Menu
Consolida UNAM sus lazos de colaboración con la universidad de Indiana, Estados Unidos

Consolida UNAM sus lazos de colabor…

Con el objetivo de increm...

Cerebro, diseñado para la felicidad, no para el sufrimiento: Experto en la UdeC

Cerebro, diseñado para la felicidad…

El doctor en Neurociencia...

Participa universitario de UdeC en Conversatorio para el Análisis del Sistema Nacional de Ciencia

Participa universitario de UdeC en …

“Cuando nos preguntemos s...

ICO de la UASLP lanzó la convocatoria del Premio “instrumentación y electrónica 2019” Gustavo del Castillo y Gama

ICO de la UASLP lanzó la convocator…

Con el propósito de recon...

Investigación de la UNAM revela dos siglos de resistencia indígena pacífica ante la cristianización

Investigación de la UNAM revela dos…

Indígenas coras, huichole...

Todo listo para el XIX Congreso Internacional de Medicina de la UASLP

Todo listo para el XIX Congreso Int…

Estudiantes del 5to año d...

Conoce junta española proyectos e instalaciones de la UdeC, en Tecomán

Conoce junta española proyectos e i…

Una delegación española d...

Diseña IPN plan para rescatar  humedales afectados por contaminación

Diseña IPN plan para rescatar hume…

Investigadores del Instit...

Egresadas de la UG realizan una guía alimenticia para estudiantes extranjeros en Portugal

Egresadas de la UG realizan una guí…

Dos egresadas de la Licen...

Realiza Bachillerato 9 de la UdeC mesa de diálogo por el Día Internacional de la Mujer

Realiza Bachillerato 9 de la UdeC m…

Para cerrar las actividad...

Prev Next

La singular inventiva de Upgrade Destacado

Logan Marshall-Green protagoniza esta historia situada en un mundo donde el trabajo manual ya no es necesario. Logan Marshall-Green protagoniza esta historia situada en un mundo donde el trabajo manual ya no es necesario. Especial

Es difícil en la actualidad encontrar películas que sorprendan por contenido y ejecución. Pero Upgrade logra hacerlo, si bien usando ciertos trucos del género, lo consigue a través de una la renovación de una fórmula que une lo mejor de ciertos géneros para crear un producto distinguido y visualmente notable.
Escrita y dirigida por Leigh Whannell, quien hasta ahora se había distinguido más por su trabajo frente a la cámara, Upgrade (Upgrade: Máquina Asesina) se sitúa en un cercano futuro. La labor manual ha sido prácticamente destruida por la automatización, los robots y la inteligencia artificial. El mundo ha cambiado frente a la tecnología y quienes han tardado en adaptarse se han quedado atrás.


Éste es el caso de Grey (Logan Marshall-Green) quien puede hacer cosas con sus manos en mundo donde ya no es necesario hacerlo. Su esposa, la amable y comprensiva Asha (Melanie Vallejo), es parte de esta revolución, trabajando para una de las empresas a cargo de ella. Pero Grey desconfía del entorno y el estar a merced de los autómatas. Y su pesadilla se vuelve realidad cuando regresando de entregar uno de los pocos autos que todavía pueden manejarse, el suyo toma decisiones equivocadas y terminan volteando su vehículo.
Asha es asesinada y Grey dejado por muerto y paralizado. Una vez que recupera conciencia y regresa a casa, Grey no quiere sino la salida fácil de una vida en la que los robots hacen todo y él está atado a una silla sin poder moverse. Pero Eron (Harrison Gilbertson), un excéntrico billonario tecnológico le ofrece una opción: someterse a un procedimiento en el que STEM, una especie de chip dotado de inteligencia artificial, se insertaría en su columna y así poder caminar de nuevo.
Pero STEM hace mucho más de lo que Grey se imagina y con esa nueva herramienta, se lanza a buscar a los culpables de la muerte de su esposa.
Si bien la trama de Upgrade nos recuerda un poco a la premisa de RoboCop, y existen otros elementos que resultan al menos conocidos, Whannell crea una película completamente coherente narrativamente, que complementa humor, una historia clara y geniales secuencias de acción.
Producida por los maestros del terror moderno, el estudio Blumhouse, ciertamente tiene rasgos del género, pero se trata más bien de una llana historia de venganza en un contexto futurístico. Marshall-Green se destaca en el que es sin duda su papel más importante hasta la fecha e imprime un agradable estilo al papel.
Se trata de una ejecución prístina visualmente, que aprovecha las locaciones al máxima y las hace resaltar con una fotografía que nos coloca en un futuro bastante tangible y estético. Es sorprendente que Blumhouse continúe haciendo este tipo de producciones con menos de cinco millones de dólares. Es un modelo inexistente en Hollywood, que solo un grupo de productores como ellos entienden y saben explotar. Es como si el trabajar con mayores restricciones, saca lo mejor de un equipo.
Upgrade es una excepción a las películas de Hollywood. Crea algo de enorme calidad con un bajo presupuesto y lo hace entreteniendo de principio a fin a seguidores y no seguidores del género.

Salvador Medina

volver arriba