Menu
Postura de la UAQ en torno a Conacyt

Postura de la UAQ en torno a Conacy…

Lic. Andrés Manuel López ...

Por iniciar, 12vo Ciclo de Cine Sociedad y Cultura en Asia en la UdeC

Por iniciar, 12vo Ciclo de Cine Soc…

Este miércoles 20, con ca...

Necesarios profesionistas capacitados para optimizar recursos en las bibliotecas: Estudiante de maestría en la UASLP

Necesarios profesionistas capacitad…

Uno de los objetivos prin...

El IPN, pionero en el uso  de láser como vía de comunicación satélital

El IPN, pionero en el uso de láser…

El Instituto Politécnico ...

Inicia el IV Festival Intercultural Indígena en Tlaquepaque: Participa la  UdeG

Inicia el IV Festival Intercultural…

En el marco del Día Inter...

La UASLP recibe la acreditación nacional de buena calidad a su carrera de Medicina

La UASLP recibe la acreditación nac…

La Universidad Autónoma d...

Ricardo Villanueva Lomelí que permanecerá como Rector del CUTonalá de la UdeG hasta el 31 de marzo

Ricardo Villanueva Lomelí que perma…

Con el objetivo de agluti...

La cuarta reunión UAM y SITUAM concluyó sin avances

La cuarta reunión UAM y SITUAM conc…

Por cuarta ocasión desde ...

Apadrina Rector General de la UdeG a egresados de Ingeniería en Ciencias Computacionales

Apadrina Rector General de la UdeG …

Egresó la generación de I...

Pondrá la UAS a disposición de aspirantes 70 mil 620 fichas

Pondrá la UAS a disposición de aspi…

La Universidad Autónoma d...

Prev Next

Entre el deber y el placer de leer Destacado

Entre el deber y el placer de leer

Dos son los propósitos generales de la actual administración se asegura sin menos cabo, sin censura, sin ambages y sin tanteos. El primero de ellos es buscar el bienestar material del individuo y de la sociedad mexicana, pero al mismo tiempo, encontrar el “bienestar del alma”. ¡Que propósito más etéreo! Pero también ¡que objetivo más abstracto! Así lo mencionó el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el pasado domingo en Mocorito, Sinaloa; sede de la presentación de la Estrategia Nacional de Lectura.
Ya habíamos adelantado en este espacio como se buscará instaurar en México una República de Lectores, no obstante, el domingo pasado, se dieron a conocer las líneas generales de una política de fomento a la lectura, la cual se impulsa desde la Presidencia misma.


“Es muy importante decir que nuestra política tiene dos propósitos en lo general: buscar el bienestar material y buscar también, al mismo tiempo, el bienestar del alma. Y por eso es que estamos promoviendo la lectura, porque necesitamos fortalecer valores culturales, morales, espirituales. No sólo de pan vive el hombre”, aseguró AMLO en el evento donde estuvo presente el gobernador del estado, Quirino Ordaz Coppel, así como el rector de la Universidad de Sinaloa (UAS), Juan Eulogio Guerra Liera.
La Estrategia Nacional de Lectura (ENL) contempla tres ejes, en dos de ellos se ha involucrado a la Secretaría de Educación Pública (SEP), en el segundo eje participa la Secretaría de Cultura (SC) y en el tercero esta involucrado únicamente la Presidencia de la República. Veamos.

La configuración de la ENL
El encargado de la ENL será la Coordinación de la Memoria Histórica y Cultural de México, la cual está adscrita a la Oficina de la Presidencia. Como aún no hay un documento oficial que defina con exactitud ¿qué es la ENL? Esbozaremos sus tres ejes rectores.
Primero. ¿Quién y cómo lee? Este eje de carácter formativo buscará reforzar en la infancia y en la adolescencia el hábito de la lectura como una práctica placentera que abre posibilidades de conocimiento. En este primer punto, la escuela juega un papel fundamental. La cuestión será como anticipó el encargado de despacho del Fondo de Cultura Económica (FCE) si los maestros no leen, no van a poder contagiar a sus alumnos del placer de la lectura. La lectura se contagia por encanto, dijo. Presente en el evento, Taibo II aseguró que el organismo a su cargo se dedicará a “desterrar la idea de que leer es aburrido. La educación tiene que levantar el placer de leer”. En este eje técnicamente va en solitario la SEP, recordemos que el FCE está adscrito a la misma dependencia educativa.
Segundo. Disponibilidad, este eje se concentrará en las posibilidades de carácter sociocultural. El objetivo es que los libros se encuentren a la mano, a costos asequibles y que la biblioteca no se asocie con el aburrimiento. Quieren hacer de las librerías y bibliotecas espacios divertidos para quitarles lo “solemne”. No obstante, desde hace tiempo, las bibliotecas han hecho verdadero “circo, maroma y teatro” para granjearse lectores. En este eje participan el FCE y diversas áreas de la Secretaría de Cultura (SC), como Alas y Raíces. Es el único eje donde interviene la SC.
Tercero. Atractivo por la lectura. Es un eje de carácter comunicativo. Se realizará una campaña en prensa y redes sociales sobre la promoción de la lectura que lanzará el Gobierno de México, esto a través de la Coordinación de Comunicación Social de la Presidencia. En este punto, participa sólo la Presidencia.
El primer punto será una misión titánica, más si se considera desde donde partimos, se sabe que, de 108 países diagnosticados, México ocupa el lugar número 107 en el índice de lectura de la UNESCO. En la prueba PISA nos va tan mal en matemáticas como en ciencia como en comprensión lectora. Los maestros, históricamente sobrecargados de tareas administrativas lo último que hacen en su tiempo libre es leer un buen libro.
En la escuela se debe levantar el placer por la lectura ¡sí!, pero también es lógico que se estudie, que se lea por deber. Leer nos acerca a ser buenas personas, sí es muy posible, leer nos hace viajar en el tiempo y en el espacio y conocer mundos que de otra forma no conoceríamos, sí también sin duda. Pero leer no sólo es una actividad recreativa, leer es una actividad potenciadora de nuestras capacidades, es un elemento fundamental en cualquier aprendizaje. Más allá de cualquier retórica como aquello de que “los libros van a entrar como las nuevas balas de un proceso liberador”. El primer eje de la ENL es un verdadero trompo a la uña.  
En el segundo eje, el delirio estará en las maromas burocráticas que tendrá que realizar el FCE para fusionarlo con EDUCAL y la Dirección General de Publicaciones, ambas, instancias de la SC. En este punto, lo que se buscará es bajar el precio de los libros; crear 130 librerías, así como la nueva colección denominada Viento del Pueblo. Estas obras, según han adelantado, tendrán un costo de 10, 12 y 15 pesos.
Para que todo lo anterior pueda hacerse realidad, pasará algún tiempo. Primero los diputados y senadores tendrán que aprobar una nueva Ley del Libro. Después definir los estatutos del FCE, así como definir el reglamento interno de la Secretaría de Cultura. Mientras todo ello sucede, la Presidencia tendrá tiempo de elaborar la campaña de difusión de la ENL. Como siempre, seguiremos atentos.  

Modificado por última vez enJueves, 31 Enero 2019 00:47
volver arriba