Menu
Realizan segunda Expo Deportes en la UABC

Realizan segunda Expo Deportes en l…

Se llevó  a cabo la segun...

Entregan el Premio Jalisco de Periodismo 2018

Entregan el Premio Jalisco de Perio…

Para reconocer la excelen...

Se suma UdeC a Declaratoria de Gobierno Abierto

Se suma UdeC a Declaratoria de Gobi…

Este jueves, José Eduardo...

Reconoce la UAM el trabajo universitario  en favor del desarrollo nacional

Reconoce la UAM el trabajo universi…

La Universidad Autónoma M...

Presentan Revista “GénEros” 24, que aborda a la mujer en el Virreinato, en la UdeC

Presentan Revista “GénEros” 24, que…

En instalaciones de la Fa...

Remoción de iconografía del Tren Ligero contribuye al deterioro de la cultura visual tapatía, advierte especialista de la UdeG

Remoción de iconografía del Tren Li…

Antes, un golpe de vista ...

Alumnos de la UAM ganaron la fase on campus del premio Hult Prize

Alumnos de la UAM ganaron la fase o…

Tres equipos conformados ...

El culto guadalupano, elemento de cohesión social: experta de la UNAM

El culto guadalupano, elemento de c…

Hoy en día, el culto a la...

Egresan del programa English Access 83 estudiantes del SEMS de la UdeG

Egresan del programa English Access…

Un total de 83 estudiante...

Buscan en UABC  soluciones a la problemática del agua

Buscan en UABC soluciones a la pro…

Se llevó a cabo el “Foro ...

Prev Next

Alumnos y académicos de la Ibero buscan fondos para enseñar a leer y escribir a niños otomíes Destacado

El Proyecto Educativo Autónomo Ñöhñöh, a través de la plataforma de fondeo colectivo Impulsa IBERO, busca recaudar fondos para comprar material educativo que permita a niños de la comunidad otomí, que vive en campamentos ubicados en la Ciudad de México, aprender a leer y a escribir.
Hasta el momento, esta iniciativa de la clase de Diseño Educativo del Departamento de Pedagogía de la IBERO, la cual imparte la Mtra. Luz María Moreno Medrano, ha recaudado más de 20 mil pesos. De alcanzar la meta de 58 mil pesos, el dinero se destinará para adquirir libros de texto y de lectura, materiales didácticos y guías de estudio.


Una vez a la semana, estudiantes de la Licenciatura en Pedagogía acuden al campamento ubicado en la calle Roma, esquina con Milán, en la colonia Juárez, para enseñar a niños y niñas Ñöhñöh (otomíes) a leer y a escribir.
“Ha sido una maravillosa experiencia. Con la metodología de lectura compartida trabajamos muchos temas que van desde la valoración de su cultura hasta educación socioemocional, ya que los niños quedaron muy afectados tras la violencia que enfrentaron cuando los desalojaron hace tres meses. Trabajamos mucho el tema de su autoestima para que puedan hacer frente a tareas escolares”, explicó la Mtra. Moreno, coordinadora del proyecto.
Recordó que cuando iniciaron los trabajos con la comunidad, el 19 de septiembre del 2018, justo a un año de que la sociedad mexicana se unió para apoyar a quienes resultaron afectados por el sismo, la comunidad otomí fue desalojada por policías y granaderos del predio donde vivían.
La académica señaló que, pese a vivir en un contexto de violencia y discriminación, la comunidad está fuertemente organizada y son solidarios con luchas sociales como la de los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Explicó que son grupos acostumbrados a vivir en resistencia constante y que tienen más de 40 años con experiencia en migración.
Como resultado de las intervenciones que han realizado, docentes y estudiantado ha logrado la alfabetización de infantes y adultos; regularización de niñas, niños y jóvenes; reinserción escolar; la revalorización y preservación de la cultura originaria, así como mejorar la calidad de vida a través del conocimiento.
A decir de la coordinadora, este grupo social considera indispensable aprender a leer y escribir para defender sus derechos.
Además, dijo que los padres y madres de familia se interesaron en aprender, a raíz de la evolución de los menores y la adquisición de nuevos saberes a través de la lectura. Así surgió el grupo de alfabetización para adultos.
Integrantes de este proyecto también realiza una campaña de solidaridad con los vecinos porque están divididos, pues muchos están inconformes con la instalación de los campamentos, mientras que otros los apoyan. Esto lo llevan a cabo a través de la difusión de información sobre la cultura Ñöhñöh.
“Los otomíes se sienten estigmatizados, porque los consideran alcohólicos y delincuentes. Lo que ellos piden es el derecho a una vivienda, a no ser violentados y a que los niños y niñas reciban una educación de calidad. Es una cuestión de derechos, de justicia social, no de caridad”, añadió la académica.

Valentina González/ICM

volver arriba