Menu
156 empresas buscan talento del IPN

156 empresas buscan talento del IPN

Con 156 empresas que ofre...

Los sismos no se pueden predecir: científico del IPN

Los sismos no se pueden predecir: c…

A un mes del fatídico sis...

UdeG albergará Encuentro Latinoamericano de Innovación Social

UdeG albergará Encuentro Latinoamer…

La Universidad de Guadala...

Necesario construir comunidades resilientes ante desastres: Investigador de la UAM

Necesario construir comunidades res…

A consecuencia de las cat...

Campus Ensenada de la UABC será sede de la Conferencia Internacional sobre Inteligencia Artificial

Campus Ensenada de la UABC será sed…

La UABC, Campus Ensenada,...

Exponen Construcción del nuevo muralismo de Arnold Belkin

Exponen Construcción del nuevo mur…

Con la exposición “Const...

La Facultad de Ingeniería de la UASLP inició el proceso de acreditación 2017

La Facultad de Ingeniería de la UAS…

Autoridades universitaria...

Presenta Norton Maza “Geografías del olvido” en el MUSA de la UdeG

Presenta Norton Maza “Geografías de…

El drama humano de la mig...

Mantiene la UAS exigencia de que se resuelvan los casos de violencia en Sinaloa

Mantiene la UAS exigencia de que se…

El Rector de la Universid...

Ante la SEP, rectores de universidades estatales urgen rescate financiero

Ante la SEP, rectores de universida…

Rectores de siete univers...

Prev Next

Jaime Torres Bodet: Profeta de la educación nacional Destacado

México ha tenido notables visionarios de la educación nacional y entre ellos destaca —junto a Justo Sierra y José Vasconcelos— Jaime Torres Bodet. Su calidad humana, su cultura y su compromiso con los valores universales proyectaron su imagen como educador en el plano nacional y en el internacional.
En tanto redactor principal del texto del artículo tercero de 1945, contribuyó a colocar los cimientos conceptuales de la educación contemporánea de México. Él concibió una educación humanista, laica, democrática y nacionalista, valores que siguen siendo columna vertebral del texto educativo de la Constitución.
Sus empresas educativas influyeron dándole su forma definitiva al sistema educativo mexicano. Son memorables sus dos campañas de alfabetización, la creación del Instituto Federal de Capacitación del Magisterio, la fundación del Comité de Administración del Programa Federal de Construcciones Federales (CAPFCE), el lanzamiento del Plan de Once Años y la integración de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos.


Su tarea de funcionario público, sin embargo, no estuvo exenta de decepciones. Lamentó no haber sido más exigente con las escuelas normales, se quejó de la burocracia excesiva de la Secretaría de Educación Pública y advirtió claramente los aspectos nocivos de la influencia sindical sobre los supervisores que dejaban de ser eficaces correas de transmisión entre la autoridad y las escuelas para convertirse en figuras subordinadas al gremio.
El maestro, decía Torres Bodet es, en la escuela, un representante de la comunidad, un portador de la experiencia acumulada de la humanidad un constructor de puentes culturales entre el pasado y el futuro de la nación. “Un maestro genuino es un emisario viril de la libertad. Su instrumento es la luz del conocimiento, no la sombra de la opresión y de la mentira. Su actividad, empero, no puede ceñirse a la mera instrucción de los escolares”.  
Ilustrar no es redimir, agregaba, si a la ilustración no se añaden esos estímulos de carácter que hacen de la educación una fuerza conformadora de equidad y de justicia social. “En vuestra marcha —decía a los docentes—encontraréis múltiples errores, numerosos vicios, infinitas y hondas desesperanzas. Por momentos, ante la iniquidad manifiesta, una ola de ira, de santa ira, se agitará seguramente en vuestro pecho. Pensad entonces que la injusticia no se corrige con la injusticia, que la violencia no es el mejor remedio contra la violencia y que el arma más resistente para vencer las dificultades es la firmeza: el rigor del alma que no permite que la corrompan ni el conformismo pasivo ni la fugaz y colérica exaltación”.
Funcionario memorable,
insigne poeta, excelente narrador, fino diplomático, Torres Bodet conquistó una brillante distinción para México al ocupar entre 1948 y 1952 la dirección general de la organización de Naciones Unidas para la educación la ciencia y la cultura (UNESCO). Sus cuatro volúmenes de memorias continúan siendo el testimonio literario de una vida íntegra y ejemplar (10 Abril 2017).

Gilberto Guevara Niebla

Profesor del Colegio de Pedagogía de la UNAM; Consejero del INEE.

Modificado por última vez enJueves, 20 Abril 2017 01:39
volver arriba

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV