Menu
Alertan sobre adicción a los dispositivos móviles en la UdeG

Alertan sobre adicción a los dispos…

Toda persona que tenga un...

La imagen estenopeica, otra forma de contar historias en la UAM

La imagen estenopeica, otra forma d…

Ruinas, construcciones, á...

Regeneran huesos de columna con cáscara de crustáceo y un mineral en la UdeG

Regeneran huesos de columna con cás…

La cáscara del crustáceo ...

Obtiene IPN reconocimiento en congreso internacional de enfermedades crónico degenerativas

Obtiene IPN reconocimiento en congr…

Por la calidad y aportaci...

El grupo estudiantil Entre Letras de la UASLP busca la unificación de los lectores potosinos

El grupo estudiantil Entre Letras d…

El primer contacto que se...

En México, el 40 por ciento de la población sufre de insomnio: titular de Clínica del sueño de Guadalajara

En México, el 40 por ciento de la p…

El insomnio, la apnea del...

Entrega la UAS apoyos a estudiantes de Verano Nacional e Internacional de la Investigación Científica

Entrega la UAS apoyos a estudiantes…

Un monto de 5 millones 62...

Reconocen apoyo de la UJAT a la campaña de donación de sangre

Reconocen apoyo de la UJAT a la cam…

Tres divisiones académica...

Viviendas colaborativas, concepto habitacional poco viable en méxico: experto de la UNAM

Viviendas colaborativas, concepto h…

En países de Latinoaméric...

Realizan prácticas profesionales en Colombia y Ciudad de México mediante programa de la UABC

Realizan prácticas profesionales en…

Denise Esther Molina Arce...

Prev Next

Amparo Dávila celebra 90 años de vida Destacado

Amparo Dávila celebra 90 años de vida

Amparo Dávila (Pinos, Zacatecas, 21 febrero, 1928) no cree en la literatura hecha con sólo imaginación o a base de inteligencia pura, sino en la literatura vivencial, la que comunica la clara sensación de lo conocido, de lo ya vivido, lo que hace que la obra perdure en la memoria y en el sentimiento.
La obra literaria de la autora que está por llegar a las nueve décadas de vida, plantea una realidad oculta a través de una mezcla entre lo real y lo fantástico construida sobre la locura, el amor y la muerte, temas que la han obsesionaron a lo largo de su vida.


Considerada una de las mejores cuentistas mexicanas de la mitad del siglo XX, Amparo Dávila expresó en un homenaje por sus 80 años que ha vivido el quehacer literario como una parte de sí misma, como una necesidad ineludible de expresión, nunca como una fría y rutinaria profesión, sino como una larga y terca pasión, hacia la cual ha sido una amante inconstante, pero fiel.
Sus primeras obras literarias fueron los poemarios Salmos bajo la luna (1950), Perfil de soledades (1954) y Meditaciones a la orilla del sueño(1954). En el género de cuento destacan los títulos Tiempo destrozado (1959), Música concreta (1964), Muerte en el bosque (1985) y Árboles petrificados (1977), con el que obtuvo el Premio Xavier Villaurrutia.
Ha manifestado que nunca le ha interesado escribir una novela, sólo crear cuentos y poesía, los cuales exigen mucho rigor. “Disfruto por igual los dos géneros, que siempre brotan en mí por necesidad”.
Son varios los cuentos de la autora zacatecana donde utiliza la ambigüedad, y las historias paralelas  de lo evidente y lo oculto. La paranoia y el miedo en el que viven sus personajes los llevan a participar en actos siniestros, ya sea como ejecutantes o como seres que padecen y aceptan lo ominoso como una forma de vida o un destino.

Redacción Campus

Modificado por última vez enMiércoles, 21 Febrero 2018 04:24
volver arriba