Menu
ANUIES y el Consejo Global para la Tolerancia y la Paz, firman memorándum para fomentar valores en las universidades

ANUIES y el Consejo Global para la …

La Asociación Nacional de...

Cultura UDG abre convocatoria para proyectos de teatro y danza

Cultura UDG abre convocatoria para …

Cultura UDG, a través de ...

Invitan a taller de técnicas de pintura rangeliana en la UdeC

Invitan a taller de técnicas de pin…

El Museo Universitario de...

Firma la UAS convenio de colaboración con la Red Pacto Mundial México de la ONU

Firma la UAS convenio de colaboraci…

En el marco del Segundo C...

Toman protesta jefes de departamento de la Coordinación General de Información Académica en la UABC

Toman protesta jefes de departament…

En la Coordinación Genera...

Entregan Premios Paralelos en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara

Entregan Premios Paralelos en el Fe…

Asociaciones de Periodist...

La UdeC Ofrece charla sobre acoso sexual a estudiantes de Tecomán

La UdeC Ofrece charla sobre acoso s…

En el marco de la conmemo...

Pone en marcha la UAS el Segundo Congreso Internacional de Valores por la Paz

Pone en marcha la UAS el Segundo Co…

Con un registro de más de...

Invita UABC a programa “Cimarrones por un turismo inclusivo”

Invita UABC a programa “Cimarrones …

Se realizó una plática de...

Rector General de la UdeG pasa la estafeta al Rector Electo la presidencia del Consejo Regional Centro Occidente de la ANUIES

Rector General de la UdeG pasa la e…

El Rector General de la U...

Prev Next

OCDE: Educación superior y mercado laboral/ I Destacado

OCDE: Educación superior y mercado laboral/ I

1. El segundo de los estudios preparado por la OCDE (presentado a la SEP en enero pasado) aborda aspectos del mundo laboral del país conectados con la educación superior. Un resumen apretado del texto, intentando captar su esencia, sería el siguiente:
Uno de los problemas más agudos de México es la brecha de productividad y PIB  per cápita respecto a otras economías en el mundo
Para superar esa situación, se requiere de mayores avances en materia de productividad, pero también de competitividad, mismas que dependen de mejoras en la calidad de la educación en todos los niveles, ya que las competencias de que disponga la fuerza de trabajo son fundamentales para cualquier economía moderna.


En la educación superior se tienen retos muy específicos en materia de calidad en general, pero también en lo específico: garantizar  “que los estudiantes desarrollen competencias relevantes para el mercado laboral”.
De acuerdo con lo anterior, una buena parte de las políticas educativas y laborales deberían dirigirse, precisamente, a lograr dicho incremento en la productividad y competitividad del país. En el contexto de ambas están presentes varios determinantes o condicionantes, entre ellos: a) la enorme desigualdad en el ingreso económico de la población; b) el gran peso de la informalidad; c) el predominio de microempresas e industrias tradicionales; d) la escasa  inversión en investigación y desarrollo, así como en la infraestructura nacional en estas materias.
 
2. Según la OCDE, en torno a aquellos dos retos principales, se yerguen varias situaciones específicas que es necesario superar. En primer lugar,  La preparación de los egresados de educación superior tiene una disparidad con las exigencias del mercado laboral. Muestra de ello  es que uno de cada dos egresados ocupa un empleo que no requiere educación superior; a la vez, uno de cada cuatro está en la economía informal; las mujeres egresadas tienen una condición menor que los varones, su tasa de empleo es menor en 14 por ciento respecto a estos últimos; la demanda de las empresas por recién egresados es limitada, ya que se desconfía de sus competencias.
En segundo término, por lo que corresponde estrictamente a las IES,  la matrícula actual de licenciatura, casi en un 50 por ciento, se sitúa en programas que no han sido evaluados o acreditados por un organismo externo. Además,  “no existe una cultura  sólida de aseguramiento interno de la calidad en todo el sistema de educación superior”. La educación a distancia y en línea sólo participa con el 15 por ciento de la matrícula de licenciatura, teniendo la educación privada una cuarta parte del total;  una limitación enorme de esta modalidad consiste en que “la calidad de estos programas genera preocupación y no existen criterios establecidos para su evaluación y acreditación”. El servicio social, que formalmente debe dotar de capacitación como uno de sus objetivos, está operando con deficiencias toda vez que tiene una legislación confusa.
Tercero, en la interrelación de IES y aspectos laborales: Los egresados de educación superior, aparte del problema que representa ubicarse en el mercado informal, suelen estar sobre-calificados para los empleos que terminan ocupando; pero también, existe un desfase entre los egresados de educación superior, las capacidades y habilidades, frente a las necesidades del mercado laboral.
Cuarto, por lo que toca a ciencia y tecnología, la capacidad de innovación, tanto en el sistema de educación superior como en el científico y tecnológico, es muy limitada. En cualquier comparación internacional, el país va a la zaga.  Así, en el indicador de investigadores dedicados a I+D, México tiene 0.7 por cada mil trabajadores, frente al promedio de la OCDE de 7.7. A todo esto, habría que sumarle el hecho relativo a que en las empresas mexicanas no existe una cultura de capacitación: según la OCDE, esto se debe en buena medida al alto porcentaje de empresas que operan en la economía informal, así como la idea de los empleadores relativa a que cualquier programa de capacitación incrementaría las posibilidades de abandono laboral en búsqueda de nuevos horizontes.

Conclusión: lo presentado por la OCDE significa una situación difícil en una materia muy sensible para el desarrollo del país a partir de una educación de calidad en todos los niveles y en la disponibilidad de una población con una fuerza de trabajo calificada. A semejanza del diagnóstico sobre educación superior, éste (relativo a su interrelación con el mercado laboral), no aporta situaciones novedosas; su mérito es la integración de elementos diversos y, en todo caso, algunas recomendaciones pertinentes para el momento actual del país. A esto se dedicará el espacio la próxima semana.

Carlos Pallán Figueroa

Ex secretario general ejecutivo de la ANUIES

Modificado por última vez enMiércoles, 27 Febrero 2019 23:57
volver arriba