Menu
ANUIES y el Consejo Global para la Tolerancia y la Paz, firman memorándum para fomentar valores en las universidades

ANUIES y el Consejo Global para la …

La Asociación Nacional de...

Cultura UDG abre convocatoria para proyectos de teatro y danza

Cultura UDG abre convocatoria para …

Cultura UDG, a través de ...

Invitan a taller de técnicas de pintura rangeliana en la UdeC

Invitan a taller de técnicas de pin…

El Museo Universitario de...

Firma la UAS convenio de colaboración con la Red Pacto Mundial México de la ONU

Firma la UAS convenio de colaboraci…

En el marco del Segundo C...

Toman protesta jefes de departamento de la Coordinación General de Información Académica en la UABC

Toman protesta jefes de departament…

En la Coordinación Genera...

Entregan Premios Paralelos en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara

Entregan Premios Paralelos en el Fe…

Asociaciones de Periodist...

La UdeC Ofrece charla sobre acoso sexual a estudiantes de Tecomán

La UdeC Ofrece charla sobre acoso s…

En el marco de la conmemo...

Pone en marcha la UAS el Segundo Congreso Internacional de Valores por la Paz

Pone en marcha la UAS el Segundo Co…

Con un registro de más de...

Invita UABC a programa “Cimarrones por un turismo inclusivo”

Invita UABC a programa “Cimarrones …

Se realizó una plática de...

Rector General de la UdeG pasa la estafeta al Rector Electo la presidencia del Consejo Regional Centro Occidente de la ANUIES

Rector General de la UdeG pasa la e…

El Rector General de la U...

Prev Next

Beautiful Boy: un padre, un hijo y las drogas Destacado

La historia de un padre y su hijo atrapado por las metanfetaminas es protagonizada por Steve Carrell y Timothée Chalamet. — La historia de un padre y su hijo atrapado por las metanfetaminas es protagonizada por Steve Carrell y Timothée Chalamet. — Especial

Son incontables las producciones que se han dedicado a diseccionar las adicciones, desde distintos puntos de vista. De ahí que Beautiful Boy del director belga Felix Van Groeningen, basada en la historia real de David y Nic Sheff, deba ofrecer una visión distinta y más íntima para poder destacarse. Y es que si bien las actuaciones de Steve Carrel y Timothée Chalamet dejan una huella perdurable y son sin duda muestra de dos los mejores actores de Hollywood en los últimos años, no evitan que Beautiful Boy se quede corta en su promesa.
En Beautiful Boy, Carrel interpreta a David Sheff, escritor y periodista exitoso que vive en las afueras de San Francisco. Se trata de una persona abierta y solidaria, que tiene una gran relación con su hijo Nic (Chalamet). Pero desde el principio, nos queda claro que Nic ha dejado de ser la persona que conoció toda su vida y ha encontrado refugio absoluto en las drogas.


Nic es el hijo del primer matrimonio de David, de quien tiene custodia. El joven tiene una prometedora carrera como escritor, y nos deja claro desde el principio que se trata de alguien distinto, con un enorme futuro por delante. Cuando Nic se gradúa, le pide a su padre compartir un cigarro de mariguana. David, interesado en mantenerse cercano a Nic, accede. Ahí, el hijo le comenta que es algo que todos hacen, que no se preocupe. Pero las tentaciones de la universidad son ser demasiado para Nic y cuando prueba las metanfetaminas, entra a un camino del que se vuelve imposible salir.
David ve cómo su hijo entra y sale de rehabilitación mientras intenta entender por lo que está pasando y cómo podría ayudarlo.
Mientras tanto, Nic comienza a aislarse de la familia y de eso que le resulta familiar, poniéndose en situaciones de riesgo y volviendo a casa cada vez que toca fondo pero incapaz de buscar cambiar.
Beautiful Boy es dolorosa y bella en sus sutilezas. Van Groeningen salta entre tiempos como si se tratara de la memoria de David, mostrándonos episodios entre ambos donde indaga en búsqueda de la razón para la adicción de Nic. Pero, pese a que Nic vivióY el divorcio de sus padres a temprana edad, se trataba de un joven adaptado y centrado. Hasta que entraron las drogas en su vida.
Y de eso se trata la película: así como Nic persigue la sensación de la primera vez que consumió, David busca la razón tras la adicción de su hijo. Y ambos tendrán el mismo resultado.
Pero con todos estos elementos, y pese a que Carrel y Chalamet nos hacen sentir en carne propia la impotencia y el sufrimiento de su relación, Beautiful Boy tiene poco que ofrecer.
Sí, lo cierto es que la película vale la pena por ellos dos. Chalamet es una de las promesas más aptas para convertirse en el actor de su generación, y Carrel se ha convertido en un actor que se mimetiza en cada papel. Y pese a eso, hay pocas cosas notables en Beautiful Boy.
Principalmente, la dirección de Felix Van Groeningen, es la culpa del resultado final. Busca demasiado encajar en esta fórmula de películas independientes y con temas dolorosos que apelan a la Academia. Por desgracia, lo que pudo ser una película memorable y sobre todo importante, se mantiene discreta por sus propias limitaciones.

Salvador Medina

volver arriba