Menu
Recibe investigadora del IPN premio Raquel Berman a la resiliencia de las mujeres frente a la adversidad

Recibe investigadora del IPN premio…

La catedrática e investig...

Artes y lectura tendrán espacio este invierno en la UdeG

Artes y lectura tendrán espacio est…

El Museo de las Artes (MU...

Elaboró egresada de la UAM diseño del reportaje ganador del Premio nacional de periodismo

Elaboró egresada de la UAM diseño d…

Yosune Chamizo Alberro, e...

Unidad y trabajo pide el titular del IPN a líderes sindicales

Unidad y trabajo pide el titular de…

Durante una reunión con l...

Capacitará UDGVirtual a periodistas para cobertura electoral de calidad

Capacitará UDGVirtual a periodistas…

Taller de periodismo de d...

El consejo consultivo de la UAM, formalmente establecido

El consejo consultivo de la UAM, fo…

Con la participación de l...

Presentan obra editorial ‘Alternancia en el poder’ en la UJAT

Presentan obra editorial ‘Alternanc…

Consolidar una nueva cult...

Entrega rector de la UAS obra física en la Preparatoria “Heraclio Bernal”

Entrega rector de la UAS obra físic…

En la Unidad Académica Pr...

Profesora de la UdeC dirigirá comité nacional de acreditación en Psicología

Profesora de la UdeC dirigirá comit…

El rector de la Universid...

Rinden informe de prácticas y servicio social estudiantes de Ciencias de la Educación de la UABC

Rinden informe de prácticas y servi…

Estudiantes de séptimo se...

Prev Next

Los seis días que estremecieron la reforma educativa Destacado

 “Cuántas cosas se pasan en una semana… decía el gran Vicente Garrido. Se veía venir. Horas antes de la intempestiva reunión del diálogo  entre las Secretaría de Gobernación (Segob) y la CNTE, el martes 5, en este espacio se formulaba, a manera de interrogante, el presagio correspondiente: ¿la reforma educativa murió en Nochixtlán? Ante los indicios de la fatiga gubernamental, ahí mismo (Campus 664) se concluía: “la búsqueda de la gobernabilidad perdida pasa también por salvar la reforma antes que sea tarde”. Ahora, concluida la reunión del lunes pasado en la Segob, lo que eran presagios se han convertido en certidumbres y el interrogante se despeja. No sé qué tanto, pero dos de las partes medulares de la reforma (la educación de calidad como garantía individual y la recuperación de la rectoría del Estado) parecen estar perdidas… ¿para siempre?, como diría Amado Nervo? Ojalá no, pero ante el optimismo que campea en el Secretario de Gobernación (“es un día muy importante para el país… hemos logrado, sin duda, establecer una ruta que nos permita no solamente distensar la problemática, sino también un acuerdo duradero…”) (La Jornada,  L. Poy y A. Urrutia, 12 de julio de 2016) todo puede pasar.


Así, mientras en el comunicado de la Segob, firmado personalmente por Osorio Chong, se “refrenda su absoluto compromiso con el diálogo como la manera de encontrar soluciones….”, el secretario de la sección 7, Adolfo Alejandro Gómez, afirma que las acciones de protesta de la CNTE continuarán en todo el país, no obstante la tres mesas ya acordadas; en sus propias palabras: “La movilización continúa, no varía nuestro plan de acción, simplemente  damos la oportunidad a que la negociación hable ahora por todo el movimiento” (El Universal, A. Morales y T. Moreno 12 de julio). En síntesis, en tanto que el gobierno se mantenga privilegiando el diálogo, la contraparte continuará con las conductas de presión, muchas de ellas tipificadoras de delitos. Negociar sobre esas bases  será “rendir la plaza”.  ¿Qué tanto? Ya lo veremos.
Desde el martes 5 la CNTE planteó tres demandas específicas: suspensión permanente de la reforma educativa, construir un modelo integral de educación y renegociación inmediata de los efectos nocivos de la reforma (La Jornada,  L. Poy y A Urrutia, 12 de julio). Las mesas que a partir de ayer han empezado a instalarse no tienen más contenido que el señalado en el documento del secretario de Gobernación: política, educativa y social. Y aunque en ese mismo texto se indica que, “las agendas de trabajo, los temas específicos a tratar y los participantes se definirán en el seno de las mesas…”, no se requiere mucha imaginación para percatarse que la pretensión mayor es volver las cosas al estado que tenían antes de la reforma. ¿Hasta dónde cederá el gobierno en busca de la gobernabilidad?
Entre los seis días que estremecieron la reforma se sitúan otras acciones que serán clave en las decisiones que adopte la Segob en la negociación con la CNTE, entre ellas: la “metástasis del conflicto en varias entidades federativas donde la CNTE no tenía presencia; las protestas masivas del magisterio en Nuevo León; el comunicado del jueves de la Junta de Gobierno del INEE; el desplegado con las 12 “exigencias” del SNTE y la entrevista del máximo  dirigente de este último y el titular de la SEP, así como el inicio de “las mesas” de negociación entre esas dos entidades; los cuatro puntos de López Obrador para resolver el conflicto; el avituallamiento del EZLN a miembros de la CNTE en Chiapas; la reunión de la Junta de Gobierno del INEE con dirigentes del SNTE y las posibilidades de “flexibilizar” las evaluaciones;  la declaración de los 34 alcaldes de Oaxaca pidiendo la derogación de las 13 reformas estructurales; las manifestaciones y el virtual estrangulamiento de la Ciudad de México en dos de esos días.
A reserva de tratar algunos de esos puntos, el foco de atención estará puesto en los próximos días en las mesas de la Segob. Aún entregar la plaza no es fácil. Dos de las tres demandas principales pugnan con el texto reformado del artículo tercero constitucional y no solo con las leyes secundarias, como se ha querido inducir por voceros de la CNTE y aún del propio gobierno. Ante la disyuntiva de gobernabilidad o reforma educativa el gobierno pareciera preferir  entregar el anillo para no perder el dedo. Ahora sí, pero en sentido contrario, “el tiempo se ha agotado”

Carlos Pallán Figueroa

Miembro de la Junta Directiva de la Universidad Autónoma Metropolitana.

volver arriba

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV