Menu
Rector del CUCS de la UdeG rinde su informe de actividades 2018

Rector del CUCS de la UdeG rinde su…

La modernización del Cent...

Realizarán más de 130 jóvenes de otras escuelas estancias de movilidad en la UAM

Realizarán más de 130 jóvenes de ot…

Los programas de calidad,...

Impacta negativamente al estado la falta de definición del Presupuesto de Egresos: Rector de la UAS

Impacta negativamente al estado la …

La Universidad Autónoma d...

Lanza UAS convocatoria la Olimpiada Mexicana de Matemáticas para Educación Básica

Lanza UAS convocatoria la Olimpiada…

La Universidad Autónoma d...

Realizan taller de estrategias de enseñanza de valores en la UABC

Realizan taller de estrategias de e…

Se llevó a cabo en la Sal...

Cultura UdeG realizará segunda edición de los Premios del Público a lo Mejor del Teatro

Cultura UdeG realizará segunda edic…

Tras un año 2018 lleno de...

Publican alumnos de Música de la UdeC artículo de investigación en revista indexada

Publican alumnos de Música de la Ud…

Tres estudiantes de la Li...

Inseparables: Juan O’Gorman y la biblioteca central de la UNAM

Inseparables: Juan O’Gorman y la bi…

Entre sus joyas, la UNAM ...

El combate al huachicol ha sacudido el avispero de grandes intereses: Académico de la UAM

El combate al huachicol ha sacudido…

A la guerra se va siempre...

Recibe universitario ícono de la UAS condecoración internacional

Recibe universitario ícono de la UA…

Por primera vez la Honora...

Prev Next

Necesaria, una nueva Ley de Cambio Climático en México: Académico de la UAM Destacado

Una futura legislación debe retomar obligaciones para con el medio ambiente. Una futura legislación debe retomar obligaciones para con el medio ambiente. UAM

México fue uno de los primeros países en dictar una Ley General de Cambio Climático, aunque con “muchos vacíos” que impiden acelerar las acciones para resolver las problemáticas inherentes al fenómeno, advirtió José Juan González Márquez, investigador del Departamento de Derecho de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).
Al participar en el Congreso Nacional de Investigación en Cambio Climático, que tiene lugar hasta el 12 de octubre en la Unidad Azcapotzalco de esta casa de estudios, el especialista en derecho ambiental señaló que si se revisara el marco jurídico en la materia para “saber a qué nos obliga, encontraremos que a nada”.


Incluye planes, programas, organismos y comités, pero carece de normatividad y la mayoría de las disposiciones que, por ejemplo, obligan a las empresas que contaminan a cumplir ciertas obligaciones relacionadas con el recalentamiento de la Tierra están desarticuladas con las leyes generales de Equilibrio Ecológico, de Residuos y Forestal de Desarrollo Sustentable, entre otras.
Frente a este panorama es necesario proponer una reforma constitucional que establezca claramente que se trata de un asunto que debe ser atendido por una legislación secundaria, lo que requeriría de una propuesta de nueva ley no general ni que se limite a señalar políticas, sino que sea regulatoria.
 Una futura legislación deberá retomar obligaciones dispersas ya en las leyes que reportan y controlan emisiones, e integrar el comercio de servicios medioambientales, la absorción de emisiones mediante pagos, el secuestro y captura de carbono y el uso de energías limpias, entre otras.
 La intención es impulsar un cambio de paradigma, pero “el problema es que nos da miedo ir hacia delante y nos mantenemos siempre en la línea tradicional, incluso los abogados, que necesitamos ser más efectivos e innovar para enfrentar estos casos que son de ahora y que no van a solucionarse co mecanismos antiguos”.
 El cambio climático demanda que los líderes del mundo encabecen esta batalla a través de la transformación de los tratados internacionales y el reconocimiento de los derechos domésticos para hallar salidas, una situación que ahora “parece imposible, mientras el señor Donald Trump —quien ha dicho que no cree en el cambio climático— siga en la presidencia de Estados Unidos”, por lo que de nada servirá que las naciones con menos incidencia en el fenómeno se pongan de acuerdo, si las que contribuyen más al problema no quieren hacer nada.


Amenaza del siglo
La doctora Diana Ramírez Soto, especialista también en desarrollo, seguridad alimentaria y el sector agropecuario de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, dijo que el cambio climático es la mayor amenaza del siglo XXI y difícil de resolver si se toman en cuenta sus características globales asimétricas.
América Latina y el Caribe han contribuido en menor medida a la emisión de gases de efecto invernadero y en el futuro se espera que estén entra las regiones más vulnerables por su posición geográfica y fragilidad económica, debido a lo cual están involucradas en la solución por la vía de los procesos de mitigación.
 El desarrollo económico en dichas zonas ha estado basado en el incremento de la industria y las exportaciones de bienes o recursos naturales renovables y no renovables, que si bien han arrojado un saldo positivo para la población, también derivaron en externalidades negativas por el cambio de uso de suelo y la quema de combustibles fósiles.

Redacción Campus

volver arriba