Menu
Consolida UNAM sus lazos de colaboración con la universidad de Indiana, Estados Unidos

Consolida UNAM sus lazos de colabor…

Con el objetivo de increm...

Cerebro, diseñado para la felicidad, no para el sufrimiento: Experto en la UdeC

Cerebro, diseñado para la felicidad…

El doctor en Neurociencia...

Participa universitario de UdeC en Conversatorio para el Análisis del Sistema Nacional de Ciencia

Participa universitario de UdeC en …

“Cuando nos preguntemos s...

ICO de la UASLP lanzó la convocatoria del Premio “instrumentación y electrónica 2019” Gustavo del Castillo y Gama

ICO de la UASLP lanzó la convocator…

Con el propósito de recon...

Investigación de la UNAM revela dos siglos de resistencia indígena pacífica ante la cristianización

Investigación de la UNAM revela dos…

Indígenas coras, huichole...

Todo listo para el XIX Congreso Internacional de Medicina de la UASLP

Todo listo para el XIX Congreso Int…

Estudiantes del 5to año d...

Conoce junta española proyectos e instalaciones de la UdeC, en Tecomán

Conoce junta española proyectos e i…

Una delegación española d...

Diseña IPN plan para rescatar  humedales afectados por contaminación

Diseña IPN plan para rescatar hume…

Investigadores del Instit...

Egresadas de la UG realizan una guía alimenticia para estudiantes extranjeros en Portugal

Egresadas de la UG realizan una guí…

Dos egresadas de la Licen...

Realiza Bachillerato 9 de la UdeC mesa de diálogo por el Día Internacional de la Mujer

Realiza Bachillerato 9 de la UdeC m…

Para cerrar las actividad...

Prev Next

La multidisciplinariedad como clave del éxito del docente en el siglo XXI: Académica de Cetys Destacado

La multidisciplinariedad como clave del éxito del docente en el siglo XXI: Académica de Cetys Cetys

Quizá sin tomar consciencia de ello, los individuos que en conjunto conformamos y nos desenvolvemos en la sociedad contemporánea, enfrentamos día a día cambios impulsados por el vertiginoso desarrollo de las tecnologías de la información y comunicación, aunado a los procesos de globalización, mismos que han trastocado distintos ámbitos del quehacer humano; económico, político, laboral y cultural, lo cual ha generado una creciente interdependiente entre naciones. Este singular contexto, ha permeado el ámbito educativo, sobre todo a las universidades, justamente en este artículo, nos centraremos en analizar el desafío que para dichas instancias y en particular, para los que ejercemos la docencia representa el trabajo multidisciplinario, lo cual constituye una demanda de primer orden producto del complejo mundo que hasta ahora hemos construido.


En primera instancia, convienen dejar claro que la multidiciplinaridad, remite a la interacción coordinada de diferentes áreas del conocimiento. Por lo tanto, para llevar a cabo este tipo de interacción se requiere saber trabajar en equipo, es decir; cooperar y colaborar para un fin común.  
Hoy por hoy, la multidisciplinariedad es clave para que las universidades del siglo XXI avancen, para ello se requiere generar iniciativas y espacios para que este enfoque permeé tanto las actividades de investigación científica como las asociadas a la docencia, ya que ambos quehaceres comprometen el desarrollo y construcción del conocimiento que la sociedad en su conjunto demanda sea de carácter multi e inter disciplinario.
De acuerdo a los estudiosos de la temática, el enfoque multidisciplinar demanda que las universidades fomenten e incrementen la participación de diferentes ciencias, que integren en sus planes de estudios a las disciplinas que lo conforman, que implementen actividades metodológicas y desde luego; acciones didácticas que permitan enfocar la solución de problemas de manera integral.  
En lo que concierne al quehacer del docente, aquellos que acogemos el trabajo multidisciplinario, hemos realizado una apuesta  segura y exitosa, ya que nuestra profesión demanda  conocimientos más allá del contenido de la materia que se  imparte,  dicho de otra manera, para  ser competentes requerimos conocimiento pedagógico y habilidades didácticas,  también es necesario  acercarnos a  otras disciplinas, por ejemplo; a la psicología para comprender y analizar los procesos de aprendizaje, a la  filosofía y sociología  de la educación para tomar conciencia de los fines últimos que perseguimos  al Educar,  y a las útiles herramientas que nos proporciona la  tecnología educativa, todo ello comprende una apuesta por la multidisciplina.  
Asimismo, esta modalidad de trabajo nos exige virar el enfoque exclusivamente disciplinar para adaptar una mirada que dé cabida a otros puntos de vista y con ello enfrentar cabalmente la complejidad de las tareas docentes; lo cual se hace posible a través de espacios de trabajo colegiado, cuestión que las reformas educativas vigentes en nuestro país demandan tanto en educación básica, media y superior. Ya que, a través del intercambio y colaboración con colegas de otras disciplinas tenemos la posibilidad de superar barreras y obstáculos de tipo cognitivo, afectivo-emocional o cultural, lo que se traduce en ampliar perspectivas, valorar e integrar otras disciplinas a nuestro quehacer, demostrar una actitud abierta ante cuestionamientos e ideas que pueden resultarnos disruptivas.
Afirmamos que la práctica de multidisciplinariedad es clave para el éxito de la docencia que nos demanda la sociedad, ya que nos permite ser más competentes para valorar e incluso cuestionar nuestras ideas, enriquecerlas y, en consecuencia, mejorarlas.

Karla María Díaz López
Profesora–investigadora en el Centro de Enseñanza Técnica y Superior, CETYS Universidad, Campus Internacional, Ensenada, y tiene a su cargo la coordinación del Posgrado en Educación (Doctorado y Maestría).

Modificado por última vez enMiércoles, 13 Marzo 2019 13:58
volver arriba