Menu
El Conacyt se une a la celebración por el 15º aniversario del Foro Consultivo Científico y Tecnológico

El Conacyt se une a la celebración …

El Consejo Nacional de Ci...

Cultura y SEP impulsan talento musical

Cultura y SEP impulsan talento musi…

La Secretaría de Educació...

Estudiantes de la UABC reciben beca SEP-Prospera

Estudiantes de la UABC reciben beca…

Un total de 897 alumnos d...

Impulsa UAEM trabajo conjunto con el Comecyt

Impulsa UAEM trabajo conjunto con e…

En concordancia con las a...

Alumnas de la UAM proponen señalizaciones para evitar caos en el Metro

Alumnas de la UAM proponen señaliza…

La actitud negativa de lo...

Llama rector de la UABJO a conformar alianza en defensa de las universidades públicas

Llama rector de la UABJO a conforma…

Con un llamado del rector...

Se reúnen en la UJAT expertos en producción ovina y acuacultura

Se reúnen en la UJAT expertos en pr…

El Décimo Primer Seminari...

Organiza la UAS Congreso Internacional de Prevención Social del Delito

Organiza la UAS Congreso Internacio…

Con el objetivo de coadyu...

Designó el presidente de la república mexicana a Mario Rodríguez Casas como nuevo director general del IPN

Designó el presidente de la repúbli…

El Presidente de México, ...

Con desarrollo, tasa de suicidios aumentó 250 por ciento en Corea: Experta en la UdeC

Con desarrollo, tasa de suicidios a…

El incremento en la tasa ...

Prev Next

México-Cuba: una histórica y sólida relación académica Destacado

La muerte del ex presidente Fidel Castro Ruz no es ajena a las universidades públicas del país.
Muchos rectores mexicanos están transmitiendo ahora su pesar a sus colegas cubanos por la pérdida de líder de la Revolución cubana”.
Las instituciones de la isla y de México han forjado una sólida y fluida relación académica, la cual constituye una histórica y entrañable colaboración e intercambio científico y tecnológico, estudiantil y docente y educativo, deportivo y cultural, que se ha sustentado a lo largo de varios años.
Una relación estrecha que, a pesar de las coyunturas políticas y las dificultades que se llegaron a presentar en el terreno diplomático, no se interrumpieron ni frenaron su curso.


Las universidades mexicanas han volteado siempre hacia la región latinoamericana para extender sus redes de conocimiento, y especialmente hacia Cuba como uno de los epicentros educativos que han permitido enriquecer el bagaje bilateral.
En ese contexto, dicen rectores y funcionarios ligados a estos esfuerzos de internacionalización, las instituciones de educación superior de México han fortalecido esos lazos en áreas tan diversas como la medicina forense, la agricultura, la biotecnología, la ganadería, la economía y el desarrollo de tecnología.
Se trata de una cooperación muy estrecha que ha rendido frutos y que ha impactado en la formación de cientos de jóvenes mexicanos en aulas cubanas y en la visita de especialistas de la isla a las instituciones de educación superior mexicanas.
Asimismo, en la realización de talleres, seminarios, simposiums, posgrados e investigaciones conjuntas que han permitido una internacionalización hacia la zona del Caribe y a la que le han apostado rectores de ambas latitudes.
México y Cuba comparten así, como lo expresan los encargados de las instituciones, objetivos comunes que van más allá de lo educativo y conllevan un contexto histórico que hablan de una amistad que ha estado por encima de las diferencias políticas e ideológicas que el escenario internacional confrontaba con el régimen castrista.

Los alcances de la relación
Desde 1988, las relaciones educativas entre México y Cuba comenzaron a rendir los primeros frutos. 16 instituciones mexicanas y 11 cubanas arrancaron los primeros esfuerzos y en la actualidad son ya 22 universidades del país y 26 de la isla.
En un inicio, el objetivo central de acercar a ambos países en materia de educación, ciencia y tecnología, conocer los sistemas educativos, las políticas públicas y analizar la pertinencia de desarrollar investigación.
En ese contexto, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y el Centro de Investigación Avanzada (Cinvestav) se han consolidado como los principales referentes de este  intercambio, principalmente en áreas como las ciencias básicas, ciencias sociales y humanidades.
Otras universidades que han seguido estos pasos y se han acercado constantemente a las instituciones cubanas son la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), la Universidad Autónoma de Chapingo, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), la Universidad de Guadalajara (UdeG) y la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY).
Más recientemente, pero con una constancia y un acercamiento muy definido y muy claro hacia la educación superior cubana se encuentra la Universidad Veracruzana (UV) en rubros como Humanidades, Ciencias de la Salud, Biología y Ciencias Agropecuarias, sin olvidar el fuerte intercambio cultural que ha fomentado la institución.
En ese sentido, Raúl Arias Lovillo, exrector de la Universidad Veracruzana, sostiene que se tienen muchas  condiciones comunes entre Veracruz y Cuba, por ende, la vinculación entre la UV e instituciones académicas de la isla es algo natural, en lo que se ha trabajado en el pasado, y que se trató de fortalecer año con año.
“De todas las universidades mexicanas, la UV es la más cercana a Cuba, por razones históricas, de clima, entre muchas otras, tuvimos varios proyectos con instituciones de la isla y trabajamos en importantes proyectos de temas comunes, fue siempre enriquecedor de ambas partes”, recuerda Arias Lovillo.
Comenta que la alianza de las universidades cubanas con las instituciones del país ha permitido mantener una estrecha vinculación en docencia, investigación y divulgación de la cultura.
Esta colaboración, apunta, ha permitido la especialización de varios académicos y con ello, el fortalecimiento de los programas educativos en diversas disciplinas.
Asimismo, instituciones como la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), también son parte de este espectro bilateral que ha rendido frutos por décadas.
Incluso, la inclusión en este intercambio académico ha alcanzado también  a institutos tecnológicos como el de Saltillo, Hermosillo y Puebla, y al que se han sumado en los últimos años la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) y la Universidad de Colima (UCol).
Recientemente, en la  XIII Reunión de rectores México- Cuba, celebrada a mediados de este año en la Ciudad de La Habana, se firmaron 24 convenios y siete cartas de intención con el objetivo de estrechar la cooperación entre las instituciones de ambos país.
28 instituciones educativas de México y más de 30 de Cuba fueron las que se comprometieron a evaluar su desarrollo académico, intercambiar experiencias y buenas prácticas de acreditación y calidad académica.
En ese sentido, Rodolfo Alarcón, Ministro de Educación Superior de Cuba, asume que en materia de educación superior, México es uno de los países con los que Cuba tiene mayor intercambio.

Incidir en estrechar los lazos
De acuerdo con la la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), la relación entre México y Cuba en esta materia ha permitido fortalecer y mejorar el nivel académico de estas dos naciones.
Esto, aunado a un impacto favorable en el desarrollo económico y social de ambas naciones, las cuales tienen una amplia trayectoria de colaboración y “son aliadas incansables en estos rubros educativos”.
Al respecto, Roberto Escalante Semerena, secretario general de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (Udual), en la actualidad ya no es suficiente que la universidad se relacione con su entorno, sino que tiene que voltear hacia el contexto internacional.
 “Dicha vinculación tiene además diferentes impactos: las universidades han buscado entender la manera de lograr una mayor pertinencia en su entorno social y para ello han desarrollado mecanismos de vinculación como el emprendedurismo (emprendimiento) social, encuentro de saberes, la diversificación de programas con actores y redes sociales, innovación con las tecnologías”, apunta.
Por ello, la colaboración entre universidades mexicanas y cubanas ha jugado ese papel de una manera muy efectiva, sobre todo, explica, por los resultados que ha generado este acercamiento.
Prueba de ello, el recientemente anunciado Espacio Latinoamericano y Caribeño de Educación Superior (Enlaces), con lo que se reconocerá automáticamente los títulos y créditos académicos de carreras centradas en siete áreas: enfermería, administración, ingeniería civil, química, física, matemáticas y filosofía, y al cual se sumó la Universidad de La Habana para colaborar de cerca con la UNAM.
Una propuesta que, dice, impulsará el intercambio de experiencias con base en la movilidad académica y cooperación científica.
Un escenario, comenta, Rodolfo Alarcón Ortiz, Ministro de Educación de Cuba, que demuestra que la relación en materia educativa entre México y su país ha sido histórica y fructífera y siempre es impulsado con este tipo de iniciativas.
Para Aurora Fernández González, Viceministra de Educación Superior de Cuba, para su país ha sido siempre fundamental estrechar lazos con las instituciones mexicanas.
“Para nosotros, la colaboración con México es muy importante para las universidades cubanas; nosotros valoramos mucho la calidad académica, valoramos muchísimo la receptividad que hay hacia Cuba y los intereses de trabajar en conjunto”, apunta.
Porque, argumenta, la importancia de los convenios con las instituciones educativas cubanas radica en el intercambio para fomentar la preparación de los recursos humanos, gestionar el conocimiento en función del desarrollo económico y social.
“Existen relaciones entre las universidades que deben ser ampliadas, queremos fomentar aún más las relaciones para beneficiarnos mutuamente de los desarrollos y adelantos y experiencias de cada universidad”, opina.


Apuntar hacia futuro
Sobre esta colaboración, Juan Eulogio Guerra Liera, rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), comenta que esto ha permitido analizar programas de manera conjunta, coordinar actividades académicas, desarrollar investigación e impulsar la movilidad de personal docente y también de estudiantes.
“Hemos trabajado de manera conjunta, hemos establecido convenios, y tanto las instituciones cubanas como las mexicanas han tenido beneficios académicos, pero, sobre todo, han acercado esa relación histórica entre el pueblo mexicano y cubano”, dice.
Apunta que las universidades de la isla han sabido entender muy bien y han asumido el compromiso compartido de proporcionar educación de calidad, sin perder de vista el sentido y el compromiso social que el egresado debe tener, de priorizar y resolver la problemática social.
En tanto, el rector de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), Jorge Olvera García, asegura que los constantes retos de Cuba como país y la manera como los afronta son ejemplo que permite analizar y entender que las sociedades, más allá de su régimen político, son cambiantes.
Ante estas circunstancias, subraya el rector de la UAEM, es imprescindible mirar y observar diferentes contextos para retroalimentar experiencias sociales, políticas y culturales, y con ello, entender la forma de actuar de las naciones.
“Sólo la pluralidad hace posible la actitud crítica y propositiva que enriquece el pensamiento y el saber humano, que permite alcanzar el progreso de los países, sociedades libres, incluyentes y sabedoras”, apunta.
Una experiencia que ha sido asimilada por ambos países y ha enriquecido su intercambio académico durante ya varias décadas.
“Es muestra del compromiso que tiene la nación isleña para consolidar lazos de cooperación y retroalimentación con nuestro país”, apunta.

Carlos Reyes

volver arriba

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV