Menu
Comunicación social de la UAM, entre las mejores opciones educativas en este campo en México

Comunicación social de la UAM, entr…

Creada en 1974, apenas un...

Empresarios exitosos brindan consejos a jóvenes de la UdeC

Empresarios exitosos brindan consej…

Durante la Semana Cultura...

Participa UABC en Congreso Internacional de Gastroenterología

Participa UABC en Congreso Internac…

Con destacada participaci...

Exposición de la UAM recrea la vida de la generación de 1960

Exposición de la UAM recrea la vida…

Desde un departamento mue...

La UNAM reconocerá a la editora universitaria de la UdeG Sayri Karp por su trayectoria

La UNAM reconocerá a la editora uni…

La maestra Sayri Karp Mit...

Participa universitaria de la UdeC en Coloquio sobre Artes Escénicas, en Veracruz

Participa universitaria de la UdeC …

Adriana León Arana, direc...

IPN enviará brigadas emergentes a Sinaloa

IPN enviará brigadas emergentes a S…

El Instituto Politécnico ...

Egresado de la Ibero trabaja para que la información sea accesible para todos

Egresado de la Ibero trabaja para q…

Una de las misiones que t...

Psicólogo, obligado a abrirse al conocimiento de otras disciplinas: catedrático de la UASLP

Psicólogo, obligado a abrirse al co…

La Facultad de Psicología...

Conmemora UG 48 años la Escuela de Nivel Medio Superior de Salvatierra

Conmemora UG 48 años la Escuela de …

La escuela del Nivel Medi...

Prev Next

Cómo enamorar a una chica punk Destacado

Elle Fanning y Alex Sharpe protagonizan esta adaptación al libro de Neil Gaiman. Elle Fanning y Alex Sharpe protagonizan esta adaptación al libro de Neil Gaiman. Especial

Neil Gaiman es uno de los autores más adaptados y leídos de la actualidad. Pero quizás es el espectro y temática de su obra lo que hace que muchos cineastas eviten sus textos debido a la dificultad de traerlos a otro lenguaje y medio. Y eso sucede en el caso de Cómo enamorar a una chica punk (How to talk to girls at parties), la más reciente adapatación del director John Cameron Mitchell.
Nominada al Queer Palm en Cannes,  cómo enamorar a una chica punk se enfoca en los días de Enn (Alex Sharpe) y su grupo de amigos sobreviviendo la juventud en el contexto suburbano de Croydon, Inglaterra, intentando conquistar chicas y oyendo punk. Junto a Vic (Abraham Lewis) y John (Ethan Lawrence), Enn está en un momento de descubrimiento y definiciones, cuestionando el sistema y el confirmismo, listos para conquistar el mundo.


Como es su costumbre, acuden a un show local organizado por Queen Boadicea (Nicole Kidman), quien intenta convencer a un ejecutivo de contratar al grupo de esa noche. Enn y sus amigos intentan hablar con las chicas de esa noche, pero como suele sucederles, fracasan en el intento. Es así que los tres amigos se dirigen a sus casas después del concierto. En el camino, escuchan una música que les parece familiar y la siguen hasta una casa.
Ahí, son recibidos por lo que parece ser un culto de artistas contemporáneos que realizan extraños rituales y tradiciones. Pero es cuando Enn conoce a la peculiar Zan (Elle Fanning), se da cuenta que hay algo más detrás de ello: ella asegura que se trata de un grupo de alienígenas que ha llegado a la tierra de visita. Zan está ella misma en un proceso de crecimiento, cuestionando por primera vez las tradiciones de su colonia. Es así que, en lugar de acompañar en el tour a los padres/maestros, recibe una especie de permiso de 48 horas para hacer lo que le plazca. Zan y Enn tienen entonces un fugaz romance, conociéndose a profundidad y descubriendo sus cuerpos.
A través del punk y un genuino interés mutuo, surge una relación orgánica y linda, que se convierte en una razón para que ambos luchen contra lo que quiere separarlos.
Cómo enamorar a una chica punk es emotiva en un principio, se presenta como una historia de descubrimiento espiritual y emocional, y se torna poco a poco en una plasta de géneros y clichés. John Cameron Mitchell, quien recibe una invitación a Cannes haga lo que haga, parece que sí tiene control del material en un principio, logrando que el tema central se transmita a través de los personajes y sus dinámicas. Pero esa transición no es sencilla cuando se quiere mezclar lenguajes tan opuestos.
Cabe destacar que las actuaciones son más que notables. Desde Nicole Kidman como la indomable reina del punk local, hasta la química entre Enn y Zen, quienes encuentran una conexión duradera en la pantalla. Sin embargo, eso palidece entre una dirección descuidada y dispareja.  

Salvador Medina

volver arriba