Menu
Celebra Universum, museo de las ciencias de la UNAM, 25 años de vida

Celebra Universum, museo de las cie…

El primer museo de cienci...

La UdeG abre oficina en la Universidad Estatal de Arizona

La UdeG abre oficina en la Universi…

El Desarrollo de una Maes...

Migración 2.0, libro de la UAM,  contribuye a la reflexión de este fenómeno social

Migración 2.0, libro de la UAM, co…

El libro Migración 2.0 co...

Lectura en voz alta permite mejor acercamiento a historias: Autoridad de la UASLP

Lectura en voz alta permite mejor a…

La lectura en voz alta pe...

Recibe revista de la Facultad de medicina de la UNAM premio Scimago 2017

Recibe revista de la Facultad de me…

La revista “Investigación...

UdeG refuerza lazos académicos con universidades japonesas

UdeG refuerza lazos académicos con …

Con el fin de reforzar la...

Aprueban a la UAS un incremento de 100 mdp en el presupuesto estatal para 2018

Aprueban a la UAS un incremento de …

Un incremento de 100 mill...

Alumnos de la UAM entrenaron a bachilleres ganadores en la Olimpiada de física

Alumnos de la UAM entrenaron a bach…

Alumnos de las licenciatu...

Fortalece convenio entre UdeC y universidad brasileña experiencia académica de alumnos

Fortalece convenio entre UdeC y uni…

Seis estudiantes de la Li...

Son reconocidas licenciaturas de UABC por Ceneval

Son reconocidas licenciaturas de UA…

Ingresaron al Padrón de L...

Prev Next

Rafael Velasco Fernández: una evocación Destacado

Como lo expresé seis años atrás, en este mismo espacio, pocos universitarios con la diversidad y riqueza de experiencias del Dr. Rafael Velasco Fernández. Médico prestigiado en el campo de la psiquiatría, supo aunar su profesión con la docencia, investigación y desempeño de puestos de responsabilidad en la universidad, ANUIES, SEP, las secretarías de salud (federal y local) y en algunas organizaciones civiles. Falleció el domingo 7 en Xalapa, ciudad a la que había retornado 20 años atrás, después de una estancia de otras dos décadas de realización profesional y personal en la Cudad de México. De esa diversidad y riqueza vitales, quiero referirme solo a la relacionada con el sector educativo.
A sus 45 años llega a la rectoría de la Universidad Veracruzana. Había recorrido ya un largo trecho en actividades en esa institución. Su prestigio como profesor era enorme. Como lo relata una de sus antiguas alumnas (Zaida A. Yado sobre el curso de psicopatología): “nuestras clases eran ‘conferencias magistrales’ en donde no solo acudíamos los alumnos, sino que acudían médicos especialistas, psiquiatras, egresados. El aula resultaba insuficiente para albergar a tanta gente ahí congregada”.


La docencia lo llevó a asumir responsabilidades universitarias. Una de las más importantes fue la de desempeñar el cargo de secretario académico, dentro de la rectoría del recordado Fernando Salmerón. Luego, a partir de 1972, ocupó ese mismo puesto. Ahí, desde esa rectoría, emprendió una reforma institucional con base en los aires de renovación que soplaban en ese tiempo provenientes de la Unam y Anuies. Rápidamente destacó en ese último ámbito, siendo uno de los rectores líderes que defendió a la propia Unam y a la Universidad de Nuevo León en las Asambleas Generales de esa organización. A la primera, del ataque contra el rectorado de Pablo González Casanova, y a la segunda cuando, confabulados los poderes ejecutivo y legislativo de dicho estado, modificaron sorpresivamente la Ley Orgánica, depusieron al rector legítimo, imponiendo sin fundamento a un nuevo militar, por más seña.
Eran años difíciles para las universidades públicas. El ‘halconazo’ del 10 de junio de 1971, solo un antecedente inmediato y contextual.  En ese medio, la figura del Dr. Velasco brillaba intensamente como un líder universitario nacional, circunstancia que lo llevó a ocupar la Secretaría General de la Anuies a fines de 1976. Aquellas cualidades se hicieron patentes rápidamente en las nuevas tareas. Con un buen equipo de colaboradores cubrió, durante ocho años, una de las etapas más fértiles de la Asociación. Cuatro aportaciones de esa gestión serían las más destacables:
• Enfrentó el problema del sindicalismo universitario que, sin reglas ni orden, paralizó a muchas casas de estudios, teniendo como epicentro a la Unam. Conjuntamente con el Dr. Soberón la Anuies promovió la reforma a la Ley Federal del Trabajo que, a partir de un nuevo capítulo, regula desde entonces las tareas de ese mismo tipo de persona en las IES públicas.
• Promovió la Ley para la Coordinación de la Educación Superior, misma que, principalmente, distribuyó  y organizó las responsabilidades en materia de financiamiento de las casas de estudios.
• Impulsó, con otras IES y personajes (Guillermo Soberón, Porfirio Muñoz Ledo, Jorge Carpizo, Diego Valadez) las reformas al Artículo Tercero Constitucional, adicionándole una Fracción en la que se consigna la autonomía universitaria como una garantía corporativa.
• Otorga un nuevo peso al proceso de planeación de las universidades y a todo el sector. Una transformación muy relevante.
En 1985 fue nombrado Secretario de Educación Superior. Le toca un periodo crítico en materia de financiamiento: son los años de cero crecimiento económico e inflación altísima en la economía nacional. No obstante ello, con su equipo, que venía desde la Anuies, pone las bases de lo que sería todo el proceso de modificación de la educación superior en el siguiente sexenio.
Regresa a Xalapa en 1996. Reanuda sus actividades profesionales en el campo de la psiquiatría y el combate a las adicciones (drogas, principalmente). Es nombrado miembro fundador de a Junta de Gobierno de la Universidad Veracruzana, una vez que esta alcanzó su autonomía.
Rafael Velasco Fernández deja un legado trascendental para todos los universitario del país.

Carlos Pallán Figueroa

Miembro de la Junta Directiva de la Universidad Autónoma Metropolitana.

volver arriba

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV