Menu
Comunicación social de la UAM, entre las mejores opciones educativas en este campo en México

Comunicación social de la UAM, entr…

Creada en 1974, apenas un...

Empresarios exitosos brindan consejos a jóvenes de la UdeC

Empresarios exitosos brindan consej…

Durante la Semana Cultura...

Participa UABC en Congreso Internacional de Gastroenterología

Participa UABC en Congreso Internac…

Con destacada participaci...

Exposición de la UAM recrea la vida de la generación de 1960

Exposición de la UAM recrea la vida…

Desde un departamento mue...

La UNAM reconocerá a la editora universitaria de la UdeG Sayri Karp por su trayectoria

La UNAM reconocerá a la editora uni…

La maestra Sayri Karp Mit...

Participa universitaria de la UdeC en Coloquio sobre Artes Escénicas, en Veracruz

Participa universitaria de la UdeC …

Adriana León Arana, direc...

IPN enviará brigadas emergentes a Sinaloa

IPN enviará brigadas emergentes a S…

El Instituto Politécnico ...

Egresado de la Ibero trabaja para que la información sea accesible para todos

Egresado de la Ibero trabaja para q…

Una de las misiones que t...

Psicólogo, obligado a abrirse al conocimiento de otras disciplinas: catedrático de la UASLP

Psicólogo, obligado a abrirse al co…

La Facultad de Psicología...

Conmemora UG 48 años la Escuela de Nivel Medio Superior de Salvatierra

Conmemora UG 48 años la Escuela de …

La escuela del Nivel Medi...

Prev Next

Por cada técnico universitario con trabajo hay 7 licenciados: rector de la Ibero Destacado

Por cada técnico universitario con trabajo hay 7 licenciados: rector de la Ibero UIA

En México, por cada técnico superior universitario (TSU) con empleo hay seis o siete licenciados que no encuentran trabajo, es decir, “son más empleables” los egresados de TSU que los de licenciaturas o de ingenierías, dijo el Maestro David Fernández Dávalos, Rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.
Además de la inserción laboral, los estudios tecnológicos superiores pueden representar una opción viable para muchos jóvenes que por distintas circunstancias sociales y económicas no pueden o no quieren ingresar a instituciones de educación superior.


