Menu
La Red de Innovación Educativa 360 formalizará sus trabajos próximamente con participación de la UAM

La Red de Innovación Educativa 360 …

La Red de Innovación Educ...

Arreola habría hecho maravillas en el mundo de las redes sociales: Conversatorio en la UAM

Arreola habría hecho maravillas en …

Como poeta Juan José Arre...

Festeja UdeC 39 años de enseñanza de las Ciencias Políticas y Sociales

Festeja UdeC 39 años de enseñanza d…

La Facultad de Ciencias P...

Presentarán alrededor de 200 proyectos durante la Expo Ciencia y Tecnología 2018 en la UABC

Presentarán alrededor de 200 proyec…

Las facultades de Ciencia...

La universidad es toral para la resolución de conflictos: Directora de la DCBS de la UAM

La universidad es toral para la res…

En México, la educación s...

Preparan Festival Internacional de la Guitarra en la UdeG

Preparan Festival Internacional de …

Con la presencia de guita...

Para evitar rezago, reprobación y deserción escolar el IPN fortalece sus programas tutoriales

Para evitar rezago, reprobación y d…

Para evitar el rezago, la...

Hoy inicia VI Taller “Colima de Geometría” en la UdeC

Hoy inicia VI Taller “Colima de Geo…

Este martes darán inicio ...

Participan investigadores de la UABC en Red de Investigación en la Surgencia del Caribe

Participan investigadores de la UAB…

La mayor parte de la prod...

La UdeG cuenta con la máquina de cómputo más potente y rápida de México, y la cuarta en América Latina

La UdeG cuenta con la máquina de có…

Se trata del Centro de An...

Prev Next

Regla de tres 763 Destacado

Regla de tres 763

Tiempos claros. Ahora que la congruencia en el ámbito político y social, y hasta académico, no anda con buen estado de salud; cuando lo políticamente correcto es la voz de un grupo, que un día enarbolan la democracia como bandera de lucha y al día siguiente, porque así conviene a sus intereses y a su visión, golpea a las mismas instituciones, vale la pena resaltar los gestos, las acciones y las actitudes de quienes se colocan por encima de esa nueva forma de entender la realidad y los tiempos actuales. Y no porque sea meritorio en sí mismo, sino porque habla de la calidad personal y la capacidad de entender las circunstancias y el tacto que debe tenerse cuando la historia coloca a cada quien en el lado correcto.



Ejemplo muy marcado. Como se sabe, el pasado 6 de julio falleció, en tierras sinaloenses, el exgobernador Antonio Toledo Corro, quien fue gobernador durante el periodo de 1981 a 1986. Como miembro del Partido Revolucionario Institucional, los dirigentes estatales de este organismo político y varios personajes de la sociedad de aquel estado le rindieron homenaje en el Palacio de Gobierno, en el que estuvieron presentes exfuncionarios y exgobernadores. Aunque intentaron convencerlo de mil y un maneras, el rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), Juan Eulogio Guerra Liera no acudió al evento y tampoco montó la guardia de honor que muchos le recomendaran hiciera como gesto de respeto al fallecido.

Congruencia ante todo. Sin embargo, el encargado de la UAS desistió el ofrecimiento. Porque la relación de Toledo Corro con la Casa Rosalina no fue la mejor durante su mandato como gobernador. Como es sabido, y lo vivieron quienes son parte de esa generación, el exgobernador confrontó a la comunidad universitaria desde muchos frentes y nunca le brindó apoyo moral ni financieramente como lo requería la Autónoma de Sinaloa. Fue en esta época donde se crea la Universidad de Occidente, hoy ya con autonomía, como contrapeso político, como un castigo y escarmiento para quienes alzaron la voz al interior de la UAS. Fue en estos mismos años cuando una serie de órdenes de aprehensión contra dirigentes universitarios se instituyó como otra de sus políticas de cerrazón con las que tejió su relación con la institución universitaria.

Registrado en la historia. Basta recordar que desde su toma de posesión advirtió hacia dónde iba a dirigir sus esfuerzos. Con un proyecto de ley para crear escuelas preparatorias que no estuvieran administradas por la UAS, y la petición no muy cortés de ceder las que ya eran operadas por la Universidad, Toledo Corro apuntó hacia el desmantelamiento gradual de la máxima casa de estudios de Sinaloa, entonces dirigida en aquellos años por Jorge Medina Viedas. Y todo porque desde ahí surgieron y se mantuvieron muchas voces críticas que siempre cuestionaron su política educativa, su poco tacto para garantizar los derechos humanos en el estado, así como el incremento de la violencia en la entidad durante su gobierno. Afortunadamente, la lucha universitaria no cejó a pesar de que Toledo Corro retenía el subsidio y con ello afectaba el pago de la nómina y otras funciones. Por eso la ausencia del hoy rector, Juan Eulogio Guerra Liera, fue bien vista por la comunidad universitaria. Un gesto que habla de quien guarda absoluto respeto por la autonomía y la historia de una institución universitaria.

Reconocimiento abierto. Y es que, vale decirlo también, Guerra Liera es de las voces que ha sido más crítica de las políticas actuales de financiamiento, y ha cuestionado siempre las propuestas y proyectos que no se ajustan a la realidad que viven las instituciones de educación superior en todo el país en los últimos años. Eso le ha generado un respaldo y una legitimidad en la comunidad universitaria, y en el seno de la propia Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies), donde también ha estado presente para gestionar, negociar y proponer el rumbo que deben seguir las universidades en tiempos complejos y raros. Tiempos en los que es más fácil fijar coincidencias, no muy convencidas, con la mayoría que lleva la voz cantante, que criticar y defender la libertad de discernir y opinar distinto.

Una pregunta. Por cierto, hablando de cuestionar, vale la pena mirar hacia el intercambio estudiantil que en los últimos años se incrementó de manera considerable gracias al proceso de internacionalización que impulsaron las universidades e instituciones de educación superior. Tan solo en 2017, más de cinco mil jóvenes mexicanos participaron en proyectos de movilidad en Estados Unidos. En programas de posgrado, actualmente hay 16 mil 835 estudiantes mexicanos en aquel país ye n Canadá. Una tendencia que no se ha modificado a pesar de los cambios que en muchos espacios se han registrado en los vecinos del norte. Lo lógico sería que este intercambio se fortalezca en beneficio de miles de jóvenes, pero hasta la fecha no sabemos a ciencia cierta, cuál es el futuro de estas iniciativas, debido a que las prioridades, por el momento, en materia de educación superior apuntan hacia otros derroteros.

Se complican solos. El asunto financiero en la Universidad Michoacana San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), se lo aseguro, se va a complicar en los próximos meses, y podría un antecedente muy riesgoso para la autonomía de las instituciones públicas del país. En principio, el rector Medardo Serna González gestionó recursos ante las actuales autoridades educativas, encabezadas por Otto Granados Roldán, Secretario de Educación Pública, y Rodolfo Tuirán Gutiérrez, Subsecretario de Educación Superior. Sin embargo las limitaciones presupuestales no permitieron mucho margen y se optó por diseñar un modelo de financiamiento alternativo bajo el cual apoyar a las universidades con mayores problemas económicos. En eso iba el asunto, y hasta donde se sabe, no había cambiado mucho la intención. Pero el rector de la UMSNH, como medida de presión, ha enrarecido el ambiente y el tema.

Nuevos aliados. Primero, se acercó a la dirigencia del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en el estado, para gestionar, mediante ellos, los recursos que le hacen falta a la universidad. No hubo ningún acuerdo. Solo compromisos de palabra. Pero sí dijo el rector de la UMSNH que ese partido era ahora un aliado y era tiempo de buscar nuevos actores que tuvieran, ellos sí, capacidad de decidir en estos temas. Semanas después, Serna Gonzáles buscó un acercamiento con el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, para pedirle mayor apoyo para el rescate de la universidad michoacana pero no se ha dado por cuestión de agendas. Y sin más, el rector ya habla de lo complejo que se tornará la relación con el gobernador del estado, debido a su reunión con líderes del citado partido político. Descartó revanchas, pero desde ahora ya tiene pretexto en caso de no concretar el apoyo financiero.

Otro caso de cerca. Donde hay que poner lupa también es en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) donde se espera en los próximos días la resolución. Si la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determina que, en efecto, las autoridades estatales sí pueden nombrar a un contralor interno que operará en la casa de estudios hidalguense, se podría venir lo peor. Porque la persona que sea elegida para intervenir en las finanzas rompería por completo con la autonomía de las instituciones. Veremos de qué forma opera el factor político en este caso. Porque como es sabido, Gerardo Sosa Castelán, exrector de la UAEH, se maneja ahora con la bandera de Morena, así como la dirigente sindical de esa casa de estudios. Y si la SCJN se define por aceptar lo del contralor interno, seguro que la persona que llegue al cargo deberá estar en consonancia con quienes mueven los hilos en esa universidad. Prácticas, a final de cuentas, que no deben prevalecer.

La primera sucesión. En la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED) se va a dar, en los próximos meses, la sucesión del rector Oscar Erasmo Návar García. Va a ser el primer movimiento que se da en las instituciones públicas de educación superior en el nuevo escenario postelectoral, en el que los contrapesos van a ser determinantes. Vamos a ver, seguro, la intervención de las fuerzas políticas a nivel nacional y local alrededor de este proceso. Además, con el antecedente en el que la UJED ha sido, desde hace ya varias administraciones, fuente de polémica y de conflictos que siempre han estado ligados al intervencionismo del Congreso local y los gobernadores. Y en eso del terreno legislativo, ya veremos más adelante, hacia dónde apunta también la jugada en el plano nacional.

Carlos Reyes

Más en esta categoría: « Regla de tres 761 Regla de tres 765 »
volver arriba