Menu
Realizan foro sobre mecanismos de seguimiento a egresados en la UdeC

Realizan foro sobre mecanismos de s…

La Dirección General de V...

Dan bienvenida a alumnos del programa de Educación Sustentable para Adultos Mayores de la UABC

Dan bienvenida a alumnos del progra…

El doctor Héctor Jaime Ma...

Microalgas, útiles para resolver necesidades ambientales y de alimentación: Académica de la UAM

Microalgas, útiles para resolver ne…

México registra más de 10...

Literatura de Rulfo, más vigente que nunca ante la violencia que azota al país: Juan Villoro en la UdeG

Literatura de Rulfo, más vigente qu…

“Me has dado la Biblia”, ...

Buscan científicos de la UdeC incrementar seguridad en playas de Manzanillo

Buscan científicos de la UdeC incre…

La Universidad de Colima ...

Cumple 40 años la Facultad de Ciencias de la UABC

Cumple 40 años la Facultad de Cienc…

La Vicerrectora del Campu...

Mitos y falsedades en torno al aborto impiden su aprobación en todo el país: coloquio en la  UAM

Mitos y falsedades en torno al abor…

Más de 47 mil mujeres en ...

Comunidad universitaria de la UdeG se manifiesta en contra de los feminicidios en el país

Comunidad universitaria de la UdeG …

Más de 150 integrantes de...

Transgénico, el 90 por ciento del maíz de las tortillas en méxico: académica de la UNAM

Transgénico, el 90 por ciento del m…

El 90.4 por ciento de las...

Concientizar, clave para temprana identificación y atención del Alzheimer: Especialista de la UASLP

Concientizar, clave para temprana i…

En el marco del mes mundi...

Prev Next

El Terremoto y la UAM: Esos fueron los días… Destacado

Para Tere Ocejo, espíritu
y motor de aquél tiempo.

 Los sismos del 85 señalan un momento fundamental en la historia y desarrollo del país. En medio de una economía devastada por la caída abrupta en los precios del petróleo, desde cuatro años atrás; unas finanzas públicas insuficientes para contender con las necesidades del país, y con un enorme déficit acumulado en esa materia; así como una confianza pública minada en el fin del sexenio anterior (aquél en el cual los mexicanos aprenderíamos a administrar la abundancia), el gobierno del presidente De la Madrid tuvo que enfrentar el problema. A partir de ese momento, los sismos estarían presentes, durante varios años, en el espacio económico, político y social de la nación. Dentro de éste último estaría el efecto causado en las instituciones de educación superior, especialmente en las localizadas en el Distrito Federal. Volver la vista 30 años atrás no solo es un ejercicio de memoria, para honrar y reconocer a quienes es indispensable distinguir, sino también para pasar revista a las lecciones que se desprenden de ese pasado y estar listos (por lo que se refiere a las IES) para aquél momento en que fatalmente, tarde o temprano, ocurrirá de nuevo un fenómeno de esa naturaleza.


Para extraer esas lecciones, cada institución debe repasar su propia historia. En el caso de la UAM, y específicamente en su Unidad Azcapotzalco, a semejanza de la sociedad defeña, tuvo una reacción inmediata: auxiliar, enfrentar, salvar. Posiblemente una sola palabra serviría para resumir toda su actuación: ayudar. Fueron los días de tapabocas azules y la conciencia de que algo grave, muy grave, había azotado a nuestra querida Ciudad de México, pero sin tener la cuantificación precisa del daño. Semanas después, el Registro Civil del D.F. dio a conocer que se habían extendido casi 4 mil actas de defunción, todo esto sin contar a los desaparecidos que ni a acta llegaron.
Luego, las tres Divisiones de la Unidad Azcapotzalco se incorporaron en el trabajo de la reconstrucción. Entre lo más representativo señalo solo dos de las actividades realizadas. En Ciencias Básicas e Ingeniería, profesores y estudiantes se abocaron a colaborar en las tareas de evaluación de los daños estructurales de los edificios, para que los expertos resolvieran en torno a la demolición o preservación de los mismos. Después, y con todo el conocimiento y la experiencia, trabajaron en la definición del nuevo Reglamento de Obras. Por cierto, esta tarea la ha continuado hasta el presente un grupo de la División tal y como lo refería el viernes pasado un medio nacional (Excélsior).
Por su parte, la División de Ciencias y Artes para el Diseño mostró que la Universidad podía jugar el papel de puente con diferentes componentes de la sociedad: gobierno, ONG, vecinos, grupos, resolviendo con ello problemas políticos severos. Una muestra de esto último fueron los vecinos de Tepito, quienes le expresaron al gobierno de la Ciudad que sólo aceptarían los programas del organismo Renovación Habitacional Popular (RHP) a condición de que sus nuevas vecindades: a) estuviesen diseñadas por profesores y alumnos de la División; b) que estos mismos tuvieran a su cargo la supervisión de la obra, ya que no confiaban en las empresas encargadas de ello. La actividad de la Unidad Azcapotzalco fue pequeña en ese terreno, pero muy representativa: colaboró en el diseño y erección de 13 vecindades con 500 viviendas, beneficiando a un conjunto aproximado de  dos mil personas. Todavía, en el “recordar es vivir” de alguno de mis paseos actuales por esa zona encuentro las placas de inauguración que rememoran ese hecho.
Al final, en 1989, el gobierno del DF, a través de RHP, había construido 83 mil nuevas viviendas y, en esa hazaña, una “partecita” había sido responsabilidad de nuestra institución. Esa porción se convirtió en un estímulo muy poderoso para la enseñanza y la investigación en los siguientes años. El Presidente de la República le otorgó a la Unidad el Reconocimiento 19 de septiembre, el más relevante que podía conseguirse, y, más tarde, el j del Departamento del Distrito Federal, a través del titular de la delegación Cuauhtémoc, en agradecimiento le donó a la UAM por conducto de nuestro rector general, Oscar González Cuevas, la Casa de la Primera Imprenta, que es ahora un Centro Cultural de la UAM  por entero.  

Carlos Pallán Figueroa

Miembro de la Junta Directiva de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Modificado por última vez enMiércoles, 23 Septiembre 2015 23:39
volver arriba

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV