Menu
Comunicación social de la UAM, entre las mejores opciones educativas en este campo en México

Comunicación social de la UAM, entr…

Creada en 1974, apenas un...

Empresarios exitosos brindan consejos a jóvenes de la UdeC

Empresarios exitosos brindan consej…

Durante la Semana Cultura...

Participa UABC en Congreso Internacional de Gastroenterología

Participa UABC en Congreso Internac…

Con destacada participaci...

Exposición de la UAM recrea la vida de la generación de 1960

Exposición de la UAM recrea la vida…

Desde un departamento mue...

La UNAM reconocerá a la editora universitaria de la UdeG Sayri Karp por su trayectoria

La UNAM reconocerá a la editora uni…

La maestra Sayri Karp Mit...

Participa universitaria de la UdeC en Coloquio sobre Artes Escénicas, en Veracruz

Participa universitaria de la UdeC …

Adriana León Arana, direc...

IPN enviará brigadas emergentes a Sinaloa

IPN enviará brigadas emergentes a S…

El Instituto Politécnico ...

Egresado de la Ibero trabaja para que la información sea accesible para todos

Egresado de la Ibero trabaja para q…

Una de las misiones que t...

Psicólogo, obligado a abrirse al conocimiento de otras disciplinas: catedrático de la UASLP

Psicólogo, obligado a abrirse al co…

La Facultad de Psicología...

Conmemora UG 48 años la Escuela de Nivel Medio Superior de Salvatierra

Conmemora UG 48 años la Escuela de …

La escuela del Nivel Medi...

Prev Next

La imagen estenopeica, otra forma de contar historias en la UAM Destacado

La imagen estenopeica, otra forma de contar historias en la UAM UAM

Ruinas, construcciones, árboles, esteros, celajes y otros motivos urbanos plasmados en paisajes destacan por el color y el detalle y permiten una mirada a la naturaleza edilicia y al entorno en Arquitectura con vista estenopeica, que también muestra la relación intrínseca entre la práctica visual y el modo de ver.
En la exposición conviven el Palacio de Bellas Artes, la Torre Latinoamericana, un perro, un río, un elefante de circo o un inmueble destruido capturados por Lorena Alcaraz, Lorenzo Armendáriz, Byron Bruchi, Marco Antonio Cruz, Patricia Lagarde, Francisco Mata Rosas, Elsa Medina, Gerardo Suter y Antonio Turok, artistas de la lente que exploran las posibilidades expresivas de la cámara estenopeica, una de las primeras y más sencillas técnicas de la fotografía.


Basada en procesos fotoquímicos y físicos, se manifiesta sin embargo como un género único de carácter rústico que facilita a curiosos y profesionales examinar el mundo desde un estenopo o pequeño agujero –casi siempre de aluminio– que permite el ingreso de luz y forma las imágenes.
En la exhibición –instalada hasta el próximo 29 de junio en la Sala de Exposiciones de la Unidad Cuajimalpa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM)– los integrantes del Sistema Nacional de Creadores de Arte se aproximan a la disciplina sin artificios, a través de cuadros llanos que encuentran su dimensión creativa en cajas de cartón o madera y otros objetos de uso común.
Las impresiones –elaboradas cuidadosamente a partir de escaneos digitales– se producen en un medio donde la inmaterialidad de ese arte es la manera habitual de consumir iconografías y los autores convierten o transmutan una antigua concepción de crear redes y comunicar.
Mata Rosas, coordinador general de Difusión de la Casa abierta al tiempo, sostiene que ahora –más que nunca– se vuelve necesario repensar los orígenes y reconocer técnicas y procesos para entender que las estéticas de la imagen fotográfica son más que una App o un filtro.
Esto lleva a “reflexionar sobre el hecho de que cada estilo de capturar el mundo lleva consigo –en la forma del metadata– un momento tecnológico preciso, un ambiente cultural, una ideología y desde luego un contexto político-económico”, agregó el fotoperiodista.
El género estenopeico es como un hoyo negro que “nos comunica con distintas épocas y transporta a otras dimensiones espaciotemporales; es además un sendero que intersecta con los orígenes mismos de la civilización y conduce la fotografía del futuro en un viaje a través de la capacidad humana de contar historias”.
La muestra es un periplo “a la velocidad de la luz entendida desde la antifísica, la alquimia, el azar, la armoniosa reunión de procesos de distintas épocas o desde la siempre curiosa mirada de los fotógrafos, que aprovechamos cualquier oportunidad para decir: así lo veo o así lo viajo.
“Vivimos otra vez un momento de reensamble, convergencia y redefiniciones sociales y culturales”, como revela este trabajo, “ya que con cámaras artesanales –producto de otra tecnología– eficaces, seductoras, misteriosas e inquietantes, la inmediatez de la imagen prevalece”, afirmó.

Redacción Campus

volver arriba