Menu
Postura de la UAQ en torno a Conacyt

Postura de la UAQ en torno a Conacy…

Lic. Andrés Manuel López ...

Por iniciar, 12vo Ciclo de Cine Sociedad y Cultura en Asia en la UdeC

Por iniciar, 12vo Ciclo de Cine Soc…

Este miércoles 20, con ca...

Necesarios profesionistas capacitados para optimizar recursos en las bibliotecas: Estudiante de maestría en la UASLP

Necesarios profesionistas capacitad…

Uno de los objetivos prin...

El IPN, pionero en el uso  de láser como vía de comunicación satélital

El IPN, pionero en el uso de láser…

El Instituto Politécnico ...

Inicia el IV Festival Intercultural Indígena en Tlaquepaque: Participa la  UdeG

Inicia el IV Festival Intercultural…

En el marco del Día Inter...

La UASLP recibe la acreditación nacional de buena calidad a su carrera de Medicina

La UASLP recibe la acreditación nac…

La Universidad Autónoma d...

Ricardo Villanueva Lomelí que permanecerá como Rector del CUTonalá de la UdeG hasta el 31 de marzo

Ricardo Villanueva Lomelí que perma…

Con el objetivo de agluti...

La cuarta reunión UAM y SITUAM concluyó sin avances

La cuarta reunión UAM y SITUAM conc…

Por cuarta ocasión desde ...

Apadrina Rector General de la UdeG a egresados de Ingeniería en Ciencias Computacionales

Apadrina Rector General de la UdeG …

Egresó la generación de I...

Pondrá la UAS a disposición de aspirantes 70 mil 620 fichas

Pondrá la UAS a disposición de aspi…

La Universidad Autónoma d...

Prev Next

OCDE: El futuro de la educación superior en México/ II Destacado

OCDE: El futuro de la educación superior en México/ II

Puede leer la Parte I aquí.

Como en el resto de las nuevas políticas gubernamentales, el gran objetivo de la SEP es transformar el sistema educativo. Esto se logrará, según se afirma, con “dos pilares fundamentales”: la equidad y la calidad.  Tal orientación, válida también para el nivel superior, debe ser la brújula que oriente el rumbo de las consultas que ya se han iniciado en el Congreso de la Unión, en torno a la iniciativa de reforma al Artículo Tercero presentada por el presidente de la República. Pero también para el Acuerdo Nacional sobre la Educación, estación de paso en lo que se elabora el Plan Nacional de Desarrollo y el programa sectorial correspondiente.
El estudio de la OCDE, ya referido aquí en dos ocasiones (Campus 785 y 788), apunta a tres docenas de medidas que, eventualmente, contribuyan a “repensar completamente la política de educación superior”. Entre las ahí incluidas, me detengo en cuatro que son muy relevantes:



1. Nuevo Marco Legal.  El actualmente vigente (Ley de Coordinación de la Educación Superior) data de 1979 y no sólo se requiere para dar “claridad y certeza sobre las funciones y responsabilidades específicas de los gobiernos federal y estatal con relación a las IES autónomas”, como indica la OCDE; es necesario también integrar debidamente los trece subsistemas que lo componen.  La tarea es tan endiabladamente compleja que la Anuies aprobó realizarla desde finales de los años sesenta, y sólo desde hace unos meses cuenta ya con un proyecto que, en esta coyuntura, podría ser un buen punto de partida para una posible iniciativa de ley ante el Congreso.

2. Financiamiento. Dos principales problemas se confrontan en esta materia: a) un rezago en cuanto al incremento promedio de matrículas y el ritmo de asignación del financiamiento público; b) asignación de gasto a las IES  en función de la inercia y la negociación, según la OCDE, y “no por fórmula racional previa”. Sobre el primero, la Anuies ha documentado ampliamente la disparidad existente, proponiendo que se revierta dicha situación. El asunto se relaciona con la política fiscal y por una  estrecha coordinación entre federación y estados, misma que hasta ahora no ha existido, recayendo el peso presupuestal en los recursos que aporta la SEP (dos terceras partes del gasto de las universidades públicas).
Por lo que toca al segundo aspecto, el asunto ha estado rondando en la educación superior pública en los últimos 20 años. Desde 1998 y los primeros años del nuevo siglo,  el secretario de Anuies y luego subsecretario de educación superior (Julio Rubio) impulsó notablemente esta idea que quedó en proyecto piloto.  Los ensayos efectuados sólo confirmaron que los rectores de esa época preferían un “sistema” de asignación de fondos a la antigüita: inercia, negociación y cabildeo ¿Será ahora el tiempo justo para un nuevo intento? El asunto pasa, a mi juicio, por la Convención Nacional Hacendaria, de próxima realización y su eventual reflejo en la legislación secundaria correspondiente.

3. IES Tecnológicas y SES. A lo ya mencionado la semana pasada como diagnóstico, la OCDE  agrega dos situaciones más: a) las instituciones son muy pequeñas y b) carecen de flexibilidad para adaptar su trabajo a las circunstancias locales. Para superar esas situaciones se tienen dos propuestas principales: 1) aumentar la cooperación entre los subsistemas tecnológicos y las universidades; 2) otorgar mayor autonomía a los Institutos Tecnológicos. Esto último es muy importante, ya que alrededor de 250 instituciones, integradas en el Tecnológico Nacional de México, forman anualmente al 43% de los egresados de ingeniería del país.

4. Escuelas Normales. La Reforma Educativa incidió muy poco en este subsistema. En los últimos meses del sexenio sólo se definió “una estrategia”, sin que esta viniera acompañada de las trascendentales medidas que se anunciaron cuando se lanzó la Reforma Educativa en 2012. En esos términos, la OCDE recomienda: a) mejorar las condiciones financieras de las escuelas; b) fomentar la vinculación entre  esas escuelas  y las universidades públicas, y c) mejorar la formación y competencias de su personal docente.  

Conclusión. repensar completamente la política de educación superior, o transformar este nivel, es una tarea ardua. Con distinto léxico, desde finales de los años sesenta ya estaba eso planteado como una tarea impostergable. Se ha avanzado en muchos aspectos, unos más, otros menos. El gran desafío  de ahora es integrar lo ya existente con las innovaciones que se propongan. He ahí un tema para la consulta de estos días en el Congreso de la Unión.

Carlos Pallán Figueroa

Ex secretario general ejecutivo de la ANUIES

volver arriba