Menu
El Sistema Nacional Anticorrupción enfrenta resistencias políticas: Especialistas en la UdeG

El Sistema Nacional Anticorrupción …

El Sistema Nacional Antic...

Tiene UABC Jornada de Detección Temprana de Patologías Cardiacas en Deportistas

Tiene UABC Jornada de Detección Tem…

La muerte súbita cardíaca...

Ciudades inteligentes requieren más de colaboración que de tecnologías: Especialistas en la UdeG

Ciudades inteligentes requieren más…

Ante el crecimiento desme...

Colabora UABC en fiesta tradicional de la comunidad Kumiai

Colabora UABC en fiesta tradicional…

Como parte de la práctica...

El CEDEFU de la UdeC contribuye con los objetivos de las Naciones Unidas: directora

El CEDEFU de la UdeC contribuye con…

Este jueves, Alicia López...

Presentan en la UJAT libro sobre la creación de la DACEA

Presentan en la UJAT libro sobre la…

En el marco del 60 Aniver...

China está desplazando a estados unidos del puesto hegemónico del mundo: Experto en la UAM

China está desplazando a estados un…

El mundo vive un cambio d...

Realizan brigada Cimarrón Socialmente Humano en la UABC

Realizan brigada Cimarrón Socialmen…

Estudiantes de la Faculta...

México, desde la mirada de una escritora lituana en la UAM

México, desde la mirada de una escr…

La escritora y periodista...

UdeG y Cruz Roja Jalisco encienden sirenas de nueva ambulancia

UdeG y Cruz Roja Jalisco encienden …

La Universidad de Guadala...

Prev Next

Regla de tres 777 Destacado

Instituciones como la UJAT iniciaron un paro laboral convocado por la Contu. Instituciones como la UJAT iniciaron un paro laboral convocado por la Contu. Espacial

Va creciendo. La inconformidad de las universidades públicas estatales, especialmente en aquellas que enfrentan serios problemas financieros, ha crecido en los últimos días, justo cuando la negociación presupuestal parece haber entrado en un espacio de incertidumbre que ya preocupa a los rectores y sindicatos de estas casas de estudio. A diferencia de años anteriores, hasta el momento no hay una voz o un actor que asuma la batuta y la conducción en esta coyuntura. Parece que los encargados de las instituciones de educación superior se han comenzado a dar cuenta que la dinámica de antaño no funciona frente a esta nueva conformación de los poderes en el país. Y eso les pone la tarea todavía más cuesta arriba.



Movimiento en ciernes.  Frente a este escenario, al menos 14 universidades públicas iniciaron esta semana un paro laboral de trabajadores para exigir al gobierno federal y al Congreso los recursos económicos para resarcir atrasos en salarios y prestaciones de aproximadamente 40 mil trabajadores. Cierto que este movimiento, convocado por la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (Contu), no tiene aún la fuerza que se requiere, pero también hay que enfatizar que las instituciones de educación superior comienzan a alzar la voz de una manera más evidente. Han pasado del discurso a las primeras acciones de inconformidad para una situación que no tiene, al menos así se percibe, visos de solución.

Fortalecer y resistir. El paro nacional tuvo mayor incidencia en la Universidad Michoacana San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), la Autónoma de Nayarit (UAN), la Autónoma de Zacatecas (UAZ), la Autónoma del Estado de Morelos (UAEMor), la Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) y la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT). Se trata de instituciones que operan al límite y no han recibido recursos adicionales para cerrar el año de manera decorosa, y ya no hablemos del entorno presupuestal que se les viene para 2019. La presión de los trabajadores crece y los rectores no han recibido respuesta satisfactoria para enfrentar el problema. Al interior de la Cámara de Diputados parece no hay interlocutores válidos ni con el peso determinante para resolver. Y a nivel federal hay un vacío que no ha podido o no ha querido llenar la futura autoridad educativa.

Voces que respaldan. El paro nacional también tuvo eco, aunque en menor grado, en la Autónoma de Guerrero (UAGro), en la Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), la Autónoma de Chiapas (UNACH), la Universidad Veracruzana (UV), la Autónoma de Sinaloa (UAS), la Autónoma de Coahuila (UAdeC), la Autónoma del Estado de México (UAEM) y la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED). Trabajadores y académicos se sumaron a estas primeras acciones y, de no resolverse la entrega al menos de 2 mil 500 millones de pesos, la interrupción de las actividades académicas se hará con mayor fuerza en los próximos días. Las protestas van a crecer en número y en intensidad y ya se alistan, como lo prevén ya varios sindicatos, trasladarse a la Ciudad de México y realizar marchas para hacerse escuchar. Y es que el tiempo se agota y a estas alturas, cuando la palabra empeñada no vale mucho, ya no se sabe en qué términos se cocina el gasto para la educación superior. 2019 parece no ser un año muy cómodo para las universidades públicas del país.

