Menu
Designó el presidente de la república mexicana a Mario Rodríguez Casas como nuevo director general del IPN

Designó el presidente de la repúbli…

El Presidente de México, ...

Con desarrollo, tasa de suicidios aumentó 250 por ciento en Corea: Experta en la UdeC

Con desarrollo, tasa de suicidios a…

El incremento en la tasa ...

Presenta UABJO investigaciones en ‘Encuentro regional de tutorías’, red sur-sureste de ANUIES

Presenta UABJO investigaciones en ‘…

La Universidad Autónoma “...

La deliberación abierta entre las personas superaría el caos en las redes sociales: Académico en la UAM

La deliberación abierta entre las p…

Ante el desorden y el cao...

Firman convenio UABJO y Universidad Santander para impulsar docencia e investigación

Firman convenio UABJO y Universidad…

Los rectores de las unive...

Egresada de la UASLP recibe reconocimiento a mejor tesis de doctorado por investigación de semiconductores

Egresada de la UASLP recibe reconoc…

La doctora Reyna Méndez C...

Propone la filosofía soluciones factibles e incluyentes a los problemas globales: Secretario general de la UAM

Propone la filosofía soluciones fac…

La proclamación del terce...

La UAS firma convenios de colaboración con la Comisión Nacional de Seguridad y CONADIC

La UAS firma convenios de colaborac…

Con el compromiso de fort...

Ingeniería sísmica, especialidad que inició en méxico a raíz del temblor de 1957: Investigador emérito de la UNAM

Ingeniería sísmica, especialidad qu…

La ingeniería sísmica, qu...

La UASLP, en pláticas para recibir acreditación institucional: CIEES

La UASLP, en pláticas para recibir …

La Dra. Rocío Llarena de ...

Prev Next

Habilidades socio-emocionales y educación Destacado

Recientemente, las habilidades socioemocionales (HSE) han empezado a cobrar interés para el sector educativo en varias partes del mundo, entre las que se encuentra México. Este interés se debe a que la literatura científica ha empezado a demostrar que estas habilidades o competencias son imprescindibles para que un profesionista tenga éxito en el mundo laboral. Igualmente, se ha encontrado que éstas ayudan a los niños y jóvenes a desarrollar actitudes positivas hacia la vida, que les permiten tener un buen desempeño escolar y evitar conductas de riesgo (ej. adicciones, embarazos tempranos, abandono escolar). Como su nombre lo indica, las HSE aluden a dos tipos de competencias: las primeras se relacionan con la capacidad de las personas para interactuar constructivamente con otros individuos y establecer relaciones positivas y afectivas; mientras que las segundas aluden a la capacidad de una persona para controlar sus propias emociones. Por consiguiente, las HSE se refieren a la combinación de ambas habilidades y se ponen de manifiesto en contextos sociales donde existe una gran actividad interpersonal, tales como la escuela y el trabajo.


Aunque no existe un acuerdo mundial sobre este concepto, algunos autores definen las HSE como aquellas competencias que son necesarias para entender y manejar las emociones, establecer y alcanzar metas positivas, sentir y mostrar empatía por otros, establecer y mantener relaciones positivas y tomar decisiones responsables. Con base en esta definición, algunas asociaciones educativas tienen como propósito fomentar en las escuelas el aprendizaje de las HSE; tal es el caso de CASEL (Collaborative for Academic, Social and Emotional Learning). Esta asociación norteamericana identifica cinco competencias socioemocionales básicas: autoconciencia, autocontrol, toma de decisiones responsables, habilidades interpersonales y conciencia social.
Considerando que cualquier proceso de aprendizaje se ve influenciado por el manejo de emociones, una comunicación asertiva y la capacidad para resolver conflictos, la adquisición de HSE pueden hacer una gran diferencia en el desarrollo personal, académico y laboral de los individuos. De hecho, algunos autores aseveran que los procesos emocionales y sociales son inseparables de los procesos cognitivos y, por lo tanto, influyen en el aprendizaje de los estudiantes de manera determinante. Por ello, se entiende que el Nuevo Modelo Educativo incluye a las HSE en el currículo formal de toda la educación obligatoria: en la educación básica, dentro del componente curricular “desarrollo personal y social”, y en la educación media superior, en el Marco Curricular Común.
La SEP establece que, a través de las HSE, las personas pueden conocerse y comprenderse a sí mismos, cultivar la atención, tener sentido de autoeficacia y confianza en las capacidades personales, entender y regular sus emociones, establecer y alcanzar metas positivas, sentir y mostrar empatía hacia los demás, establecer y mantener relaciones positivas, establecer relaciones interpersonales armónicas, tomar decisiones responsables y desarrollar sentido de comunidad.

HSE en otros programas
Sin embargo, la inclusión en los programas educativos de las HSE no es nuevo en la SEP. El programa para abatir el abandono escolar de la Subsecretaría de Educación Media Superior, conocido como Construye T, ha promovido las siguientes seis habilidades generales: autoconciencia, autorregulación, determinación, conciencia social, relación con los demás y toma responsable de decisiones. (Para mayor información consultar la página del programa; http://www.construye-t.org.mx/inicio/hse).
Por otro lado, el INEE ha considerado evaluar algunas HSE de los estudiantes de educación básica en su Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (Planea). Para ello, tomó como base los planes y programas de estudio de 2011, donde desde ese entonces se consideraba el fomento de las HSE. En concreto, Planea pretende evaluar las siguientes habilidades que se relacionan con la convivencia escolar de los estudiantes:
• Solidaridad con los compañeros de la escuela. Disposición de los alumnos para ayudar a las personas cuando lo necesitan.
• Respeto hacia los compañeros en la escuela. Respetar las ideas y visiones distintas a las propias y evitar conductas agresivas hacia los compañeros.
• Manejo de conflictos en la escuela. Afrontar los conflictos de forma no violenta, a través del arbitraje y la negociación.
• Bienestar y colaboración en la escuela. Agrado por asistir a la escuela y a clases, participar en actividades colaborativas y establecer relaciones amistosas.
Todo indica que las HSE son importantes para el desarrollo personal, social e intelectual de los estudiantes y futuros profesionistas y, por lo tanto, deben ser un fin en sí mismas en los procesos escolares, como un auxiliar para que los estudiantes tengan mayor probabilidad de éxito en la adquisición de los conocimientos y habilidades intelectuales consignadas en el currículo. Sin embargo, no es claro cómo enseñar las HSE. No basta con saber que son importantes y tener la intención de enseñarlas, incluyendo algunas de ellas en programas especiales como Construye T, o bien, en los planes y programas de estudio del Nuevo Modelo Educativo.

Contexto global
Las HSE son una combinación de habilidades personales y sociales que los individuos van construyendo a lo largo de la vida, como producto de una variedad de experiencias vivenciales, que les permiten, por un lado, expresarse y manifestar sus emociones (o sentimientos) de manera adecuada y, por el otro, reconocer, interpretar y responder constructivamente a las emociones de terceros. Entonces, ¿cómo enseñar a un niño o adolescente qué tanto se debe de enojar ante una situación de agresión?, ¿cómo se debe responder al miedo de sentir que la integridad física y psicológica está en peligro?, ¿cómo enseñar a tener compasión por otros?, ¿cómo suprimir las emociones personales y las de otros para evitar conflictos? Para muchos especialistas, lo más importante para que los estudiantes adquieran HSE es el contexto global en que éstas se adquieren, ya que no se pueden aprender a través de una asignatura o con un método específico de enseñanza. Todo lo contrario, la adquisición de HSE requiere del uso de múltiples estrategias coordinadas, que pasan por el aula, la escuela, el hogar y la comunidad entera. Por consiguiente, el Nuevo Modelo Educativo tiene el gran reto de pasar de la declaración a la acción y, después, a la evaluación.
Finalmente, otro aspecto no resuelto de las HSE es la forma de evaluar su adquisición a gran escala. Si bien existen una gran cantidad de test psicológicos para evaluar una variedad de competencias emocionales y sociales en situaciones clínicas (entrevistas individuales), son muy pocos los instrumentos diseñados para evaluarlas a gran escala de manera confiable. Peor aún, desconozco la existencia de instrumentos válidos para medir las HSE con propósitos pedagógicos, que se puedan utilizar en contextos escolares. Por ello, como ya se mencionó, el INEE tiene entre sus objetivos incursionar en el desarrollo de instrumentos estandarizados para evaluar algunas HSE relacionadas con la convivencia escolar. Por consiguiente, el INEE tiene un gran reto por delante, que solo el tiempo nos dirá si fue capaz de superar.    

Eduardo Backhoff Escudero
Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación

Modificado por última vez enJueves, 06 Abril 2017 03:58
volver arriba

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV