Menu
Realizan foro sobre mecanismos de seguimiento a egresados en la UdeC

Realizan foro sobre mecanismos de s…

La Dirección General de V...

Dan bienvenida a alumnos del programa de Educación Sustentable para Adultos Mayores de la UABC

Dan bienvenida a alumnos del progra…

El doctor Héctor Jaime Ma...

Microalgas, útiles para resolver necesidades ambientales y de alimentación: Académica de la UAM

Microalgas, útiles para resolver ne…

México registra más de 10...

Literatura de Rulfo, más vigente que nunca ante la violencia que azota al país: Juan Villoro en la UdeG

Literatura de Rulfo, más vigente qu…

“Me has dado la Biblia”, ...

Buscan científicos de la UdeC incrementar seguridad en playas de Manzanillo

Buscan científicos de la UdeC incre…

La Universidad de Colima ...

Cumple 40 años la Facultad de Ciencias de la UABC

Cumple 40 años la Facultad de Cienc…

La Vicerrectora del Campu...

Mitos y falsedades en torno al aborto impiden su aprobación en todo el país: coloquio en la  UAM

Mitos y falsedades en torno al abor…

Más de 47 mil mujeres en ...

Comunidad universitaria de la UdeG se manifiesta en contra de los feminicidios en el país

Comunidad universitaria de la UdeG …

Más de 150 integrantes de...

Transgénico, el 90 por ciento del maíz de las tortillas en méxico: académica de la UNAM

Transgénico, el 90 por ciento del m…

El 90.4 por ciento de las...

Concientizar, clave para temprana identificación y atención del Alzheimer: Especialista de la UASLP

Concientizar, clave para temprana i…

En el marco del mes mundi...

Prev Next

Afrontan universidades públicas el ajuste presupuestal Destacado

El escenario es cuesta arriba. Las universidades públicas del país van a enfrentar una situación al límite debido al recorte el gasto del gobierno federal provocado por el incierto panorama económico mundial.
El ajuste al gasto público por 239 mil 700 millones de pesos que tendrá el Presupuesto de Egresos de 2017 va a impactar en las previsiones y en la planeación de las instituciones de educación superior del país.
Si bien los presupuestos designados de manera directa no tendrán variaciones a la baja, en la mayoría de los casos, el recorte va a afectar rubros como ciencia, investigación, becas y recursos extraordinarios, uno de los factores que han equilibrado las finanzas de las universidades en los últimos años.
Además, los ajustes programados a nivel estatal dejarán a algunas entidades sin la posibilidad de incrementar los recursos a la educación superior, e incluso en algunos casos, el apoyo de los gobiernos estatales podría reducirse.


Por eso las instituciones de educación superior van a contracorriente. El margen de maniobra es mucho más estrecho que el de otros años y eso complica la negociación y el cabildeo frente a todos los actores.
Los rectores asumen, de inicio, que contar con un presupuesto similar al de 2016 sería de los males el menor, aunque debido a la inflación, sería también insuficiente.
La batalla en el Congreso de la Unión apenas comienza. Las universidades tienen necesidades y requerimientos que deben ser cubiertos pero está por verse si son atendidos a cabalidad.
Las metas de cobertura, calidad, ampliación de la oferta educativa, la movilidad estudiantil y académica, la internacionalización, entre otras, se encuentran en riesgo.
Y esta  vez, argumentan los rectores, el escenario es más desalentador que otros años. Saben que la economía a nivel mundial impone condiciones y es muy complejo romper esa inercia.
En los próximos días se define el futuro de las universidades públicas del país en materia presupuestal. Los objetivos a mediano plazo dependen de un ajuste que podría concretarse.

Delinear prioridades
En este escenario, el Subsecretario de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Salvador Jara Guerrero, señala que la investigación es el camino para consolidar la educación superior y es la vía para hacer de un país innovador y competitivo, y esa es la importancia que debe tener desde cualquier perspectiva.
Por ello, debido al papel que tienen en la innovación las universidades públicas, es primordial mantener el presupuesto para este rubro.
Para fortalecer la educación superior, además de la investigación, explica el funcionario, deben considerarse el aumento de la matrícula, garantizar la equidad para hombres y mujeres, grupos indígenas y personas con capacidades diferentes, calidad de los resultados y procesos, vinculación academia-sector productivo y viabilidad financiera.
El exrector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) plantea que en México existen 3 mil 700 instituciones de educación superior que brindan servicios a 4 millones de jóvenes.
Por ende, la mayoría de la matrícula se encuentra en universidades públicas estatales y federales, es decir el 41.9 por ciento, y el resto en universidades privadas, institutos tecnológicos y universidades tecnológicas, entre otras.
De ahí la importancia de contar, dice, con un presupuesto acorde con estas necesidades, y con el papel que desempeñan las instituciones públicas del país.
En ese sentido, el rector de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), Blas José Flores Dávila, confía en que pese a los recortes que se esperan por parte de la Secretaría de Hacienda dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2017  se respetará el convenio ordinario que se tiene con las instituciones de educación superior y  no habrá disminución de recursos para el próximo año.
Comenta que a través de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) se están haciendo directamente las gestiones ante el Congreso de la Unión para definir lo correspondiente a estos recursos del convenio ordinario.
“A nivel asociación es la ANUIES la que hace la petición global del presupuesto para el próximo año, y en ese sentido ya se ha tenido acercamiento con las autoridades de la Secretaría de Hacienda previo a la entrega del paquete económico para 2017, el que se va a legislar ya en estos días”, plantea.
Además, se espera el apoyo de los diputados federales para cada una de las entidades para que se autoricen dentro del presupuesto otros proyectos de la universidad.
“En ese sentido, cabe señalar que este convenio o  subsidio ordinario es irreductible y sobre él indicó  la Secretaría de Hacienda  que había la propuesta de mantenerlo sin ninguna reducción”, asegura el rector de la UAdeC.
Dávila Flores comenta que los rectores están conscientes de que las negociaciones se pueden complicar debido al escenario económico mundial pero aun así se puede garantizar el funcionamiento adecuado para el año siguiente.
 “Todos conocemos como están las variables macroeconómicas y esto ha incidido en los recortes que ya la Secretaría de Hacienda ha hecho, se habló de mantener el convenio ordinario en sus niveles, sin reducciones de recursos a la educación superior.
“Sin embargo en la parte de fondos extraordinarios que son fondos adicionales que vienen a fortalecer la capacidad académica de la institución, aún tenemos que ver cuál es la autorización final que tendríamos ahora en noviembre para el ejercicio”, agrega.

Complicaciones de inicio
De acuerdo con las primeras estimaciones del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), frente a los posibles recortes   
que plantea el proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2017, el nivel de crecimiento que se tenía en el sector de ciencia, tecnología e innovación no se va a mantener el próximo año.
“Vamos a tener un ajuste presupuestal. La gran ventaja de esto es que tuvimos tres años y medio con un nivel de crecimiento inédito en el sector, logramos consolidar la infraestructura de laboratorios en instituciones académicas, universidades, y logramos fomentar al sector empresarial con el Programa de Estímulos a la Innovación”, apunta Enrique Cabrero Mendoza, director general del Conacyt.
Sin embargo, sí se incluye en el Paquete Económico un programa de incentivos fiscales para el sector privado, cuidadosamente diseñado en el que los empresarios tendrán la oportunidad de hacer inversión en laboratorios y equipamiento para el desarrollo tecnológico y la innovación, y la contratación de personal altamente calificado.
 “Y pese a los recortes, la buena noticia es la aparición de este programa con el que los empresarios podrán acceder a créditos fiscales que podrán utilizar a lo largo de una década en el momento en que ellos consideren”, asegura.
Para el rector de la Universidad de Sonora (Unison), Heriberto Grijalva Monteverde, de entrada, es lamentable la situación del recorte presupuestal a la educación superior porque impacta de lleno en la calidad.
Grijalva Monteverde indica que a raíz de este recorte hay un riesgo que repercutirá en los salarios, y añadió que la Unison deberá recurrir recursos extraordinarios para solventar ese problema.
Calcula, por citar un ejemplo, que el presupuesto que la universidad necesita para el próximo año oscila como mínimo entre mil 70 y mil 100 millones de pesos.
Y es que en 2016, la Universidad de Sonora no tuvo crecimiento presupuestal, por lo que espera que al menos esta vez haya algún aumento mínimo en la inversión.
Para la presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, Hortensia Aragón Castillo, se prevé un presupuesto difícil porque hay un recorte en el gasto social, sobre todo en educación, ciencia y tecnología.
“Pero veremos de qué manera a la hora de discutirlo en la Cámara podemos corregirlo. Esto dependerá de la voluntad de los grupos mayoritarios, pero buscaremos que no se lastime la educación del país”, asegura.
Para ello, dice la perredista, buscará acercamientos con los rectores a fin de impulsar una propuesta que permita evitar que los recortes hagan retroceder el avance que se tiene en muchas universidades.
Para el rector de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), Manuel Fermín Villar Rubio, la institución tuvo un recorte de aproximadamente 40 millones de pesos de recursos de los Fondos Extraordinarios durante este 2016, por lo que se espera que no suceda lo mismo el año entrante.
Esto pondría en riesgo, dice, las siguientes etapas de construcción de los campus de Salinas y Huasteca Sur, además que no se podría ampliar el cupo de admisión en  2017.
Asume que, de continuar los recortes a educación superior, no se cumplirá objetivo sexenal de ampliar la cobertura a 40 por ciento.
“Estamos en ese proceso. Ya estamos trabajando en ese sentido, pero es un problema nacional la falta de dinero, no es un asunto exclusivo de la parte educativa, entonces dependemos de eso”, argumenta.
Para el rector de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), José Manuel Piña Gutiérrez, los próximos días serán decisivos en toda esa discusión.
“Entramos a una segunda etapa en la que los diputados tienen la facultad de agregar o quitar a los diferentes rubros que se presentan, por eso son importantes estas etapas porque tenemos hasta el 15 de diciembre para que sea definitivo el presupuesto asignado, por empezamos el cabildeo con diputados y senadores donde ya los presupuestos están en manos de la cámara Federal”, indica.
En el caso de las universidades públicas estatales cuenta muchos los indicadores de  calidad que todas las instituciones han impulsado en los últimos años.
“Ese indicador pesa mucho, la universidad ya cumplió en aceptar la mayor cantidad posible de solicitantes, también la calidad de los servicios y se ha seguido acreditando, crecimos un 10 por ciento en el número de profesores que están en el Sistema Nacional de Investigadores”, abunda.
Ahora, los legisladores deben responder, dice de la misma manera esas acciones que las universidades del país han asumido como parte de su desarrollo académico.
“Lo más prudente es empezar a esperar a que se vaya haciendo el análisis de este recorte presupuestal etapa por etapa y saber si el recorte impactará”, concluye.  

La planeación en juego
Tras conocer la propuesta de la Secretaría de Hacienda, en la que se contempla la reducción de 14 por ciento al presupuesto para educación, el rector de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Gilberto Herrera Ruiz, dice que ya se toman cartas en el asunto para evitar esta medida.
En este escenario, explica, las reuniones entre los rectores de las universidades del país y los integrantes del Congreso para abordar este tema son la herramienta central en todo este embrollo financiero.
“Vamos a hacer todo el esfuerzo, no son las condiciones favorables en el sentido presupuestal, estamos viendo que por ejemplo todos los gastos extraordinarios que la universidad recibía de concurso se recortaron un 65 por ciento; no puede ser que la educación siga siendo el punto a recortar en los presupuestos”, apunta.
En tanto, el rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Javier Saldaña Almazán, dice que es comprensible que el país atraviese por una situación económica crítica, pero sí se debe ponderar la inversión en educación.
 “Entendemos la crisis por la que atraviesa el país, pero también vale la pena que los diputados nos ayuden a etiquetar recursos para la educación”, argumenta.
Saldaña Almazán apunta que en su caso, la UAGro requiere un presupuesto de aproximadamente 5 mil millones de pesos con la finalidad de mejorar la infraestructura, pero también ampliar la cobertura y potencializar el nivel de egreso de sus estudiantes.
Para el coordinador de la bancada del PRD, Francisco Martínez Neri, el recorte la educación por más de 37 mil millones de pesos, lo que significa 15.1 por ciento menos que en 2016, debe ser analizado detenidamente.
 “La educación no debería ser afectada en los recortes, en todo caso la cifra debería ir en aumento, no podemos ir en retroceso; es preocupante que la educación superior resulte ser la más afectada.
“Es decir, deberíamos dar todas las herramientas posibles para que los jóvenes salgan lo mejor preparados que se pueda”, afirma el legislador, quien también integra la Comisión de Educación.
Para el vicerrector de la Universidad Veracruzana campus Mocambo, Alfonso Pérez Morales, el paquete económico 2017 tendrá reducciones presupuestales en infraestructura, salud y sobre todo en educación y donde afecta no solo a la UV sino a todas las instituciones del país.
Y ese contexto, afirma, no se debe olvidar que la educación superior favorece a la investigación y ésta a su vez, fortalece al desarrollo de un país.
A decir del rector de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), Juan Manuel Ocegueda Hernández, las instancias gubernamentales no deben reducir el presupuesto destinado a la educación superior en beneficio de las futuras generaciones del país.
“Es un llamado para quienes determinan los presupuesto, un llamado para el Congreso, un llamado para la Secretaría de Educación Pública, para la Secretaría de Hacienda.
“Si queremos ser un país que supere los añejos problemas estructurales de pobreza, de mala distribución de ingresos, de pobreza extrema y de pobreza alimentaria, de abrir nuevas fuentes de empleo de mayor calidad que realmente correspondan a la formación universitaria, eso requiere invertirle a la educación, la educación no la podemos sacrificar”, señala.
Además, si se quieren superar los rezagos, es momento de tomar la dirección correcta en materia de educación superior se debe de reflejar en la asignación de los recursos.
“Las necesidades y demandas van creciendo, y la única forma de hacerlo es con recursos que también crezcan, si los recursos los restringen y reducen, es muy complicado que la universidad siga haciendo ese esfuerzo; veo con mucha tristeza que no se le esté dando la prioridad que significa la educación para un país como el nuestro que aspira a ser un país con altos ingresos”, finaliza.

Carlos Reyes

Modificado por última vez enJueves, 22 Septiembre 2016 01:35
volver arriba

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV