Menu
Comunicación social de la UAM, entre las mejores opciones educativas en este campo en México

Comunicación social de la UAM, entr…

Creada en 1974, apenas un...

Empresarios exitosos brindan consejos a jóvenes de la UdeC

Empresarios exitosos brindan consej…

Durante la Semana Cultura...

Participa UABC en Congreso Internacional de Gastroenterología

Participa UABC en Congreso Internac…

Con destacada participaci...

Exposición de la UAM recrea la vida de la generación de 1960

Exposición de la UAM recrea la vida…

Desde un departamento mue...

La UNAM reconocerá a la editora universitaria de la UdeG Sayri Karp por su trayectoria

La UNAM reconocerá a la editora uni…

La maestra Sayri Karp Mit...

Participa universitaria de la UdeC en Coloquio sobre Artes Escénicas, en Veracruz

Participa universitaria de la UdeC …

Adriana León Arana, direc...

IPN enviará brigadas emergentes a Sinaloa

IPN enviará brigadas emergentes a S…

El Instituto Politécnico ...

Egresado de la Ibero trabaja para que la información sea accesible para todos

Egresado de la Ibero trabaja para q…

Una de las misiones que t...

Psicólogo, obligado a abrirse al conocimiento de otras disciplinas: catedrático de la UASLP

Psicólogo, obligado a abrirse al co…

La Facultad de Psicología...

Conmemora UG 48 años la Escuela de Nivel Medio Superior de Salvatierra

Conmemora UG 48 años la Escuela de …

La escuela del Nivel Medi...

Prev Next

Crean en IPN plataforma de apoyo al Síndrome de Williams Destacado

Crean en IPN plataforma de apoyo al Síndrome de Williams IPN

Estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) diseñaron HEWI, una plataforma educativa, informativa y experimental que tiene la misión de mejorar las habilidades atencionales y visoespaciales de los pacientes con Síndrome de Williams, enfermedad catalogada como rara (1 de cada 20 mil habitantes) en la que se carece del gen que produce la elastina, lo que ocasiona el estrechamiento de los vasos sanguíneos, piel y articulaciones.
El perfil cognitivo de los pacientes con esta enfermedad presenta déficit visoespacial, capacidad de representar y manejar mentalmente objetos en dos dimensiones, lo que contrasta con las relativamente bien conservadas habilidades lingüísticas.
Por esa razón, el sistema desarrollado por alumnos del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos  CECyT 9 “Juan de Dios Bátiz” sirve como un instrumento virtual para la intervención neuropsicológica para la mejora de las habilidades atencionales y visoespaciales, además de ser un espacio de convocatoria para protocolos de investigación, así como brindar información a los padres. La plataforma cuenta con las funcionalidades para gestionar el diagnóstico y agendar citas con los pacientes del terapeuta.


Además proporciona una serie de actividades visoespaciales y de atención, por ejemplo, a la hora de estacionar un vehículo se controla el espacio entre éste y los obstáculos alrededor, también al imaginar un sitio, una dirección y al girar objetos mentalmente, explicaron los creadores de HEWI, Andrés López Esquivel, Brayan Omar Bueno Rosas, Ian Axel Cuevas Olvera, Alma Angélica Gómez Alonzo y María Fernanda Miranda Sánchez.
El programa diseñado por los estudiantes politécnicos es el primer software en México para apoyar el tratamiento del Síndrome de Williams, mediante una estrategia didáctica basada en las actividades cognitivas, que reduce el uso de recursos para el tratamiento y permite una mayor eficiencia en la aplicación de las actividades.
“Nuestra app está supervisada por el maestro en neuropsicología Carlos Alberto Serrano Juárez, quien está detrás de toda la investigación y fundamento teórico del tratamiento de este síndrome”, mencionó Cuevas Olvera.
El Síndrome de Williams se presenta cuando existe una alteración cromosómica en la que por una deleción en el segmento del cromosoma 7 (7q11.23), se provoca una pérdida de 24-26 genes.
Los niños que padecen esta enfermedad presentan puente nasal aplanado con una punta bulbosa, boca grande con un labio inferior ancho y evertido, mejillas rellenas, edema periorbitario, epicanto y, a menudo, iris estelar. Con la edad, la cara se hace más estrecha y los rasgos más prominentes.
A nivel cognitivo conductual los pacientes muestran discapacidad intelectual leve a moderada con graves alteraciones visoespaciales, atención y funcionamiento ejecutivo; además presentan altos niveles de ansiedad y trastorno por déficit con hiperactividad.

Redacción Campus

volver arriba