En su discurso de inauguración del ‘1er. Encuentro de Educación Técnica Superior’, el Rector mencionó que actualmente en México sólo se atiende a 37% de la demanda educativa en el nivel superior, o sea que seis de cada 10 jóvenes no tienen lugar en ninguna universidad pública o privada, de manera que los estudios técnico universitarios pueden ser una opción real para acceder a otras opciones educativas.
Al retomar el tema laboral, el Mtro. Fernández destacó que frente al desempleo de los últimos años, de alrededor de 6%, según cifras oficiales, pero mayor entre los egresados de las licenciaturas por la precarización en los puestos y el mercado de trabajo, una carrera técnica universitaria puede ser un medio para que las y los jóvenes “puedan acceder a puestos de trabajo imprescindibles para la industria y la empresa, pero que no están tan competidos en México”.
De manera que hoy la Universidad Iberoamericana Ciudad de México·Tijuana, y el Tecnológico Universitario del Valle de Chalco (que al igual que la IBERO pertenece al Sistema Universitario Jesuita), reafirman formalmente su objetivo “de ofrecer a los sectores populares una alternativa educativa accesible, intensiva, de calidad, fuerte en el componente práctico, que permita a jóvenes y adultos acceder al mercado laboral en menos tiempo y en condiciones suficientemente dignas y decentes”.
Programas de TSU que sin duda satisfagan las necesidades de los sectores productivos y estén orientados al mercado, pero sobre todo contribuyan al empleo digno en México y a superar la precariedad laboral que se ha generado con el modelo económico implementado en los últimos años; además de aportar a la movilidad social de la población económicamente empobrecida, en la actualidad estancada casi completamente en el país.
Retos de los programas de TSU
No obstante sus virtudes, el Rector comentó que la educación técnica superior tiene aún los siguientes retos por superar:
1. Las empresas todavía no tienen el conocimiento suficiente sobre este tipo de carreras o el perfil técnico superior universitario. Por lo cual, no lo ponen en sus organigramas, no dan a los egresados de TSU una retribución congruente con su preparación y más bien los ponen en el conjunto de los empleados de base, por lo que tienden a ser ubicados en puestos que están subretribuidos, es decir, pagados por debajo de lo que debería de ser.
2. Por eso, muchos de los estudiantes y egresados de TSU “piensan que están cursando o han cursado algo menos valioso que una licenciatura o una ingeniería; y esto no es así. Éste es un desafío que tenemos que enfrentar juntos, que es, posicionar en el mercado a los egresados de TSU como personal altamente calificado y probablemente más influyente todavía en los procesos productivos que alguien con licenciatura”.
3. Abrir los estudios de TSU en áreas o campos de las ciencias sociales. Para dar opciones a quienes buscan educarse en derecho, historia, psicología, salud, etcétera. Este reto ya se ha empezado a atender en la IBERO, donde próximamente se abrirá un nuevo programa de TSU, el de ‘Gestión de proyectos sociales’.
4. Seguir trabajando en el fortalecimiento de la calidad de los estudios de TSU y en la difusión de sus potencialidades y alcances. “De suerte que poco a poco vayamos desvaneciendo ese estereotipo de que los estudios técnicos son inferiores a los estudios de las universidades tradicionales”.
Para ello, en la IBERO Ciudad de México y Tijuana y en el Tecnológico Universitario del Valle de Chalco (TUVCH), se están ampliando y fortaleciendo en sus estudiantes de TSU competencias integrales como: manejo de la lengua, redacción, pensamiento matemático, colaboración en equipo, resolución de problemas, razonamiento y pensamiento crítico. “Queremos darles una formación integral, no sólo como técnicos, sino como personas; que fortalezca sus capacidades técnicas pero sin detrimento de su formación intelectual o humana; que les dé conocimientos sólidos para comprender procesos y propicie el desarrollo de habilidades de pensamiento”.
Además, desde que empezaron los programas de TSU en la IBERO al alumnado se le han ofrecido estrategias pedagógicas articuladas que tienen como apoyos: asesorías académicas, tutorías, cursos remediales y apoyo psicológico; junto con la amplia promoción de una oferta cultural y deportiva.
En síntesis, el Rector mencionó que con los programas de TSU la IBERO y el TUVCH responden a las expectativas económicas, sociales, y políticas de los jóvenes del poniente de la Ciudad de México, en el Pueblo de Santa Fe; y del oriente de la Zona Metropolitana del Valle de México, en Chalco y Puebla.
“Queremos con ello contribuir a la superación de la pobreza, al mejoramiento de las condiciones de trabajo y la movilidad social, a impactar en las trayectorias formativas y educativas de los jóvenes. De suerte que contribuyamos a su formación también como ciudadanas y ciudadanos críticos, comprometidos, solidarios y participativos en el desarrollo de su comunidad y del país”.
Por otra parte, los programas de TSU fortalecen la calidad académica y formativa de la IBERO; y sus estudiantes “nos hacen una universidad más pertinente, más plural, más incluyente y más cualificada”.
Democratización del conocimiento
La doctora Adriana Jiménez Romero, coordinadora General del Programa Técnico Superior Universitario de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, añadió que “a cinco años de haber iniciado un proyecto cuyo objetivo es la democratización del conocimiento, mediante programas educativos innovadores y de calidad, hacemos un alto en el camino para historizar el papel y los aportes que estos programas de TSU han logrado.
En un lustro han egresado 265 estudiantes de las carreras de TSU de la IBERO, que actualmente cuentan con 419 alumnos, en programas que “empiezan a ser un referente de equidad y calidad en la formación de técnicos con escolaridad superior, de personas preocupadas no sólo por mejorar sus condiciones de trabajo, sino por aportar proyectos que desde la dimensión social de su profesión puedan transformar la sociedad”.
“Tenemos muchas historias que compartir en este sentido, historias de egresados que ahora son emprendedores de turismo alternativo, de consultorías y apoyo contable a pequeños negocios, de colaboradores en empresas de economía solidaria, de organizaciones no gubernamentales, colectivos y de sociedad civil. También tenemos egresados que ahora ocupan puestos de gerencia media y alta en hoteles, restaurantes, y en empresas de innovación tecnológica”. Después de la celebración por el 5° Aniversario de los programas de TSU, viene el momento de establecer nuevas metas, entre ellas: generar prácticas educativas distintas que favorezcan una cultura de aprendizaje-trabajo, “una cultura más centrada en la persona que en las relaciones de producción. Queremos establecer relaciones de vinculación que promuevan la inserción al mundo laboral bajo principios de horizontalidad y de relaciones simétricas”.
Encuentro de Educación Técnica
El ‘1er. Encuentro de Educación Técnica Superior’ se realizó para conmemorar el 5° Aniversario de los programas de TSU de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México; y quedó enmarcado en la celebración del 75 Aniversario de la IBERO.
Como parte del encuentro se llevaron a cabo una ‘Mesa de diálogo con expertos’, una ‘Mesa de diálogo con empleadores’ y una ‘Mesa de diálogo con egresados’; la ‘EXPO TSU’, en la que se presentaron proyectos escolares y su vinculación con el sector productivo; y se presentó una línea de investigación.
Los cinco programas de TSU que en la actualidad ofrece la IBERO son: Diseño mecánico y manufactura, Hoteles y restaurantes, Producción gráfica, Sistemas administrativos y contables, y Software; cada uno con una colegiatura de cinco pagos al semestre de $894 pesos (precio vigente a Primavera 2018). Mayores informes: Tel. 59 50 40 00, exts. 7483 y 4784; y Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Pero Rendón

volver arriba