Menu
Postura de la UAQ en torno a Conacyt

Postura de la UAQ en torno a Conacy…

Lic. Andrés Manuel López ...

Por iniciar, 12vo Ciclo de Cine Sociedad y Cultura en Asia en la UdeC

Por iniciar, 12vo Ciclo de Cine Soc…

Este miércoles 20, con ca...

Necesarios profesionistas capacitados para optimizar recursos en las bibliotecas: Estudiante de maestría en la UASLP

Necesarios profesionistas capacitad…

Uno de los objetivos prin...

El IPN, pionero en el uso  de láser como vía de comunicación satélital

El IPN, pionero en el uso de láser…

El Instituto Politécnico ...

Inicia el IV Festival Intercultural Indígena en Tlaquepaque: Participa la  UdeG

Inicia el IV Festival Intercultural…

En el marco del Día Inter...

La UASLP recibe la acreditación nacional de buena calidad a su carrera de Medicina

La UASLP recibe la acreditación nac…

La Universidad Autónoma d...

Ricardo Villanueva Lomelí que permanecerá como Rector del CUTonalá de la UdeG hasta el 31 de marzo

Ricardo Villanueva Lomelí que perma…

Con el objetivo de agluti...

La cuarta reunión UAM y SITUAM concluyó sin avances

La cuarta reunión UAM y SITUAM conc…

Por cuarta ocasión desde ...

Apadrina Rector General de la UdeG a egresados de Ingeniería en Ciencias Computacionales

Apadrina Rector General de la UdeG …

Egresó la generación de I...

Pondrá la UAS a disposición de aspirantes 70 mil 620 fichas

Pondrá la UAS a disposición de aspi…

La Universidad Autónoma d...

Prev Next

Si la colonia hablara: el amor en tiempos del racismo Destacado

Los actores KiKi Layne y Stephan James representan a Tish y Fonny, la pareja en el centro del conflicto del filme. Los actores KiKi Layne y Stephan James representan a Tish y Fonny, la pareja en el centro del conflicto del filme. Especial

Ya con la resaca de las nominaciones al Oscar detrás de nosotros, es imposible detenerse a cuestionar por qué Barry Jenkins no recibió una nominación por su esfuerzo después Moonlight, la bellísima y conmovedora Si la colonia hablara (If Beale Street could talk).
Basada en la novela de James Baldwin, y adaptada por el propio Jenkins, se trata de una película en el mismo tenor de lo que el director nos tiene acostumbrados: una visión etérea y pura del amor.
En el centro de un contexto de revuelta social y racismo institucional están Tish (KiKi Layne) y Fonny (Stephan James), una joven pareja afroamericana que se conoce desde pequeños. No sólo eso, sino que sus padres son muy cercanos.


Desde Harlem, ambos recorren la ciudad de Nueva York buscando un lugar al que puedan llamar hogar y comenzar su vida juntos. Pero una joven pareja afroamericana no tiene una tarea fácil. Es así que Fonny es acusado de un crimen que no cometió en el momento en que Tish se percata de estar embarazada.
Con la ayuda de su madre Sharon (Regina King) y su padre Joseph (Colman Domingo), deben encarar un posible juicio, las infundadas acusaciones y un racismo flagrante que impregna a toda la sociedad norteamericana.
El desaire de la Academia a If Beale Street Could Talk es sin duda enorme. Jenkins no sólo nos entrega un producto que enaltece el espíritu humano, sino que lo hace a través de la compasión y una ejecución formidable.
Jenkins es un cineasta en contacto con el mundo. Se nota desde la forma en que confronta el racismo, en cómo nos enreda en una sincera y pulcra relación y cómo el amor puede ser la cura de todo.
If Beale Street Could Talk deslumbra por su sutileza. Se siente como un vistazo apenas a una conexión profunda y honesta. Fonny y Tish tienen todo en contra: una sistema fabricado para que los suyos no tengan éxito, falta de acceso a justicia y oportunidades. Pero, tienen de su lado, la fe que otorga el amor.
Jenkins da en el clave del tono al no entregar momentos rebuscados o fáciles. Al contrario, en lugar de dejar que sus protagonistas hablen con diálogos, lo hacen con sus acciones. Fonny y Tish se comunican a través de actos. Y eso nos hace creer en ellos y en su lucha.
Una película de amor necesaria para estos tiempos.  

Salvador Medina

volver arriba