Menu
Conforman UABC, Cicese y Colef Red de investigación sobre recursos hídricos

Conforman UABC, Cicese y Colef Red …

En el marco del Día Mundi...

Entregan 20 becas Grupo Colimán - UdeC - FEUC

Entregan 20 becas Grupo Colimán - U…

Como resultado de la cola...

Entregan certificados TOEFL Junior a alumnos del CELE de la UJAT

Entregan certificados TOEFL Junior …

Alumnos del Curso de Ingl...

Develaron óleo de ex Rector de la UdeG maestro Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla

Develaron óleo de ex Rector de la U…

El óleo del ex Rector Gen...

En Jalisco hay crisis de agua: especialista de la UdeG

En Jalisco hay crisis de agua: espe…

Jalisco enfrenta una cris...

Evaluará profesor universitario de la UdeC programa de Veterinaria de la UNAM

Evaluará profesor universitario de …

Omar Prado Rebolledo, pro...

Si sufres de acoso y hostigamiento, denuncia: Policía de Género en la UJAT

Si sufres de acoso y hostigamiento,…

El primero paso que debe ...

En octubre la UASLP será sede del Congreso Nacional de Criminología

En octubre la UASLP será sede del C…

El concepto más important...

Triunfan estudiantes del IPN en certamen de organización altruista israelí

Triunfan estudiantes del IPN en cer…

Estudiantes del Instituto...

Inauguran XVI Congreso Nacional de ALADAA-MÉXICO en Facultad de la UABC

Inauguran XVI Congreso Nacional de …

La Facultad de Economía y...

Prev Next

Elaboran tortilla gourmet de maíz y aguacate en la UdeG Destacado

Elaboran tortilla gourmet de maíz y aguacate en la UdeG UdeG

El aguacate y el maíz son dos alimentos deliciosos y populares en México. ¿Te imaginas que ambos estuvieran en un solo producto?
Estudiantes del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA), de la Universidad de Guadalajara, elaboran una tortilla de maíz azul a la que le agregaron aguacate, y cuyo resultado es un acompañante gastronómico más nutritivo y de buen sabor.
La idea principal fue obtener un producto nuevo con base en el aguacate, explicó la alumna Estefanía Monserrat Beard García. Este fruto –proveniente del Occidente, Centro y Sur del país– es uno de los alimentos más populares del mundo. En México se registró en 2016 un consumo per cápita de 7.2 kilogramos.


Beard García dio a conocer que la primera formulación consistía en una margarina, pero encontraron que la obtención era costosa y sus grasas se oxidaban rápido. Tras otros intentos pensaron en el maíz; este cultivo, originario del Centro de México y base de la alimentación mexicana, tiene un consumo per cápita de 90 kilos por año.
Una de las metas fue crear una tortilla con mayores nutrientes y que el resultado pudiera ser una opción gourmet y que hasta el momento se ha planteado como artesanal, dijeron los alumnos Beard García y Luis Enrique Aguilar Acevedo, junto con la profesora del Departamento de Salud Pública del CUCBA, doctora Esther Albarrán Rodríguez.
El trabajo –que incluyó su formulación, elaboración y evaluación por un año– forma parte de la asignatura Proyecto de Investigación, en la licenciatura en Ciencias de los Alimentos del CUCBA. Los jóvenes toman la materia para adquirir más conocimientos, aplicar el método científico y desarrollar capacidades para innovar, agregó Albarrán Rodríguez.
Los estudiantes hicieron diversas formulaciones, algunas de éstas con limón para evitar la oxidación del aguacate. También aplicaron tratamientos térmicos con miras a disminuir la oxidación y la humedad; encontraron que aunque ésta bajó, aún posee cierta cantidad, por lo que buscarán dejarla en un punto óptimo.
Además, realizaron pruebas sensoriales a 100 personas en aspectos como olor, color, sabor y texturas; la aceptación fue de 76 por ciento. El atributo mejor evaluado fue el color azul metálico, que lo adquiere por la grasa del aguacate y del maíz azul. “No creímos que iba a tener una aceptación tan alta”, dijo Aguilar Acevedo.
Sobre las cualidades de esta tortilla con aguacate encontraron que, en comparación con la tortilla tradicional, la primera tiene un contenido nutricional y de proteína arriba de 20 por ciento, con 252 kilocalorías y 6.53 gramos de proteína por cada 100 gramos del producto. En la tradicional, es de 204 kcal.
Tras esta primera etapa del proyecto, a futuro buscarán su comercialización. Para lo cual como parte de sus actividades escolares, trabajarán en los estudios técnicos para la producción a pequeña escala, así como un plan de negocios, esto les llevaría alrededor de dos años.
A la par deshidratarán el producto para hacerlo totopo y que tenga una mayor vida de anaquel o útil. También determinarán el contenido de antioxidantes.

Redacción Campus

volver arriba