Menu
Celebra Universum, museo de las ciencias de la UNAM, 25 años de vida

Celebra Universum, museo de las cie…

El primer museo de cienci...

La UdeG abre oficina en la Universidad Estatal de Arizona

La UdeG abre oficina en la Universi…

El Desarrollo de una Maes...

Migración 2.0, libro de la UAM,  contribuye a la reflexión de este fenómeno social

Migración 2.0, libro de la UAM, co…

El libro Migración 2.0 co...

Lectura en voz alta permite mejor acercamiento a historias: Autoridad de la UASLP

Lectura en voz alta permite mejor a…

La lectura en voz alta pe...

Recibe revista de la Facultad de medicina de la UNAM premio Scimago 2017

Recibe revista de la Facultad de me…

La revista “Investigación...

UdeG refuerza lazos académicos con universidades japonesas

UdeG refuerza lazos académicos con …

Con el fin de reforzar la...

Aprueban a la UAS un incremento de 100 mdp en el presupuesto estatal para 2018

Aprueban a la UAS un incremento de …

Un incremento de 100 mill...

Alumnos de la UAM entrenaron a bachilleres ganadores en la Olimpiada de física

Alumnos de la UAM entrenaron a bach…

Alumnos de las licenciatu...

Fortalece convenio entre UdeC y universidad brasileña experiencia académica de alumnos

Fortalece convenio entre UdeC y uni…

Seis estudiantes de la Li...

Son reconocidas licenciaturas de UABC por Ceneval

Son reconocidas licenciaturas de UA…

Ingresaron al Padrón de L...

Prev Next

¿Atraer estudiantes extranjeros de posgrado a México? Destacado

La idea de incrementar el flujo de recursos humanos calificados sigue en ascenso, tanto de jóvenes en formación como de investigadores ya consolidados. Aunque es posible que el mayor volumen y las grandes iniciativas para espolear el movimiento se han desenvuelto más bien en el marco nacional. Sin embargo, particularmente en esta década, la situación ha cambiado y el énfasis se ha trasladado a la movilidad internacional.
Las medidas que se han ensayado para impulsar la descentralización en México, tanto las estructurales y de creación de organismos especializados, como la de servicios educativos, incentivos diferenciados por regiones para personal calificado y los espacios laborales, ha producido un mayor intercambio y movilidad nacional.


A pesar de que los pendientes en materia de descentralización científica y tecnológica todavía son muchos y muy relevantes, amainó la alta concentración institucional y regional de oferta de estudios de posgrado y de centros de investigación especializados que caracterizó al sistema durante décadas.
Actualmente, con sus grandes diferencias y sus peculiaridades, las instituciones, los programas de posgrado y el personal se distribuyen en el territorio nacional. El Distrito Federal concentra la mayor proporción de investigadores pertenecientes al SNI (35 por ciento del total y, en términos absolutos, seis veces más que la entidad más próxima), pero todas las entidades cuentan con núcleos de investigadores y redes de intercambio.
En el terreno internacional, México, más que atraer estudiantes de posgrado, se ha caracterizado por exportarlos. Lo hemos comentado en distintas ocasiones, a propósito de la política de becas sostenida a los largo de más de 40 años y el siempre complicado tema de los recursos financieros.
Tradicionalmente, los países receptores de estudiantes mexicanos han sido Estados Unidos, Reino Unido, España, Alemania y Francia, en ese orden. Salvo España, estos países no solamente atraen a estudiantes nacionales, son un polo de atracción de estudiantes de todo el mundo. Un flujo que, aunque está cambiando, se ha caracterizado más bien de sur a norte o de países periféricos a altamente industrializados.
Sin embargo, tal parece que las iniciativas para incrementar los intercambios y flujo de recursos
entre regiones más acotadas y menos asimétricas también se está incrementando. No son nuevos los programas en Europa o en América Latina con tales propósitos.
Más recientemente, hemos seguido los pasos del Foro Bilateral sobre Educación Superior, Innovación e Investigación (CampusMilenio No. 556). Un espacio instaurado por México y Estados Unidos para proponer estrategias de corto y mediano plazo para incrementar la movilidad estudiantil y los procesos de formación de jóvenes entre ambos países (100 mil y 50 mil, respectivamente).
Ahora se añade otra iniciativa. La semana pasada, el Conacyt, la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y Grupo Santander —el de Universia—, firmaron un convenio para otorgar 500 becas a estudiantes provenientes de los 22 países que integran la OEI para realizar estudios de posgrado en México (Comunicado No. 54/15).
La OEI es un organismo internacional que agrupa a España, Portugal y los países de América Latina, creado a mediados del siglo pasado para fomentar la cooperación entre los países iberoamericanos en el terreno de la educación, la ciencia, la tecnología y la cultura.
A su vez, Banco Santander, es el principal financiador de Universia, la red de más de un millar de universidades de habla hispana y portuguesa. El presidente ejecutivo de Banco Santander, durante la firma del convenio dijo que con el convenio reafirmaba su compromiso con la educación superior. También añadió que en México “hemos dado más de mil 500 millones de pesos a través de los distintos proyectos realizados desde Universia y Santander Universidades”. Valdría la pena conocerlos.
Las cifras oficiales de becarios extranjeros en México señalan que los estudiantes colombianos son los más numerosos (aunque suman menos de mil). Después, con cifras más modestas, le siguen Cuba, España, Ecuador y Chile.
Las 500 becas que se ofrecerán con la firma del reciente convenio no significarán una gran variación en la matrícula del posgrado nacional ni en el total de sus becarios. Sin embargo, la acción se sumará a otras iniciativas en la misma dirección que tal vez podrían modificar las tendencias. Ya lo veremos.

Alejandro Canales

UNAM-IISUE/SES

 

Twitter

volver arriba

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV