Menu
El Conacyt se une a la celebración por el 15º aniversario del Foro Consultivo Científico y Tecnológico

El Conacyt se une a la celebración …

El Consejo Nacional de Ci...

Cultura y SEP impulsan talento musical

Cultura y SEP impulsan talento musi…

La Secretaría de Educació...

Estudiantes de la UABC reciben beca SEP-Prospera

Estudiantes de la UABC reciben beca…

Un total de 897 alumnos d...

Impulsa UAEM trabajo conjunto con el Comecyt

Impulsa UAEM trabajo conjunto con e…

En concordancia con las a...

Alumnas de la UAM proponen señalizaciones para evitar caos en el Metro

Alumnas de la UAM proponen señaliza…

La actitud negativa de lo...

Llama rector de la UABJO a conformar alianza en defensa de las universidades públicas

Llama rector de la UABJO a conforma…

Con un llamado del rector...

Se reúnen en la UJAT expertos en producción ovina y acuacultura

Se reúnen en la UJAT expertos en pr…

El Décimo Primer Seminari...

Organiza la UAS Congreso Internacional de Prevención Social del Delito

Organiza la UAS Congreso Internacio…

Con el objetivo de coadyu...

Designó el presidente de la república mexicana a Mario Rodríguez Casas como nuevo director general del IPN

Designó el presidente de la repúbli…

El Presidente de México, ...

Con desarrollo, tasa de suicidios aumentó 250 por ciento en Corea: Experta en la UdeC

Con desarrollo, tasa de suicidios a…

El incremento en la tasa ...

Prev Next

Rector Vega y León: Investigar y resolver los problemas de la realidad, distintivo de la UAM Destacado

Con las universidades públicas del país compartimos la necesidad de darle la mejor formación y la mejor vinculación con el entorno social a nuestros alumnos y problemas como los  de cobertura y el financiamiento, pero un rasgo distintivo de la Universidad Autónoma Metropolitana es su vocación innata para investigar los problemas de las población,  ir a los lugares para reconocerlos y darle una solución desde la perspectiva científica e institucional, afirma el rector de esta casa de estudios, Salvador Vega y León.
Esta peculiaridad de la UAM deriva en la vocación crítica de la comunidad y se manifiesta, puntualiza el rector, en una estructura departamental  y divisional basada en una legislación que garantiza una forma de gobierno horizontal, el cual hace posible que se compartan decisiones académicas en consejos divisionales y académicos,  donde participan estudiantes, profesores, representantes, directivos.


Académico de tiempo completo desde la fundación de la UAM hace 42 años, sin deseos de retirarse —se considera, bromea, de las “fuerzas infantiles de la tercera edad”— el rector general considera que dicha legislación aporta, además, algo muy importante:  “podemos tener libertad de cátedra plena para los procesos de enseñanza-aprendizaje; una libertad para hacer investigación que si bien está alineada a grandes líneas de trabajo, también le permite al profesor desarrollar su trabajo de una manera muy conveniente de acuerdo a sus intereses”.
Asimismo, enfatiza el que como académico considera uno de los principales activos de la UAM “Tenemos una legislación con funciones expresas de tal manera que a cada quien le toca hacerse responsable de una parte del gobierno de la institución”, afirma Vega y León, quien en su larga trayectoria por la ya madura Universidad, ha recorrido prácticamente todos los ámbitos de la estructura universitaria, desde profesor, investigador, jefe y rector de división hasta la rectoría general, justo el lugar donde conversamos acerca del tema que no niega que es su pasión, la Universidad Autónoma Metropolitana.

¿Cuál es su visión sobre la posición de la UAM en la educación superior tanto en México como a nivel internacional?
En 42 años de vida, la UAM ha logrado  posicionarse a través de su trabajo en la sociedad mexicana. Vale la aclaración: la UAM es una universidad pública y con carácter nacional. A veces nos hemos entendido solamente como una universidad de la gran metrópoli pero en realidad su alcance es nacional. Y somos una de las seis universidades nacionales que actualmente ofrece servicios educativos.
La UAM se ubica hoy como la segunda universidad pública del país a través de sus resultados. Demuestra una pertinencia social muy importante. Tiene más de 160 mil egresados en 41 años de trabajo. Ofrecemos una variedad muy amplia de licenciaturas, 76; más de 95 posgrados, y esta oferta la hacemos en diversos campos del conocimiento tratando de formar a los mejores profesionistas maestros y doctores. Y también a difundir el conocimiento pero haciendo investigación sobre los grandes problemas nacionales como nos plantea la Ley Orgánica.
Somos una universidad que tiene tres grandes funciones que cumplir: docencia, al formar recursos humanos; investigación, para la solución de los problemas nacionales; preservación y difusión de la cultura. En  esos tres grandes aspectos hemos cumplido y lo demuestran los reconocimientos que se hacen a nuestros egresados en su campo laboral tanto dentro como fuera del país.
Al comparar a las universidades  que cumplen con  tres funciones, como es el caso de la UAM, en ese contexto considero que la UAM debe ser ubicada como la segunda institución del país, en camino a visualizarse en 2024, cuando cumpla 50 años, como una universidad cada vez más pertinente que busca darle solución a los grandes problemas del país.

Desde el punto de vista científico, cultural, académico. ¿Cuáles serían algunos de los activos más importantes que explicarían su  razonamiento de que la UAM es la segunda universidad del país?
Un  activo son la gran cantidad de campos de conocimiento científico y humano que atendemos. Las 76 licenciaturas pertenecen a las ciencias naturales, exactas, las ingenierías,  ciencias biológicas, de la salud, como también en el diseño, arquitectura, urbanismo, las ciencias sociales, las humanidades.
Lo complementa  un grupo de posgrados  muy amplio y diverso. El día de ayer, por cierto,  aprobamos la maestría en Derecho que es un logro de la en el que se venía trabajando desde hace años. Otro ejemplo notable es el posgrado de ingeniería biomédica.  
Por sus características de ser una a maestría de investigación en Derecho,  en ámbitos  como derecho rural, derecho penal,  no en base al concepto tradicional de las maestrías en derecho, va a generar  una demanda que probablemente la primera generación alcance los 150 aspirantes.
Tenemos otras maestrías innovadoras. Relacionar la medicina con ingeniería no es fácil. Y tenemos especialistas que logran hacernos propuestas específicas para aquellos especialistas y en el futuro  maestros en ciencias que relacionen estos dos campos. Otro activo muy importante en la institución es su profesorado. La UAM nace con un modelo académico donde la mayoría de los profesores somos de tiempo completo. Esto es una novedad para 1974 cuando nace la universidad porque en otras instituciones de educación superior siempre han sido al contrario. Es decir, quince cuando más un veinte por ciento de profesores de tiempo completo, y por otro lado un 80 por ciento de profesores de medio tiempo o de asignatura. Nosotros nacimos bajo otra concepción. La concepción de un profesor/investigador capaz de retroalimentar la docencia a través de su trabajo de investigación. Y esta fortaleza, que son los profesores investigadores de la institución, nos lleva hoy a tener 1,100 investigadores en el SNI.  Es un reconocimiento externo a la universidad que nos muestra que el trabajo de nuestros profesores en la investigación es notable.
Creo que esto, hablar de 1,100 es una cifra muy relevante porque representa más de la tercera parte de nuestros profesores, casi el 60 por ciento con doctorado. De estos casi tres mil profesores, 60 por ciento tiene doctorado. Iniciamos una carrera académica hace décadas, y hoy podemos decir que hay unidades donde el cien por ciento de los profesores son doctores.
Y esto es un activo muy importante para hacer investigación  e  incorporarlos a los programas y planes de estudio de nuestros alumnos a nivel licenciatura y  posgrado.
Contamos con tres laboratorios nacionales apoyados por CONACYT y un grupo notable de investigadores. Un laboratorio nacional es un reconocimiento al trabajo que se hace en ciertos temas de investigación. Contamos con un nuevo centro en Genómica,  un tema de mucha de m actualidad, en el cual se asocia fundamentalmente la composición genética de cualquier individuo; en este caso se trabaja con modelos animales básicamente, y su relación con los nutrimentos presentes en los alimentos. Pero también tenemos otros, por ejemplo, un laboratorio de super cómputo en la unidad Iztapalapa que representa una fortaleza muy importante para la institución.
Estos son alguno de esos activos que sustentan el  reconocimiento social que hoy nos identifica.

En este contexto de logros, avances de la UAM en estos 42 años, seguramente usted como rector,  con una perspectiva más amplia  ¿qué le gustaría mejorar y qué siente usted que podría hacerle falta para lograr una mayor vinculación a los grandes retos del  conocimiento?
En  el tema de la educación a distancia. La UAM desarrolla proyectos en educación a distancia para diplomados, cursos de actualización y  posgrados que utilizan las nuevas tecnologías para la  comunicación entre profesores, asesores, estudiantes, poblaciones, conferencias en tiempo real, etc.
Pero un reto que tiene la UAM es desarrollar procesos de enseñanza aprendizaje virtualizados en donde puedan ser ofrecidos no solo a la población de este país sino a todo el mundo. Ése es un reto que la universidad debe emprender y tiene equipamiento, tecnología, profesores capaces de llevar a cabo estos procesos.
¿Qué nos ha detenido? Quizás una discusión que hay que hacer antes de tomar una decisión en ese sentido porque abrir una licenciatura desde esta visión implica un compromiso con la sociedad del conocimiento, con diversos grupos humanos. Creo que esto nos ha detenido porque tal vez preferimos que  la calidad se genere de manera presencial, porque nos preocupa la falta de calidad que pueda haber en un proceso a distancia.
Nos interesa saber cuántos aspirantes en una licenciatura en los sistemas abiertos terminan. No se tiene datos de deserción, aunque  pareciera que cursos cortos de capacitación a través de este tipo de educación a distancia dan mejores resultados.
Pero evidentemente es un reto porque también la cobertura que pueda tener la institución puede derivar en el futuro en temas como estos. Sin embargo, añado un segundo elemento propio muy importante: los aspirantes que tiene la UAM son jóvenes egresados del bachillerato, en la mayoría de los casos que no rebasan los 25 años, en edades entre 18 y 25 años, es la inmensa mayoría. Esos jóvenes lo que buscan en un espacio para socializar, un espacio dónde convivir, dónde conocer personalmente a sus profesores, a sus compañeros. Buscan la experiencia de estar en una cafetería universitaria, en una biblioteca, tener acceso a diversos recursos y medios diferentes a las que encuentran en su casa, en la calle, en otros lugares.
El sitio llamado universidad, físicamente tiene un valor muy importante. Quienes nos formamos en una ciudad universitaria no lo olvidamos.
Es un tema que debemos  debatir más y en el futuro seguramente la UAM tendrá que buscar una salida.

Usted ha insistido en la cuestión de la internacionalización de la universidad. ¿Cuál es el propósito fundamental de esa política de la universidad y qué acciones considera usted que son las más trascendentes que ha llevado a cabo al respecto?
El tema de internacionalización se ha venido dando en la historia de las universidades públicas. Lo que hoy se pretende con la internacionalización es que la formación de recursos humanos no solo sea del posgrado sino de licenciatura. Me parece que hoy un rasgo es la movilidad de los alumnos de licenciatura a través de distintos tipos de programas.
La UAM tiene convenios con una gran cantidad de países. Los ejercicios de movilidad estudiantil son parte de la internacionalización de la universidad. Desde hace diez años soy funcionario a nivel de dirección de una división de ciencias biológicas de la salud, luego rector de una unidad académica, la unidad Xochimilco y actualmente rector general y siempre he promovido la internacionalización. ¿Y qué es lo que he observado? Que se enriquece no solo el conocimiento académico, sino se enriquece para siempre la vida de quien experimenta la experiencia de ir al extranjero. Vivir en otra cultura implica conocer valores diferentes a los que cotidianamente se enfrente cualquier persona.
Las experiencias de movilidad nacional e  internacional que hemos analizado con los propios estudiantes han sido muy importantes. Experiencias de estudiantes que han estado semanas en la Universidad Autónoma de Durango o  en la Universidad de Maimónides en Buenos Aires,   nos han proporcionado rasgos que adquieren un valor para la formación de los alumnos y que sirven para tener una idea mejor de la  internacionalización
Por eso he promovido básicamente la movilidad de los alumnos de licenciatura con los recursos que tenemos, porque no todos están dispuestos para eso y necesitamos tener estudiantes que acepten estudiar otro idioma, tener la ductibilidad suficiente para captar que un segundo idioma en su vida los vuelve muy fuertes, los hace entender con otro lenguaje fenómenos que en otros lugares del mundo se dan. Creo que ésa es una limitación que debemos atender. Tenemos que fortalecer más un segundo lenguaje. El más extendido es el inglés pero me parece que hay otros como el francés, chino, árabe hoy en día, que también son muy relevantes para llevar a cabo la movilidad.
Asimismo, necesitamos tener un sistema de comunicación, un portal nuestro que sea capaz de distribuir toda nuestra riqueza a los ojos de cualquier gente a nivel mundial. Debemos aprovechar nuestras capacidades habilidades y  esforzarnos más para conocer el impacto que tenemos en el exterior.

Doctor, no ha tenido conflictos sindicales. ¿Cuáles son los criterios de política que ha seguido para que la relación con la organización sindical sea fluida y por lo menos no conflictiva?
Nosotros reconocemos al Sindicato Independientes de Trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana como el sindicato que tiene la titularidad de las relaciones laborales y tenemos un contrato colectivo  muy bondadoso. Efectivamente poder atender las demandas sindicales no solo pasa por el tema del aumento salarial anual que normalmente se ofrece, sino también en ir valorando los acuerdos que nos propone el sindicato para la mejora de las condiciones laborales y las prestaciones del personal administrativo y académico.
Yo creo que el hecho que no haya habido un movimiento de paro de huelga se basa en  que hemos sensibilizado cada vez más a los trabajadores, sobre todo administrativos, al personal en general, de que hay absoluto respeto en las negociaciones. Que también seguimos una política asociada a una comunicación que va trascendiendo desde cuando nos entregan un pliego petitorio, analizando con responsabilidad, con seriedad, lo que nos solicitan diciendo no a lo que no podemos negociar, diciendo sí a aquello que podemos llevar a una negociación.
Hay un entendimiento que lleva a la secretaría general, el maestro Norberto Manjarrez Álvarez que tiene una historia académica también amplia en la UAM, sensible a los problemas que nosotros pudiéramos tener y la posibilidad de comunicarse directamente con el comité ejecutivo, con los representantes que quieren acercarse a nosotros.

Rector, ¿con qué criterios de política universitaria interactúa  con organismos institucionales también como la Secretaría de Educación Pública, el Gobierno Federal, el Gobierno de la Cd. de México, o la propia Cámara de Diputados?
Es algo que se aprende en el camino. La relación con las instituciones debe basarse en ofrecer una institución sólida. Si la UAM es reconocida a través de sus egresados, si somos capaces de ofrecerle a la sociedad líderes bien formados, bien incorporados a los campos laborales, esto nos ayuda a abrirnos puertas.
La política institucional está asociada a reconocer a estos egresados y poder ser ellos nuestros enlaces con diversos sectores. Ésta es una idea que he seguido que me parece que nos ha ayudado a llegar a los funcionarios públicos que deciden asuntos torales como el financiamiento de la educación u otro tipo de cuestiones.
La presencia de la UAM en diversos organismos importantes donde tiene un lugar como el Fondo de Cultura Económica y otros,  es una forma de  reconocimiento y la base de hacer relaciones que favorezcan a la imagen de la UAM y se tenga un mayor conocimiento de sus fortalezas. En ello, el rector general tiene un salvoconducto para poder establecer su opinión, su criterio en diversos  organismos y hacer presente la voz de la institución.

Esto quiere decir, rector, que ya no es válida una visión endogámica de la autonomía
Los universitarios reclamamos la autonomía  como una característica muy propia de las universidades públicas. Nosotros no cedemos a la idea de que necesariamente haya fuerzas externas que quieren orientarnos en nuestros planes y programas de estudio. No lo reconocemos, Sí reconocemos que hay un campo laboral y que sí hay que desarrollar, por ejemplo, programas de estudio acorde a los campos laborales pero sin intromisión de entidades externas.
Si la universidad tuviera otro nombre, que fuera universidad pero metropolitana pero no “autónoma metropolitana,” otra cosa sería. Pero el carácter de ser autónomo es intrínseco a las universidades.

Por último, ¿Cuáles consideraría que son los retos que tiene la UAM y que son propios de las universidades públicas?
Compartimos muchos problemas y retos como el de cobertura y el del  financiamiento.  La mayoría de las universidades públicas de orden mayor, tenemos una cantidad de aspirantes muy importantes que no podemos atender.
Ése es un tema que evidentemente se busca darle solución. El Plan Nacional de Desarrollo, la palabra de quien nos gobierna, el Presidente de la República, han sido muy prácticas. Su meta es la meta del PND, es llegar al 40 por ciento de la cobertura.
Pero también compartimos nuestros proyectos, lo que nos hacer fuerte socialmente: la necesidad de la mejor formación y la mejor vinculación con el entorno social en la  educación de nuestros alumnos. Nuestro reto común es contar con alumnos no aislados del contexto, alumnos que reconozcan los problemas sociales y tomen  el compromiso de resolverlos a través de los medios que le proporciona el conocimiento que les otorga la universidad.
Creo que es una preocupación que las universidades tenemos, pero define muy bien lo que somos: universidades públicas. 

Jorge Medina Viedas

Modificado por última vez enJueves, 26 Mayo 2016 14:07
volver arriba

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV