Menu
Silla de ruedas del IPN brinda movimientos de ejercitación

Silla de ruedas del IPN brinda movi…

Estudiantes del Centro de...

Emprendedora del IPN conecta a artesanos mexicanos con el mundo

Emprendedora del IPN conecta a arte…

Brindar una oportunidad s...

La cultura es esencial en el desarrollo de todos los profesionistas: director del INAH en el IPN

La cultura es esencial en el desarr…

Es necesario que los prof...

Estudiar lo cotidiano y el sentido común propiciará el cambio social: académica francesa en la UAM

Estudiar lo cotidiano y el sentido …

El enfoque utilizado por ...

Participa el rector de la UAS en mesa redonda durante el Encuentro Universitario sobre derechos humanos

Participa el rector de la UAS en me…

En el Encuentro Universit...

Garantizar pago de salarios, principal compromiso en UABJO: Rector

Garantizar pago de salarios, princi…

En reunión de trabajo con...

Se realiza día de puertas abiertas a la inclusión, en la UdeC

Se realiza día de puertas abiertas …

Con el fin de promover la...

Presentarán teatro de improvisación en el Museo de la UABC

Presentarán teatro de improvisación…

Con la participación de l...

Comparten expertos retos y oportunidades de la internacionalización para las empresas en Cetys

Comparten expertos retos y oportuni…

Hoy en día las empresas q...

La UASLP inaugura Departamento Universitario de Inglés en la Facultad de Agronomía

La UASLP inaugura Departamento Univ…

En el marco del 45 aniver...

Prev Next

El siglo de Torres Bodet Destacado

El  México posrevolucionario del siglo XX nos dejó enseñanzas pletóricas de grandeza y de miseria humana. Pero hay que resaltar sobre estas últimas, la presencia de hombres y mujeres visionarias que supieron asumir el llamado de una época, de unas circunstancias que exigían actitudes de riesgo, de creatividad, imaginación, fuerza de voluntad, valor, resistencia.
Ellos hicieron parte fundamental de la historia moderna del país. De cada uno perduran sus huellas reformadoras de nuestra vida pública, en la creación de instituciones y en la obra material que nos dio un nuevo rostro como sociedad.  


Hacer la Revolución, edificar un sistema político sobre un cuerpo social herido, fragmentado, aun beligerante, y estabilizar al país apoyados en la modernización que nos sacó del atraso decimonónico, no fue peccata minuta.
Esto último lo podemos constatar, además, en el campo de la ingeniería y la medicina, en la astronomía y en el arte. En la educación, que es un terreno donde concurren todas las posiciones políticas y las más diversas ideologías, y en la que sin duda se sintetizan la historia nacional y las luchas del pueblo mexicano que han definido el rumbo del país, hay que destacar la  obra de José Vasconcelos y de Jaime Torres Bodet. Cada uno en su momento, cada uno en su circunstancia.  

Vasconcelos y Torres Bodet
En los años veinte, José Vasconcelos dejó una obra paradigmática en la que se reflejó fielmente su visión de un pueblo necesitado de “alfabeto, pan y jabón”, de su entendimiento del papel de la educación y de la cultura para transformar el país. A contracorriente de sus pares en el gobierno, en sus misiones culturales, en su labor alfabetizadora, en la inédita y sorprendente publicación de los clásicos, se resumía el fuego abrasador e intenso de un ser extraordinario por su talento, desafiante y contradictorio en su vida pública, que hizo de la política un camino hacia su propia crucifixión.  
Jaime Torres Bodet sería, por dos ocasiones secretario de Educación Pública, de 1943 a 1946, primero, y de 1958 a 1964, en su segunda oportunidad. A los 21 años, Torres Bodet fue  secretario particular del brillante autor de El Ulises criollo, y entonces destacaba como un  lúcido escritor y poeta.
A diferencia de Vasconcelos, Torres Bodet no hizo de la política su pasión. Tal vez marcando una diferencia y respondiendo al divisionismo del magisterio, y a la actitud de varios grupos del sector privado que no cesaban de  impugnar al gobierno por mantener la educación socialista en el artículo Tercero de la Constitución, dijo al tomar posesión del encargo del presidente Ávila Camacho: “En el sentido de profesional y polémico del vocablo, no soy un político”.
Torres Bodet, dejó  una obra educativa de la dimensión de la de Vasconcelos y en muchos sentidos más vasta y perdurable; no obstante, a diferencia de la de éste, lamentablemente poco recordada, o mejor dicho, menos reconocida.
Habiendo asumido el cargo la mañana  del 24 de diciembre de 1943, por la tarde inauguró el Congreso que unificó a las diversas organizaciones magisteriales que se disputaban el control de los maestros, en el cual surgió el SNTE.
Ocho meses después, llevó a cabo la Campaña Nacional de Alfabetización; poco antes había puesto en marcha la Biblioteca Enciclopédica,  con un  mayor número de obras clásicas que las publicadas por Vasconcelos —incluyendo autores nacionales—  con más altos tirajes y  más baratos y accesibles a  la gente. Fundó el Instituto Federal del Magisterio, estableció el Programa de Construcción de Escuelas y ya para terminar el sexenio, consiguió la Reforma del Artículo 3°, eliminando de éste el sintagma “educación socialista”, que no hacía sentido con la realidad de México y con un mundo en el que concluía la Gran Guerra y se anunciaba una nueva, que exigiría de los países occidentales posiciones claras en la inminente bipolaridad.
Cuando el presidente electo Adolfo López Mateos (1958-1964) anunció que la SEP la ocuparía Jaime Torres Bodet, la opinión pública expresó su consentimiento. Los seis años siguientes lo confirmarían y bastaría citar el Plan de Once Años y la creación del Libro de Texto Gratuito como constancia de ello. A propósito de la labor de Torres Bodet, escribieron Arquímedes Caballero y Salvador Medrano. “...cuando se examina de cerca este periodo, sorprende la congruencia de todas las acciones educativas, la unidad que preside el pensamiento rector, la ausencia de proyecto aislados e intempestivos. Detrás de esta obra hay una visión apasionada y lúcida de un hombre que le imprimió coherencia: la del Secretario de Educación Pública”. (Fernando Solana, Raúl Cardiel Reyes, Raúl Bolaños Martínez Coordinadores, Historia de  la Educación Pública en México (1876-1976), FCE).

+++

Tal vez nadie expuso con tanta brillantez, en sus acciones y en su discurso el nacionalismo mexicano que preconizaba Vasconcelos, y a la postre,  le dio sentido histórico a la ideología de la Revolución mexicana, al mismo tiempo que jugó el importante papel de legitimar el sistema político mexicano.  Sin esa intención política, Torres Bodet, como responsable de la educación nacional, le dio profundidad y credibilidad al nacionalismo.   Y esto se debía, básicamente, a que en sus acciones y palabras  había congruencia y uniformidad que las hacía verosímiles. No parece fácil ahora creer que eso era posible. Lo fue y en ello estriba mucho de su grandeza.    
Es verdad que esto se dio en un México en el que casi todo estaba por construirse. Pero tampoco nada era fácil. Ni había recursos y sí muchas resistencias políticas e ideológicas.  
Con motivo del 115 aniversario de su nacimiento, la Secretaría de Educación Pública ha organizado una serie de actos que permitirán recordar, entre otras cosas, las batallas libradas por el gobierno mexicano para establecer los Libros de Texto Gratuito, en contra de las ofensivas “que emanaban de cautelosos confesionarios”.   



Reabre el Planetario Luis Enrique Erro del IPN
Este jueves, remodelado y actualizado, el planetario “Luis Enrique Erro” del Instituto Politécnico Nacional, IPN, abrirá de nuevo sus puertas al público, que desde hace medio siglo ha sido uno de los emblemas de las tareas científicas astronómicas del país y de América Latina.
El Planetario, que recibió el nombre del célebre científico por sus  importantes aportaciones a la astronomía universal,  es el primero que se abrió al público en México y el tercero más antiguo de América Latina, después de los de Uruguay y Argentina.
A partir de este año se estrena el sistema de proyección Digistar 6, el cual usa cañones láser, que proyectan a una resolución, definición y nitidez de 8K, con lo que el PLEE será el más moderno del país y el sexto del mundo.
Según nos informan, en este sistema se van a poder proyectar no sólo cuestiones astronómicas, sino resultados de investigaciones de arquitectura, modelos matemáticos, algoritmos o proteínas complejas en tercera dimensión.
En esta reapertura, la cual estará encabezada por el director general del IPN, Enrique Fernández Fassnacht, se estrenarán tres nuevas proyecciones: Al filo de la Oscuridad (Age of Darkness), Exploradores robot y Aventura Cósmica para niños, las cuales se suman a las 15 producciones ya existentes.


Rinde informe Villar Rubio en la UASLP
Hoy jueves también le corresponde al Arquitecto Manuel Fermín Villar Rubio, rector de la  UASLP, ofrecer un  nuevo informe de su gestión a la comunidad universitaria y a la población potosina.
El acto solemne se llevará a cabo en el teatro del Centro Cultural Universitario Bicentenario. Cuente con que estarán presentes el gobernador del Estado Juan Manuel Carreras López, el presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Juan Paulo Almazán Cue,  el presidente del Congreso del Estado Manuel Barrera Guillen, el  Director General de Educación Superior Universitaria de la SEP, Salvador Malo Álvarez y varios rectores de universidades del país. De los pormenores le informaremos la próxima semana.

Jorge Medina Viedas

volver arriba

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV