Menu
México a través de sus publicaciones oficiales

México a través de sus publicacione…

Con las publicaciones ofi...

Universidades de la ANUIES profesionalizarán operadores del sistema de justicia penal

Universidades de la ANUIES profesio…

El secretario general eje...

Son reconocidas licenciaturas de la UABC por el Ceneval

Son reconocidas licenciaturas de la…

21 programas de licenciat...

Pide UABJO al Congreso aumento para alcanzar la media nacional por estudiante

Pide UABJO al Congreso aumento para…

El rector Eduardo Bautist...

Entrega la UJAT estados financieros auditados ante Cámara de Diputados Federal

Entrega la UJAT estados financieros…

La Universidad Juárez Aut...

Alista la UAEM protocolos para violencia de género

Alista la UAEM protocolos para viol…

La Coordinación Instituci...

Otorga la UAS el Doctorado Honoris Causa a Enrique Fernández Fassnacht

Otorga la UAS el Doctorado Honoris …

En Sesión Solemne, el H. ...

Urge apoyo para reconstruir hogares en Ixtepec, Oaxaca: Estudiantes de la UdeG

Urge apoyo para reconstruir hogares…

Tras los sismos registrad...

Las reformas estructurales no merecen el lugar central que se les ha dado: Jaime Ros Bosch en la UAM

Las reformas estructurales no merec…

Las reformas estructurale...

Prev Next

Regla de tres 678 Destacado

Raúl Arias a la Universidad de Guanajuato. En la Universidad de Guanajuato (UGto) se arman con todo para los años próximos. Así debe leerse la llegada de Raúl Arias Lovillo, exrector de la Universidad Veracruzana (UV), como Secretario Académico, en sustitución de José Luis Lucio Martínez, quien ahora se encargará del Centro de Desarrollo de Tecnologías Emergentes. Arias Lovillo es licenciado en economía por la UV, maestro en Economía por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y doctor en Economía Internacional y Desarrollo Económico por la Universidad de Barcelona. Fue rector de la UV por dos periodos, del primero de septiembre de 2004 al 29 de agosto de 2013, tiempo en el que también presidió la Organización Universitaria Interamericana (OUI) del 2009 al 2011, a la cual se volvió a integrar —una vez concluido su cargo en la universidad— como director ejecutivo de Campus-OUI. Credenciales que le dan sustento a su nombramiento y mayor fortaleza a la gestión del rector general de la UGto, Luis Felipe Guerrero Agripino, quien tomó una decisión acertada y de futuro. En horabuena.



Listo el asunto presupuestal.  Sin mayores cambios, esta semana la Cámara de Diputados aprobó el Proyecto de Egresos 2017 y con ello la incertidumbre presupuestal en varios rubros se concretó, y en algunos renglones, como es el caso de la educación superior del país, el gasto para el año próximo salió, como ha ocurrido en los últimos años, con claroscuros propios de las limitaciones financieras, la falta de tacto, la mala negociación, pero sobre todo, por la falta de visión que no termina de entender que este sector puede potenciar en muchos sentidos la vida económica y social del país. Ese es el entorno y ese es el panorama para las universidades del país, rumbo al penúltimo año de este sexenio y frente a los retos que cada vez las rebasan en mayor o menor medida.

A nivel federal.  El presupuesto respaldó, después de todo, a  instituciones federales de educación superior como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) las cuales concentran la mayor parte de la demanda en el área metropolitana. Cierto también que los montos asignados nunca serán suficientes para los requerimientos académicos, y este año no fue la excepción. Pero frente a un escenario económico mundial que no termina por estabilizarse, la partida para estas instituciones quedó dentro de lo aceptable. Como lo planteó el propio rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, se trata de una asignación que no los satisface, aunque sí los tiene en la línea de flotación.

Otros casos. En el caso del Instituto Politécnico Nacional (IPN, el asunto fue más complejo. De entrada se planteó un recorte en el proyecto presentado a los legisladores. El IPN, de acuerdo con lo planteado, tendría 123 millones de pesos, es decir una disminución aproximada de 3.9 por ciento con respecto a lo ejercido en este año. A partir de ese escenario, el esfuerzo en el terreno del cabildeo y la negociación, llegaron hasta donde lo permitió la escasez presupuestal. Cualquier montó que se pudo rescatar de esas disminución planteada, salvó en parte el entorno que se avecina para el año entrante. El problema y lo grave es que sigue sin reconocerse la capacidad de las instituciones de educación superior en la formación de miles de jóvenes para el país. Y en el caso del IPN no se respalda la trayectoria de una institución que llegó a los 80 años de vida y que se ha convertido en eje de la política de educación superior del país durante ocho décadas.

Lo más grave.  El asunto viene mucho más ajustado en el caso de las universidades públicas estatales. Ahí sí el ajuste del gasto fue considerable y tiende a complicarse más en muchos de los casos porque, bajo este esquema de ajustarse el cinturón, planteado por el gobierno federal, los gobiernos estatales no le van a apostar a la educación y difícilmente podrán apoyar con recursos adicionales a las instituciones del país. En otros casos, el monto que se les asigne por parte de los congresos locales también vendrá con disminuciones que tendrán que solventar de alguna manera las universidades.  El presupuesto proyectado parte de una disminución para instituciones de educación superior estatales e institutos tecnológicos de 5 mil 707 millones de pesos, es decir, 9 por ciento menos que lo recibido este año. Millones más, millones menos, la gravedad de este ajuste presupuestal comenzará a hacer mella en la gobernabilidad de las instituciones cuando las negociaciones salariales con los sindicatos comiencen a activarse en los próximos meses.

La advertencia.  La preocupación es real y no por algo ya comienza a hacer eco a nivel regional, como ocurrió hace unos días en la Sesión Ordinaria del Consejo Regional Centro Sur de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), donde se habló de los inconvenientes que entraña esta medida. Una advertencia que ya es secundada por rectores como Tonatiuh Bravo Padilla, de la Universidad de Guadalajara (UdeG), que señala que la meta presidencial de cobertura en educación media superior, que es del 80 por ciento, no será alcanzada debido a las limitaciones del presupuesto para el 2017. Como se ve, el asunto podría complicarse todavía más hacia finales de este año.
 Los lineamientos. El asunto es cuestión de ajustes, dice la autoridad educativa a nivel federal. Salvador Jara Guerrero, Subsecretario de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública (SEP), conmina a las instituciones a buscar alternativas. Porque la situación económica del país ha representado disminución de recursos para diferentes sectores. No va a ser sencillo, argumenta, apoyar a las universidades como se les apoyaba en otros tiempos, y más cuando la reducción en los fondos extraordinarios es de impacto reservado. Por eso los proyectos especiales van a quedar a la deriva. Aunque los gastos operativos estén garantizados.

Llamado a la mesura. Por eso, señala el Subsecretario y quien mucho tiempo fue rector de una de las instituciones que resultarán más afectadas, pide a las universidades que defina cada una sus prioridades y cada una deberá hacerlo en la medida de sus posibilidades. Jara Guerrero sostiene que el objetivo es evitar efectos negativos y no incidir en la calidad académica que han fomentado en los últimos años. Veremos hasta dónde les alcanza a las universidades del país para no poner en duda la planeación de todo un año. Y ahí apunta a instituciones como la Autónoma de Zacatecas (UAZ), la Michoacana San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), la Universidad de Sonora (Unison) y toda la región sur que siempre se ha quedado a la orilla.

Por la internacionalización.  En otro asunto, el rector de la Univeridad Autónoma del Estado de México (UAEM), Jorge Olvera García, realizó una visita de trabajo a Italia donde, con el apoyo de la Embajada de México en Italia, firmó un Convenio General de Colaboración con el rector de la Universidad de Roma, Mario Panizza. Esto, para impulsar acciones en materia de cooperación, principalmente en las áreas de arquitectura, filosofía y literatura. Vínculos que se suman a los que la tiene la institución con universidades como La Sapienza de Roma, Bolonia, Pisa, Turín y Verona, con las cuales se llevan a cabo diversas acciones en los ámbitos de movilidad estudiantil, coedición de libros e intercambio de profesores e investigadores. Todo en dirección de fortalecer los lazos internacionales de la institución mexiquense.

Carlos Reyes

Más en esta categoría: « Regla de tres 675 Regla de tres 681 »
volver arriba

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV