Menu
Reconoce Sindicato de Profesores e Investigadores de la UJAT a profesores con Mérito Sindical 2018

Reconoce Sindicato de Profesores e …

El Sindicato de Profesore...

Inauguran la Feria Internacional del Huevo en CUAltos de la UdeG

Inauguran la Feria Internacional de…

El reto de las próximas a...

Convoca la UAM a reflexionar sobre la vivienda en la metrópoli

Convoca la UAM a reflexionar sobre …

La Universidad Autónoma M...

Ofrece UABC becas para estudios de posgrados

Ofrece UABC becas para estudios de …

El Departamento de Cooper...

El cáncer de mama y de pulmón, los más frecuentes en el mundo: Experto de la UNAM

El cáncer de mama y de pulmón, los …

El cáncer de mama es el s...

Participa UdeC en 5to Foro MEXFITEC

Participa UdeC en 5to Foro MEXFITEC

El programa MEXFITEC (Méx...

Alumna de la UJAT recibe Premio Estatal de la Juventud 2018

Alumna de la UJAT recibe Premio Est…

En la categoría Mérito Ac...

FEU de la UdeG intervendrá colonias con mayor incidencia delictiva contra estudiantes

FEU de la UdeG intervendrá colonias…

La Federación de Estudian...

La bolsa de trabajo de la UAM amplía las opciones laborales de los universitarios

La bolsa de trabajo de la UAM amplí…

El Sistema Institucional ...

Recibe director de la Facultad de Medicina de la UdeC reconocimiento nacional

Recibe director de la Facultad de M…

Al encabezar la celebraci...

Prev Next

70 Años del Tecnológico Nacional de México Destacado

70 Años del Tecnológico Nacional de México

Para los conocedores (estudiosos y egresados), el título debe parecerles errático. Esa denominación (TecNM) sólo existe jurídicamente desde julio de 2014, cuando un decreto Presidencial crea esta institución, con el carácter de órgano desconcentrado de la SEP,  resultante de la integración de 266 instituciones  de educación superior del país dedicadas a la formación e investigación, principalmente en el ámbito de la tecnología. Cuatro años atrás ese conjunto se componía de: 126 tecnológicos federales, 134 tecnológicos descentralizados, cuatro centros regionales y dos centros especializados en investigación y desarrollo. Entonces, se preguntará el lector, ¿de dónde salen esas siete décadas? Muy sencillo, los dos primeros institutos tecnológicos fueron fundados en 1948 en las ciudades de Chihuahua y Durango. En este septiembre-octubre, una demorada estancia en la primera de ellas —mi tierra— me permitió ver con otra perspectiva, lo que desde mis cuatro años observaba con curiosidad: “el Tec”, enclavado en lo que ya era por esos años la Ciudad Infantil, modelo de parque público de diversiones en, ¡ay! los años cincuenta. Si ambos institutos forman parte del TecNM,  ergo, también éste último debería estar cumpliendo dicho aniversario. En ese sentido, el Tec de Chihuahua es una buena muestra de todo el conjunto, mismo que alcanza una matrícula nacional por encima de los 600 mil estudiantes y que forma anualmente al 73 por ciento de los ingenieros que egresan de sus estudios en el país.


 La creación del Tec de Chihuahua, en el sexenio de Miguel Alemán con la titularidad de la SEP a cargo de Manuel Gual Vidal, ilustra muy bien lo que por aquellos años era la toma de decisiones sobre la creación de nuevos espacios educativos. Un gobierno local (Fernando Foglio Miramontes), recordado como gran impulsor de la obra pública, se hizo eco de las fuerzas productivas de la entidad que tenían la necesidad de contar con recursos humanos especializados para detonar, o hacer más eficientes, ciertas ramas de la producción industrial y de servicios ligadas a la vocación económica del estado.
La idea, acogida por el gobernador, pronto tomó cauce. La SEP apoya, vía el IPN, enviando a Gustavo Alvarado Pier, exdirector de  esta institución (1946-48), quien, en una estancia de un mes, presenta un diagnóstico de la situación y traza las líneas iniciales de lo que  podría ser el tecnológico. En esa tarea  es auxiliado por otros dos brillantes politécnicos: Alejandro Guillot (director del IPN durante los años 1948-50) y Carlos M. Tello. Así, el 26 de septiembre de 1948 se pone la primera piedra y el 9 de octubre se nombraba al primer director —el propio ingeniero Alvarado— quien tuvo a su cargo la gran tarea de levantar y echar a andar a esa institución, quedándose 12 años en el cargo. Sin duda, Alvarado Pier pertenecía a esa estirpe de “gigantes” que (como lo recordé recientemente por el aniversario del Tec de Monterrey) que levantan y consolidan a una institución por  la presencia reiterada de sus dirigentes.
La visión de los fundadores del Tec fue enorme. El estado no tenía universidad y, para quienes querían seguir una carrera, era menester trasladarse a otros sitios (México, Monterrey, Guadalajara). Ese 26 de septiembre, al poner la primera piedra del Tecnológico, como también se hizo en Durango, se estaba iniciando una etapa trascendental en la historia de la educación superior del país. Después de 70 años, las cuentas del Tec de Chihuahua son muy buenas. Con una matrícula de un poco más de cinco mil estudiantes, muy por encima de la media del subsistema, es uno de los más grandes. Imparte ocho licenciaturas y cinco posgrados. A lo largo de los años ha graduado un poco más de 30 mil nuevos profesionistas. De estos, en la estadística de los últimos 30 años, el 41 por ciento ya contaba con un empleo antes de terminar sus estudios, 32 por ciento más lo obtienen en los primeros seis meses y el 80 por ciento está empleado antes de completarse el año de haber egresado.
El siguiente paso del Tec, junto con los 265 institutos restantes, es implantar el Nuevo Modelo Educativo impulsado por la Coordinación General del Subsistema, a cargo de Manuel Quintero, otro egresado del Politécnico.  Este modelo tiene como eje de su diseño las nuevas tendencias de la llamada industria 4.0, indispensable para “un mundo globalizado y competido (que) requiere de egresados mejor preparados”.

Carlos Pallán Figueroa

Ex secretario general ejecutivo de la ANUIES

volver arriba