Menu
Comunicación social de la UAM, entre las mejores opciones educativas en este campo en México

Comunicación social de la UAM, entr…

Creada en 1974, apenas un...

Empresarios exitosos brindan consejos a jóvenes de la UdeC

Empresarios exitosos brindan consej…

Durante la Semana Cultura...

Participa UABC en Congreso Internacional de Gastroenterología

Participa UABC en Congreso Internac…

Con destacada participaci...

Exposición de la UAM recrea la vida de la generación de 1960

Exposición de la UAM recrea la vida…

Desde un departamento mue...

La UNAM reconocerá a la editora universitaria de la UdeG Sayri Karp por su trayectoria

La UNAM reconocerá a la editora uni…

La maestra Sayri Karp Mit...

Participa universitaria de la UdeC en Coloquio sobre Artes Escénicas, en Veracruz

Participa universitaria de la UdeC …

Adriana León Arana, direc...

IPN enviará brigadas emergentes a Sinaloa

IPN enviará brigadas emergentes a S…

El Instituto Politécnico ...

Egresado de la Ibero trabaja para que la información sea accesible para todos

Egresado de la Ibero trabaja para q…

Una de las misiones que t...

Psicólogo, obligado a abrirse al conocimiento de otras disciplinas: catedrático de la UASLP

Psicólogo, obligado a abrirse al co…

La Facultad de Psicología...

Conmemora UG 48 años la Escuela de Nivel Medio Superior de Salvatierra

Conmemora UG 48 años la Escuela de …

La escuela del Nivel Medi...

Prev Next

Soledad y tristeza en La pérdida de la infancia, exposición en la UAM Destacado

Soledad y tristeza en La pérdida de la infancia, exposición en la UAM UAM

El trabajo infantil, la soledad o la tristeza en contextos que obligan a los menores de edad a crecer rápidamente son motivo de las 19 obras que integran la muestra La pérdida temprana de la infancia, que exhibe el Centro de Difusión Cultural Casa de la Primera Imprenta de América de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).
Creadas por el Colectivo Registro, integrado por docentes y estudiantes de la Licenciatura en Artes Plásticas de la Universidad Autónoma de Sinaloa, las piezas abordan problemáticas que afectan a la niñez mexicana y hacen del arte un crisol de rostros distintos sobre un mismo tema: dejar de ser niños.


La temática de la exposición –que estará abierta hasta el 18 de junio en ese recinto de la Casa abierta al tiempo– discurre sobre ciertos patrones familiares, estructuras, condicionamientos sociales y conductas de aislamiento, abandono del juego e imaginarios en esa etapa de la vida.
En Omisión y Aversión –óleos sobre lienzo– Daniel Moreno retrata a una niña consumida por un entorno que la aleja de la diversión y los mimos, con la idea de reproducir el deseo de ese personaje de transformarse en adulto, así como de generar relatos invisibles sobre una sociedad –incluidos los niños– absorbida por la tecnología y el espectáculo.
La roña, Zapatito blanco y El piso es de lava, collages de Ana María Merino, retoman motivos pueriles y lúdicos que obligan a preguntar: “¿en qué momento dejamos de jugar para convertirnos en adultos?”.
La explotación laboral de que es objeto ese sector de la población en el campo, la fábrica o el hogar; el paso a la edad madura; el aislamiento, la tristeza y el confinamiento son también parte de la iconografía de la muestra, que hace cavilar sobre el derecho de los menores a crecer en un entorno de protección.
A partir del dibujo, el óleo sobre tela y la técnica mixta –en soportes y materiales diversos– Merino, Moreno, Carmen Torres, Gloria Sandira Castro, Diego Torres y Francisco Jr. Ortiz ofrecen una perspectiva para visibilizar tales asuntos en sus distintas expresiones, en un proceso creativo que duró alrededor de tres meses.
Castro, expositora y docente de la citada Licenciatura, indicó en entrevista que el proyecto inició con una lluvia de ideas para compartir inquietudes y experiencias que dieron como resultado una propuesta colectiva, cuyos propósitos fueron el abordaje de situaciones invisibles que impactan de manera negativa en los infantes y la convivencia social. Cada autor planteó una mirada particular, pero todos se involucraron de manera directa en el proceso.

Redacción Campus

volver arriba