Menu
RSS
Combate IPN malware con laboratorio de ciberseguridad

Combate IPN malware con laboratorio…

El crecimiento de las ame...

¿Libro impreso o electrónico? Lo importante es el contenido: Investigadora de la UNAM

¿Libro impreso o electrónico? Lo im…

De acuerdo con la Encuest...

La UASLP invita al XIX Congreso Internacional de Medicina Crítica

La UASLP invita al XIX Congreso Int…

Estudiantes del 5to año d...

La UAM llama al Situam a valorar propuestas para concluir la huelga

La UAM llama al Situam a valorar pr…

La representación legal d...

Autonomía ha permitido a la Facultad de Odontología definir su transformación: Enrique Graue

Autonomía ha permitido a la Faculta…

En 115 años de una muy pr...

Se posiciona Preparatoria Flores Magón de la UAS entre las mejores por sus resultados en justas académicas

Se posiciona Preparatoria Flores Ma…

La Preparatoria Hermanos ...

La Unison reanuda sus actividades académicas: se prepara para concluir el semestre

La Unison reanuda sus actividades a…

La Universidad de Sonora ...

Inauguran ‘Nextía’ 1er. Festival regional de filosofía y arte en la UAQ

Inauguran ‘Nextía’ 1er. Festival re…

El Colectivo NEXTÍA, conf...

Vivir en la frontera facilita el emprendimiento, Congreso ICSB en Cetys

Vivir en la frontera facilita el em…

 “La frontera con EUA y B...

Avalan calidad de Licenciatura en Enseñanza de Lenguas en la UABC

Avalan calidad de Licenciatura en E…

La Licenciatura en Enseña...

Prev Next

Educación superior para el próximo gobierno Destacado

Educación superior para el próximo gobierno

1.La universidad en México tiene casi cinco siglos de haber sido fundada. En el Siglo pasado, el Estado fue creando un sistema de educación superior en el que la universidad pública tuvo la capacidad de mantenerse adoptando innovaciones en su organización, ajustándose a los tiempos del país, Como parte de dicho sistema cada una de nuestras universidades tiene una historia que contar.
El auge de la ciencia, las humanidades y el desarrollo de las tecnologías de la información han tenido mucho que ver con sus transformaciones, tamaño e importancia para el desarrollo de la nación. Y en pleno Siglo XXI, las universidades públicas jugarán un papel notable desde tres perspectivas: la producción de conocimiento, que auxiliará a plantear soluciones a los grandes problemas nacionales, la creación de cultura científica, artística y ciudadana y, finalmente, la formación de las nuevas generaciones de científicos y cuadros profesionales para hacer y dirigir las tareas pertinentes a las necesidades sociales no resueltas.


En suma, y esto lo hemos dicho desde hace años, entramos a un período en el que la universidad tendrá que ir a la sociedad y la sociedad a la universidad. La universidad requerirá tener presencia en la esfera pública como agente convocante de los actores que realicen proyectos de cambio y como instancia convocada por dichos actores para contribuir al cambio de la sociedad.  
Esto último, me parece, es una tesis general que ha quedado expuesta en las grandes reuniones de rectores tenidas recientemente, en Ciudad de México, organizada  por la UDUAL, en Salamanca, con motivo de los 800 años de vida de la Universidad y en Córdoba, Argentina, donde se acaba de llevar a cabo la Conferencia Regional de Educación Superior. Evidentemente, a los universitarios nos tocará cambiar la casa, sin maltratar el mobiliario que sale o el que entra. En esto vamos a estar en los próximos años.
2. Hay una sugerencia que se ha hecho, también desde hace tiempo. En un contexto de decaimiento moral, como pasa en México, es de la mayor prioridad que los estudiantes, desde el bachillerato, y luego en la licenciatura, reciban conocimientos de las humanidades y las ciencias sociales, para que cada quien tenga la posibilidad de contar con capacidades para construir su vida. La enseñanza de las humanidades no solo ayuda a elegir carrera, sino que al concluir la licenciatura los egresados tengan capital cultural para entrar al ámbito laboral.
A los padres de los estudiantes les preocupa que al salir de la universidad sus hijos encuentren trabajo. Sí ya tienen alguna experiencia, conexiones y cultura van a poder hacerlo de una mejor manera, siempre que el mercado laboral tenga una mayor dinámica.
3. ¿Se arreglará el problema financiero de una decena de universidades públicas que entraron en quiebra técnica? Dos cuestiones tienen que ser resueltas: que el financiamiento sea suficiente y oportuno, y que el problema de las jubilaciones retrasadas tenga una salida. Amén de que, internamente, los gobiernos universitarios suspendan una serie de privilegios de los que goza una parte de la burocracia, y que se haga un uso más adecuado de los recursos públicos.
El problema de los recursos es fundamental porque tiene que ver con sectores del gobierno que incluyen a la Secretaria de Hacienda. Parece mentira, pero esta Secretaria define muchas políticas de las universidades, con su estilo propio, que normalmente hace más difícil la tramitología universitaria. Sería muy importante que el nuevo gobierno reciba a las instituciones de educación superior con finanzas más sanas y que garantice la plena autonomía.
4. Asimismo, como se enfatizó en Córdoba hace unas semanas, se requiere restar  importancia a la idea de que el conocimiento sólo tiene sentido por su relación con el mercado. El beneficio de la educación no se alcanza exclusivamente de esta manera, como todo mundo sabe. Pero hay que recalcarlo.
Será importante que el nuevo gobierno federal gane legitimidad considerando que la educación superior no es un gasto, cuando en realidad es una de las mejores inversiones que puede hacer un país como el nuestro en este momento. Un punto será el logro de mayores grados de equidad. Los jóvenes lo necesitan y lo van a agradecer, junto con la ampliación de la cobertura y la inauguración de las universidades e instituciones que hagan falta. Así como, dar condiciones a las nuevas instituciones para que puedan realizar bien sus tareas, ganar prestigio, canalizar demanda, y evaluarlas con indicadores de desarrollo que estén asociados a la lógica educativa.
5. Ya que los funcionarios del próximo gobierno están preocupados con la evaluación del desempeño, bien harían en revisar los análisis hechos en la academia, porque hay consenso en sus efectos negativos. El juicio basado en resultados numéricos no se asocia necesariamente con la originalidad, la creatividad y el impacto intelectual y social de los productos científicos.  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

UNAM. Seminario de Educación Superior, IIS. Profesor de la FCPS.

volver arriba