Menu
Afectan a población de cocodrilos en Vallarta y Bahía de Banderas: Experto en la UdeG

Afectan a población de cocodrilos e…

Del Río Ameca, en Puerto ...

Nombran Director de la Facultad de Ingeniería y Negocios, Unidad Tecate de la UABC

Nombran Director de la Facultad de …

El doctor Oscar Omar Oval...

Aún falta planeación para peatonalizar zonas en la ciudad: Experto de la UdeG

Aún falta planeación para peatonali…

“El espacio público hay q...

Xochipilli: tradición y alegría del son, el jarabe y la chilena en la UAM

Xochipilli: tradición y alegría del…

La tarima tiembla con fue...

Rector de la UAS visitó centro de acopio en Polideportivo de Ciudad Universitaria

Rector de la UAS visitó centro de a…

El rector de la Universid...

Encuentran investigadores de UABJO cura contra la enfermedad de Chagas

Encuentran investigadores de UABJO …

Un equipo multidisciplina...

Desarrolla científica de la UdeC nuevos materiales en proyecto internacional

Desarrolla científica de la UdeC nu…

En los últimos años, dijo...

Optimizan máquina afiladora en el IPN

Optimizan máquina afiladora en el I…

Para facilitar y mejorar ...

La UG tendrá maestría innovadora enfocada a la gestión cultural en patrimonio y arte

La UG tendrá maestría innovadora en…

El Campus León de la Univ...

Imparten plática sobre reglas y recomendaciones sobre publicaciones científicas en la UABC

Imparten plática sobre reglas y rec…

Se impartió la plática "R...

Prev Next

Regla de tres 769 Destacado

La Universidad Autónoma de Tlaxcala apresuró el nombramiento de su nuevo titular. La Universidad Autónoma de Tlaxcala apresuró el nombramiento de su nuevo titular. Especial

Cosa rara en la UATx. Con mucha premura y sin previo aviso, el Honorable Consejo Universitario de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UATx), adelantó los tiempos y sincronizó relojes para nombrar a Luis Armando González Plascencia como nuevo rector de esa institución. No era algo que se tuviera ya estimado, como ocurre en otros casos, por eso la decisión sorprendió a propios y extraños. González Plascencia suple en el cargo a Rubén Reyes Córdoba, quien terminaba su mandato en el mes de noviembre. Demasiada anticipación entonces. Y es que el nombramiento se dio en una sesión exprés y de forma muy discreta. Cierto que en la UATx ya son años de cambios rectorales intempestivos, pero esta ocasión a muchos les sorprende todavía mucho más la llegada de González Plascencia al cargo. Si es que era, como dicen algunos, el sucesor lógico, ¿por qué no esperar entonces unos meses?



Pasado ¿compromete?.  El hoy rector de la UATx era Secretario Académico de la universidad antes de asumir las funciones de rector. Es-presidente fundador de ConectaDH, una consultoría de especialistas en derechos humanos y política pública, y es director Ejecutivo del Centro para el Desarrollo de la Justicia Internacional S.C. Ese es el perfil por el que se decantó el Consejo Universitario, sin olvidar que González Plascencia fue Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) cuando era jefe de Gobierno el hoy propuesto como Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard. Después buscó algunos cargos más pero no fue elegido para los mismos. Entonces optó por la vida académica. Su gestión, si no ocurre otra cosa, concluye en 2022. Veremos si lo desempeña con autonomía absoluta sin pagar favores a nadie.

Otro caso para analizar. Otro caso similar ocurrió en la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED), donde Oscar Erasmo Návar García renunció a la rectoría de la institución, también a unos meses de terminar su gestión y sin que se iniciara aún el proceso oficial de sucesión. Navar García concluía su gestión el 13 de diciembre de este año, por lo que también cayó por sorpresa esta decisión que tomó luego de reunirse con todos los directores de las unidades académicas de la UJED. Ahora Edgar Alan Arroyo Cisneros, secretario general de la Universidad será el rector sustituto para terminar este periodo y será el encargado de darle salida al proceso de sucesión. Se estima que haya muchos candidatos inscritos y que de ellos se vayan conformando bloques para llegar a la recta final de la elección. Entre los que han hecho públicas sus pretensiones se nombra a: Jorge Cisneros, exdirector de la Facultad de Medicina; Rubén Solís, exdirector de la FECA; Enrique Carranza, exdirector de la Fader; Manuel Murillo, exdirector de Veterinaria; Fernando Carrasco, actual director de Veterinaria; Ernesto Aguilar, juez administrativo municipal; Jesús Soto, exsecretario general del sindicato. Pero nadie descarte una sorpresa. Porque una cosa es que los aspirantes se inscriban en el proceso, y otra muy distinta es que tengan empuje y el apoyo de quienes van a decidir esta elección.

Divisionismos a tope. Aunque el gobernador en turno, José Aispuro Torres, se ha mantenido al margen o al menos no ha perfilado abiertamente sus preferencias hacia alguno de los nombres que suenan para disputar la rectoría de la UJED, varios funcionarios del gobierno estatal sí operan y mueven sus piezas para hacerse del control de la institución y colocar a su gente de confianza. Así ocurre con Adrián Alanís y Rubén Calderón, secretarios de Gobierno y de Educación respectivamente, así como el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Esteban Calderón Rosas, quienes impulsan candidatos a modo y que no dejan entrever una defensa sólida de la autonomía de la institución. El problema es que este tipo de estrategias ya han dividido mucho a la comunidad universitaria y podrían enrarecer mucho el proceso.