Se suma la UJAT. En el caso de la UJAT, el paro de maestros afectó a unos 20 mil alumnos de todas las divisiones académicas. El rector, José Manuel Piña Gutiérrez, lejos de estar molesto por esta situación, pone en claro que este paro fue parte de un movimiento nacional a convocatoria de la CONTU para exigir mayor presupuesto para las universidades públicas. Y es que, como lo plantea el rector, la UJAT necesita unos 450 millones de pesos para pago de salarios y prestaciones de fin de año. Por eso se espera que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público responda ya a los diputados federales y senadores que gestionan mayores recursos para 13 universidades, entre ellas la UJAT. Piña Gutiérrez señaló que el problema en la UJAT se debe a que se incrementó la matrícula porque ante los problemas económicos, muchos alumnos pasaron de instituciones educativas privadas a la universidad pública. Una situación que debe analizarse a detalle.

Reuniones urgentes.  Pese a todo, los rectores siguen operando para entablar la mejor de las soluciones con las autoridades federales que concluyen su gestión en un mes. Hablan con gente en la Secretaría de Hacienda, en el Servicio de Administración Tributaria (SAT), y nada. La situación financiera que enfrenten es muy compleja y el cambio de gobierno ha entrampado aún más las posibilidades que tenían para cerrar el año. Apenas ayer hubo un encuentro de nuevo entre rectores y autoridades. La salida a este entuerto podría ser temporal, pero el problema no va a desaparecer. Desde ahora adelanto que a mediados del año próximo la debilidad financiera de estas instituciones va a hacer mella. Porque las soluciones no se han implementado de raíz y eso enrarece, casi siempre, cualquier visión a mediano y largo plazo.

Por si las dudas.  Para quienes dudan de la transparencia y la rendición de cuentas bajo las que se rigen las universidades públicas del país desde hace varios años, basta echarle un vistazo al Congreso Nacional 2018 de la Asociación Mexicana de Responsables de la Estandarización de la Información Administrativa y Financiera en las Instituciones de Educación Superior A.C. (AMEREIAF), realizada en estos días, para entender la gravedad del error en el que viven quienes acusan a las universidades públicas del país de opacidad y manejos de recursos irresponsables. Por allá estuvieron funcionarios de Hacienda, del Consejo de Acreditación para la Educación Superior (COPAES) y de otras dependencias, quienes hablaron del desempeño de las universidades públicas en estos menesteres. Todos coincidieron en que si bien es cierto que hace falta perfeccionar los mecanismos existentes, estos han brindado una certeza que no debe dejarse a un lado.

Fijan parámetros.  Por cierto, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) presentó al Sindicato de Trabajadores Administrativos (STUNAM) las propuestas del Contrato Colectivo de Trabajo y de incremento salarial para el próximo año. El incremento es de 3. 35 por ciento directo al salario. Como es sabido, esta negociación siempre ha sido el parámetro para el resto de las instituciones de educación superior. Porque aquí se fija, salvo contadas excepciones, las líneas presupuestales que impactan en los contratos colectivos. Lo que aquí se firma dicta, en mucho, lo que viene en el resto de las universidades en los primeros meses del año próximo. No parece tener mayores complicaciones, así que en los próximos días habrá arreglo, a menos que quieran buscar problemas y enredos donde no los hay.

Lucha por la UJED. Como lo adelantamos hace unas semanas, la sucesión en la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED) se va a decidir en la arena política, donde los aspirantes registrados miden fuerzas y tienen los mayores apoyos para encabezar esta institución. Por un lado, Rubén Solís Ríos, exdirigente del Sindicato de Trabajadores Académicos de la UJED (STAUJED), ha impulsado una fuerte campaña en redes sociales para llegar al cargo. Solís Ríos cuenta con el aval de la senadora de Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Margarita Valdez y varios candidatos han declinado ya para apuntalar su candidatura, así que llega a la recta final con un apoyo más que sólido. Del otro lado, Jorge Cisneros, quien también tiene el respaldo político del senador de MORENA, Alejandro González, y quien busca el aval del otro sindicato de la institución, el Sindicato de Personal Administrativo de la UJED (SPAUJED). En los próximos días veremos hacia dónde se van alineando los apoyos. 

Modificado por última vez enJueves, 01 Noviembre 2018 01:55
Más en esta categoría: « Regla de tres 775
volver arriba