Menu
Ingresa al Colegio Nacional sobresaliente astrofísica de la UNAM

Ingresa al Colegio Nacional sobresa…

Estela Susana Lizano Sobe...

Forma IPN líderes claves para el futuro del país

Forma IPN líderes claves para el fu…

El Instituto Politécnico ...

Realizan en la UJAT el Foro Derecho Humano al Agua

Realizan en la UJAT el Foro Derecho…

Analizar el impacto de la...

La Educación Superior Tecnológica necesita políticas públicas eficientes: Manuel Quintero

La Educación Superior Tecnológica n…

Manuel Quintero Quintero,...

Extinción biológica, más importante que el cambio climático: Académico de Stanford en la UdeG

Extinción biológica, más importante…

Los cambios en la biodive...

Festeja UdeC 39 años de enseñanza de las Ciencias Políticas y Sociales

Festeja UdeC 39 años de enseñanza d…

La Facultad de Ciencias P...

Estrecha UAEM relaciones con las mejores universidades de Canadá

Estrecha UAEM relaciones con las me…

Para apuntalar la presenc...

En marcha la 6a Jornada para la Salud de la Mujer en la UAS

En marcha la 6a Jornada para la Sal…

A partir del pasado 11 de...

Conacyt y CERN extienden Colaboración para los próximos cinco años

Conacyt y CERN extienden Colaboraci…

El Consejo Nacional de Ci...

La red de innovación educativa 360 formalizará sus trabajos con participación de la UAM

La red de innovación educativa 360 …

La Red de Innovación Educ...

Prev Next

Desarrollan en IPN app que detecta complicaciones cardiacas de bebés en el embarazo Destacado

Las estudiantes del Poli Alejandra Miranda Vega y Abril Corona Figueroa mostraron dos versiones del prototipo de PregGoBaby. Las estudiantes del Poli Alejandra Miranda Vega y Abril Corona Figueroa mostraron dos versiones del prototipo de PregGoBaby. IPN

El Instituto Politécnico Nacional (IPN) puede analizar el ritmo cardiaco de un bebé en el vientre materno en sólo seis minutos, para advertir enfermedades del corazón, a través de un sistema de monitoreo fetal no invasivo desarrollado por estudiantes de la Escuela Superior de Cómputo (Escom).
Las politécnicas Alejandra Miranda Vega y Abril Corona Figueroa, quienes desarrollaron este sistema llamado PregGoBaby, explicaron que éste consiste en una app que cuenta con un tutorial que indica cómo y dónde colocar los tres electrodos (dos en el tórax y uno en el abdomen), los cuales son necesarios para medir en seis minutos la frecuencia fetal y realizar el electrocardiograma, por medio de un electrocardiógrafo portátil que diagnostica arritmias cardiacas, como taquicardias o bradicardias.


La primera versión del prototipo es un módulo bluetooth (conecta el electrocardiógrafo al celular) que capta la señal de la frecuencia cardiaca y un microcontrolador que realiza la conversión de la señal analógica a digital. La segunda versión es más compacta y emplea una batería de litio, como la de los smartphones convencionales.
Para distinguir la frecuencia cardiaca de la mamá y del bebé, se incluyó una red neuronal y un arreglo de lógica difusa que analiza el monitoreo de ambas y las clasifica.
El prototipo se probó en el Hospital Materno Infantil Cuautepec de la Ciudad de México, en mujeres embarazadas, en su última etapa de gestación. Ahí se compararon los electrocardiogramas efectuados con el sistema politécnico y los realizados en el nosocomio, el resultado fue idéntico.
Comentaron que el sistema está diseñado para clasificar las variaciones en la frecuencia y así identificar el problema, por lo que es una herramienta que servirá de gran apoyo a las clínicas o doctores que no cuentan con el equipo necesario para prevenir enfermedades del corazón en los nonatos.
Para extraer la información y analizar los resultados, las alumnas de la Escom contaron con el asesoría de tres expertos del área de perinatología del Hospital Materno Infantil Cuautepec de la Ciudad de México, además de un ingeniero biomédico y una radióloga que trabajan en laboratorios privados.                                                                       
Con esta técnica se busca reducir los gastos hospitalarios de las mujeres, ya que el estudio de este sistema es más económico que si se realizara en un laboratorio privado. También sirve para los médicos que se encuentran fuera de la ciudad o de su consultorio, ya que con abrir la app en su smartphone verán los  resultados del electrocardiograma.
“De igual manera tienen la opción de recibir los resultados en su teléfono o que ellos mismos efectúen la prueba con su electrocardiógrafo portátil”, explicaron las alumnas de la Escom.  


Crean plataforma digital para estudiar el corazón
El corazón pesa entre 200 y 425 gramos, es un poco más grande que una mano cerrada. Al final de una vida larga, latió más de tres mil 500 millones de veces y bombeó siete mil 571 litros de sangre; esta información y mucho más la conjuntaron estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN), en una plataforma didáctica para que alumnos de medicina estudien de manera eficaz y rápida uno de los órganos más importantes del cuerpo humano.
Carlos Cervantes Beltrán, Jesús Cervantes Nava, Víctor Franco Hernández, Denisse González Reséndiz y Vicente Martínez Olivares, del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT) 9 “Juan de Dios Bátiz”, explicaron que este sistema llamado Heart Attack pretende ser una herramienta para apoyar a los alumnos de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB), pero principalmente a los de la Escuela Superior de Medicina (ESM), toda vez que la información de algunos libros es obsoleta.
“La idea de este software es solucionar el problema de conseguir un corazón real, por ello creamos uno digital para que puedan hacer una disección y evitar que se ponga marrón o morado, ya que eso no ayuda para observar las venas o la estructura interna”, detalló Martínez Olivares.
Esta plataforma es una página web y una aplicación móvil disponible para sistema Android que cuenta con un modelo del corazón en 3D, en el cual los alumnos verán su estructura como si fuera un corazón vivo.
Se desarrolló con el asesoramiento de cardiólogos especializados del IPN y también se elaboró un cuestionario para evaluar lo que han aprendido los estudiantes sobre la morfología y funcionamiento del corazón.
Vicente Jafet comentó que los alumnos de la ESM ayudaron en la parte del diseño, usabilidad y adaptabilidad. Este software didáctico, que tiene un aspecto amigable, se creó para que cualquier persona pueda conocer la estructura interna de este órgano.

Redacción Campus

volver arriba