Menu
Consolida UNAM sus lazos de colaboración con la universidad de Indiana, Estados Unidos

Consolida UNAM sus lazos de colabor…

Con el objetivo de increm...

Cerebro, diseñado para la felicidad, no para el sufrimiento: Experto en la UdeC

Cerebro, diseñado para la felicidad…

El doctor en Neurociencia...

Participa universitario de UdeC en Conversatorio para el Análisis del Sistema Nacional de Ciencia

Participa universitario de UdeC en …

“Cuando nos preguntemos s...

ICO de la UASLP lanzó la convocatoria del Premio “instrumentación y electrónica 2019” Gustavo del Castillo y Gama

ICO de la UASLP lanzó la convocator…

Con el propósito de recon...

Investigación de la UNAM revela dos siglos de resistencia indígena pacífica ante la cristianización

Investigación de la UNAM revela dos…

Indígenas coras, huichole...

Todo listo para el XIX Congreso Internacional de Medicina de la UASLP

Todo listo para el XIX Congreso Int…

Estudiantes del 5to año d...

Conoce junta española proyectos e instalaciones de la UdeC, en Tecomán

Conoce junta española proyectos e i…

Una delegación española d...

Diseña IPN plan para rescatar  humedales afectados por contaminación

Diseña IPN plan para rescatar hume…

Investigadores del Instit...

Egresadas de la UG realizan una guía alimenticia para estudiantes extranjeros en Portugal

Egresadas de la UG realizan una guí…

Dos egresadas de la Licen...

Realiza Bachillerato 9 de la UdeC mesa de diálogo por el Día Internacional de la Mujer

Realiza Bachillerato 9 de la UdeC m…

Para cerrar las actividad...

Prev Next

Regla de tres 755 Destacado

Grupos políticos e idológicos operaron durante la reciente elección de rector para la UACM. Grupos políticos e idológicos operaron durante la reciente elección de rector para la UACM. Especial

Complicado proceso. Como ha sido desde su fundación, en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) los grupos políticos e ideológicos han tenido incidencia directa en la toma de decisiones y en la elección y destitución de sus autoridades. Y es que esa ha sido su naturaleza desde un inicio. No se concibió con el mismo espíritu y objetivos que las universidades públicas estatales y federales que ya existían en el mapa de la educación superior. En este caso, su conformación se debió más a un capricho político para justificar el rumbo de un gobierno local que le apostó a una institución que no ha rendido ni siquiera los resultados esperados.



Presión ante todo.  El reciente proceso para elegir al rector de la UACM para el periodo 2018-2022 fue otro episodio en el que estos actores que se enquistaron desde un inicio, operaron para que quedara la autoridad que les garantizara conservar sus privilegios y no modificara en lo absoluto el estatus académico y de gestión con el que se mueve esta universidad. Si no, recordemos la suerte que sufrió la exrectora Esther Orozco cuando quiso impulsar modificaciones para buscar la mejora de los procesos académicos. Ahora el rector electo, Galdino Morán López no era el favorito de quienes tienen la fuerza al interior de la UACM y buscaron, hasta lo último, favorecer y colocar a cualquiera de las otras dos candidatas al cargo, quienes eran más afines a sus pretensiones políticas.

Un ejemplo basta.  Antes de la elección, la Quinta Sesión Extraordinaria del Consejo Universitario de la UACM, en la que se votaba por el sustituto de Hugo Aboites, el rector saliente, n grupo de estudiantes reventó la sesión porque la votación, al parecer, no favorecía a Tania Hogla Rodríguez, quien en sus redes sociales hacia abierto proselitismo por los candidatos del llamado Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y presentaba al modelo académico de la UACM como uno de los logros más importantes en la capital del país, a pesar de lo que a todas luces se sabe, y que tiene que ver con la deficiente eficiencia terminal y los escasos egresados de esta institución que optó por convertirse en un ente más encaminado a la estrategia electoral.