Llamado tardío.  Hace un par de días, el rector de la Universidad Michoacana San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), Medardo Serna González, ante la urgencia de contar con recursos suficientes para cumplir con el pago de salarios y compromisos contractuales, llamó a conformar un frente nacional en defensa de las Universidades Públicas que enfrentan una crisis financiera. El problema es que esta propuesta llega desde una institución que ha optado por calificar a los dirigentes de Morena como los aliados válidos para negociar un incremento en los recursos y se alejó de los esfuerzos que habían desplegado ya las actuales autoridades educativas. Y ahora llama a movilizaciones para atraer la mirada de legisladores locales y federales. Y en medio de esta limitación financiera que tanto asfixia a la UMSNH, no ha querido asumir una postura crítica respecto a proyectos que atentan contra la calidad que tanto les ha costado a las instituciones de educación superior pública.

Que no lo molesten. Precisamente sobre estas instituciones que enfrentan situaciones adversas, la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEMor) no cuenta con el respaldo del próximo gobernador de la entidad, Cuauhtémoc Blanco. Dice el exfutbolista que a él no lo molesten, que la carencia de recursos no es su responsabilidad. Que el compromiso es del actual mandatario estatal, Graco Ramírez. Que le “echen la bolita” a Graco porque él todavía no asume el poder y no tiene por qué responder a compromisos que no hizo. Así que ya sabe la comunidad universitaria de esa institución a lo que le tira en el mediano plazo. Gran malestar causó esta actitud entre muchos de los funcionarios universitarios quienes, como es sabido, optaron por esa opción política en las pasadas elecciones y las expectativas parece que no se cumplirán. Los aliados que enaltecen unos son los mismos aliados que les dan la espalda para no entrar en complicaciones. Al cabo que no hace falta que las universidades exijan esos recursos y que no hacen falta en estos tiempos.

La otra orilla en la UAS.  En el otro extremo, hay que seguir muy de cerca la postura, el planteamiento que ha dejado muy en claro el rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), que la calidad educativa no debe sacrificarse por un falso concepto de austeridad. Que esta puerta falsa no impacte los presupuestos  para la educación, la cultura, la investigación y la tecnología. Por el contrario, dice, debe haber un compromiso muy firme de frenarlos recortes y los ajustes al presupuesto ejercido por las universidades públicas estatales. Y también pone el énfasis en ese proyecto de construir 100 universidades, en medio de las limitaciones al gasto que han padecido en los últimos años. A estas alturas, pocos son los que han dicho las cosas de frente y de manera abierta. Oponerse con fundamentos y cuestionar con las cifras en la mano, eso es lo que ha hecho Guerra Liera desde que dieron a conocer los resultados de las elecciones presidenciales. Y se agradece y se reconocen este tipo de gestos en un contexto en el que la mayoría se suma a una idea educativa que no es clara y no deja ver mucho de lo que en realidad se quiere instaurar en los años por venir.

Atentos a la UNAM. En ese sentido debe ponerse mucha atención a lo ocurrido, el pasado martes en la UNAM, cuando un grupo que se autodenominó porril se enfrentó con estudiantes que participaban en una manifestación. Como argumentan los que saben de estas lides y han sido parte de las mismas, cuando se trata de porros, nunca se atribuyen los desmanes ni se autonombran de ese modo. Las autoridades condenaron los hechos y pidieron castigar a los responsables. Lo que no queda muy en claro es la motivación de quienes agredieron y su procedencia. Esperemos que esto no sea la punta de lanza de un problema que escale a una crisis de ingobernabilidad que ponga en juego la estabilidad de las propias autoridades encabezadas por el rector Enrique Graue. Pretextos ya los tienen. Marchas y suspensiones de actividades hasta que se esclarezca lo ocurrido. Y como esas ya hemos visto muchas.  

Cuidado con los pasos a seguir. Sabemos que estos escenarios convienen siempre a quienes apuestan al retroceso y al río revuelto. Y en esto se cuecen aparte los simpatizantes del partido que asumirá el poder el primero de diciembre. Porque ya lo han hecho en otras ocasiones. Por eso es muy pertinente que las autoridades y los propios alumnos se manejen con mucho cuidado. Una suspensión prolongada de actividades, te habló Barnés para que me entiendas Graue, no termina bien. Por eso pensemos que lo del martes no pasará a mayores. Dejemos que quienes advertían este tipo de episodios se equivoquen. No es un secreto que un rector a modo, mucho más afín al proyecto que se viene, será mejor opción para el próximo gobierno. Y si se deja crecer una crisis que no existe, ya sabemos cómo podría terminar el asunto. Que se esclarezca todo y no se armen episodios que nada ayudan a la educación superior del país.

Carlos Reyes

Más en esta categoría: « Regla de tres 767 Regla de tres 771 »
volver arriba