél conservaría su carácter de organismo desconcentrado de la SEP. Sin embargo, la iniciativa es omisa en un aspecto fundamental: si el acceso, promoción y permanencia a dicho Servicio estará sujeto a evaluaciones, principio básico actualmente en vigor.
Conclusiones: a) el punto 10 del Plan de Gobierno dice: “se cancelará la reforma educativa…”. La reforma propuesta da la idea de borrar todo lo actualmente vigente. Así, se afirma en la exposición de motivos: “esta iniciativa pretende poner sobre sus pies lo que estaba de cabeza”. Sin embargo, no es así. El propio presidente de la República se ha encargado de afirmar que uno de los instrumentos ya existentes (el Fondo para la Nómina Educativa) seguirá siendo utilizado. b) De igual manera, la extinción del INEE y la supresión de la evaluación como forma de ingreso al Servicio Profesional Docente, presentes en el actual Artículo Tercero,  requerirán dos terceras partes de la votación de ambas Cámaras para que proceda. La oposición multipartidaria, que logró modificar el proyecto de la Guardia Nacional, ha dicho que defenderá éstos puntos, entre otros. ¿Lo logrará?

Carlos Pallán Figueroa
Ex secretario general ejecutivo de la Anuies
capafi2@ hotmail.com

volver arriba