Negociar con los mismos.  Ahora, el rector electo deberá negociar con estos grupos si es que quiere cuando menos concluir su gestión de cuatro años sin mayores sobresaltos. Sabe que no se quedarán con los brazos cruzados y lo van a presionar mediante la vía sindical porque este es uno de los temas más delicados para la nueva administración de la UACM. Los sueldos y las prestaciones que se reciben en esa universidad están muy por encima de las capacidades financieras con las que operan otras instituciones de sobrada calidad y comprobados resultados. Además, Galdino Morán López tiene que darle espacios de poder y operación a estos grupos o de lo contrario, en menos de un año, veremos problemas de ingobernabilidad en la institución, paros, marchas o alguna otra medida que ponga en riesgo este nuevo proceso académico que se quiere consolidar en esta casa de estudios.

Apuestan por continuidad.  En la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), la apuesta parece ser por la continuidad del proyecto encabezado por el actual rector, Rogelio Garza Rivera. Es casi un hecho que estará en el cargo un periodo más, luego de concluir su gestión 2015-2018. La Junta de Gobierno de la UANL publicó ya la convocatoria para elegir al rector, adelantándose a la costumbre de llamar en septiembre y elegir en octubre. Garza Rivera ya se registró y seguro que la decisión de los integrantes de la Junta le va a favorecer, así que cualquier otro aspirante inscrito será anécdota o simplemente validará un proceso que ya está decidido en teoría y solo falta que se cumplan las fechas que marca el calendario y la legislación universitaria de la UANL para que se concrete la estancia de Garza Rivera en la rectoría hasta 2021.

Avanza la solución.  Desde que se dio a conocer el problema financiero que enfrentan algunas universidades públicas estatales, y lo cual les impide principalmente cumplir con sus compromisos salariales y de operatividad en todos sus campi, la Subsecretaría de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública (SEP) no ha parado de trabajar y consultar todo lo referente al tema para avanzar en  esa estrategia para respaldar a las instituciones de educación superior, que en breve se va a presentar. Las universidades que tienen este tipo de inconvenientes económicos también han trabajado a marchas forzadas y mantienen contacto estrecho con las autoridades educativas para afrontar este asunto. Una agenda que ha funcionado y que dentro de los próximos días dará resultados tangibles.

¿Será por eso?   Dentro de esas medidas en las que trabajan tanto autoridades como instituciones, se ha hecho un firme compromiso para reforzar las medidas de austeridad para asignar los recursos de acuerdo a las prioridades académicas que garanticen el funcionamiento de las universidades y la calidad de los programas que imparten a cientos de estudiantes. El caso de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEMOR) fue uno de los más complicados en los últimos años. Porque el activismo del exrector y hoy candidato al gobierno de la entidad, fue mucho más persistente y notorio que su interés por mejorar las finanzas de la institución, sobre todo, sabedor de los problemas económicos que aquejaban a la universidad. Las organizaciones sindicales de la UAEMOR lo plantearon en reiteradas ocasiones. Había sueldos y cargos que ganaban cifras que no tenían relación con las limitaciones presupuestales que alegaba Vera Jiménez en varios foros. Cuestionaba la falta de ingresos de parte de las autoridades educativas tanto de la Federación como del gobernador, Graco Jiménez, pero la austeridad nunca se ajustó a estas demandas.

Cambios notorios.   Ahora, con la llegada de Gustavo Urquiza Beltrán a la rectoría de la UAEMOR, apenas hace unos meses, uno de los damnificados por los cambios en la administración universitaria y en la gestión que se quiere comenzar, es Javier Sicilia, uno de los personajes más identificados con el rector Vera Jiménez, y quien fungía como Coordinador de Comunicación Social de la universidad. En una extensa carta, se dijo indignado por el trato que le dio el actual rector, quien nunca le comunicó de viva voz que no seguiría en el cargo. Además, lo acusa de ser, de los aspirantes a la rectoría que buscaron el cargo, el más manipulable y el menos independiente. Con esa misiva anuncia su renuncia y su separación de la institución de la que recibió muchos recursos en los últimos años. Veremos si este movimiento no sacude a las conciencias políticamente correctas de la UAEMOR y presionan a Urquiza Beltrán para que recule o en su caso, deje intocables muchos privilegios que hay aún dentro de la institución morelense.

Carlos Reyes

Modificado por última vez enMiércoles, 23 Mayo 2018 22:16
Más en esta categoría: « Regla de tres 725 Regla de tres 757 »
volver arriba