Menu
Anuncian en la UdeG a los ganadores del Octavo Concurso Luvina Joven

Anuncian en la UdeG a los ganadores…

Incentivar e impulsar a l...

Capacitan a profesores de Turismo de la UdeC en nuevas formas de enseñanza

Capacitan a profesores de Turismo d…

En días pasados concluyer...

Riesgoso, asumir la existencia de una transición energética en el mundo: expertos en la UAM

Riesgoso, asumir la existencia de u…

La transición energética ...

CUCSur de la UdeG resguarda una biblioteca de plantas milenarias

CUCSur de la UdeG resguarda una bib…

El Laboratorio de Paleoec...

La interdisciplina, eje característico de la Unidad Lerma de la UAM

La interdisciplina, eje característ…

La Unidad Lerma de la Uni...

Peligroso tener en casa animales de compañía no criados con ese fin: académico de la UNAM

Peligroso tener en casa animales de…

Tener un animal de compañ...

Egresa primera generación de Negocios Internacionales en modalidad de inglés de la UdeC

Egresa primera generación de Negoci…

El Paraninfo de la Univer...

Recomienda investigadora de la UdeG actividades lúdicas y productivas para revertir el síndrome del jubilado

Recomienda investigadora de la UdeG…

Uno de cada tres jubilado...

Publica IPN convocatoria para examen de admisión complementario del nivel superior

Publica IPN convocatoria para exame…

El Instituto Politécnico ...

Rector de la UdeC recibe a integrantes del Colegio de Abogados de Colima

Rector de la UdeC recibe a integran…

Con el fin de preparar la...

Prev Next

¿Se acabaron las prebendas en educación? Destacado

¿Se acabaron las prebendas en educación?, ¿Nunca más una plaza será adquirida como dádiva política o sindical? ¿El Estado, recupera, realmente, la rectoría de la educación? ¿Con las actuales modificaciones constitucionales en materia eductaiva, se asegurará de forma efectiva, la calidad educativa de nuestro país?
Estas preguntas, las habrá de responder la realidad nacional que, se desarrolle en los próximos años en nuestro país; mientras tanto, el debate que ha generado la aprobación de las leyes secundarias en materia educativa, puso en evidencia la polarización entre la sociedad y la clase política mexicana.


Una vez más, de madrugada y en esta ocasión, en domingo, los diputados aprobaron la Ley General del Servicio Profesional Docente, la cual tiene el propósito de “asegurar un nivel suficiente de desempeño en quienes realizan funciones de docencia, de dirección y de supervisión” en el sistema educativo mexicano, asegura este nuevo marco legal.
La educación en México es asaz deficiente, si hacemos caso a los resultados de la prueba Enlace, cerca de seis de cada 10 niños en primaria, tienen conocimientos elementales o insuficientes en matemáticas y español; mientras que en secundaría, en las mismas áreas, son cerca de ocho de cada 10 los alumnos que obtienen estos resultados, vulnerando, evidentemente, su derecho al aprendizaje.
Si hacemos caso a los resultados del Concurso Nacional de Plazas Docentes, el cual se lleva acabo desde el ciclo escolar 2008-2009, los maestros que han participado, han obtenido como máximo resultado, durante el 2011; el 55.27 por ciento de aciertos en este examen, en lo que corresponde a los sustentantes de nuevo ingreso. Mientras que en ese mismo año, los docentes en servicio que concursaron en búsqueda de su basificación, obtuvieron el 56.78 por ciento de aciertos, según cifras de la Secretaría de Educación Pública (SEP).
Los maestros, de cara a su delicada labor de formar ciudadanos dentro de aulas que, en muchas ocasiones revelan las carencias y las desigualdades del país, tienen ahora, por Ley, la obligación de capacitarse hasta lograr un alto rendimiento, de eso se trata la calidad educativa.
Durante 2011, antes de que Alba Martínez Olivé, fuera nombrada subsecretaria de Educación Básica, en el VI Encuentro Internacional “Aseguramiento de la Calidad de la Profesión Docente”, celebrado en la Universidad Pedagógica Nacional (UPN); Olivé aseguraba que “es la sombra protectora del SNTE lo que desprestigia la profesión docente”, toda vez que se concibe que “el ser maestro es una cosa facilona”, donde “basta con no morirse para permanecer”.
El juego ha cambiado, la alta exigencia hacia el gremio magisterial está en marcha, aunque los maestros disidentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), ya han anunciado que “en los hechos, no aplicarán la reforma”, esto no es de sorprender, debido a que este sector del magisterio, había pedido ser contemplado en el proceso de deliberación sobre los cambios constitucionales correspondientes a su área de trabajo, pero esto no fue así.
Para algunos académicos, la propuesta de la CNTE, no es viable, para otros, es la política pública necesaria para realmente asegurar la calidad de la educación; la situación fue que dicha deliberación, nunca llegó; se legisló rápido y a obscuras.
La intención declarada por la actual administración del presidente Enrique Peña Nieto, es “recuperar la rectoría de la educación”; no obstante, de acuerdo con esta nueva Ley, los maestros de Educación Básica y Media Superior, adscritos a escuelas administradas por el Estado, que no se sujeten a los procesos de evaluación o que obtengan resultados insatisfactorios y no logren regularizarse en un periodo máximo de dos años, serán removidos de su cargo “sin responsabilidad para la Autoridad Educativa o el Organismo Descentralizado, según corresponda”, se lee en esta nueva Ley.
 Es decir, se busca recuperar la rectoría de la educación pero sin que las autoridades educativas, sean responsables del mal desempeño de sus trabajadores, los maestros. Sylvia Schmelkes, actual presidenta de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), al participar en el XI Congreso Nacional de Investigación Educativa, organizado por el COMIE en 2011, aseguraba que “la SEP no confía en los maestros” por eso los regula y burocratiza tanto; y añadió que si los maestros salen mal evaluados, esto es responsabilidad del Estado, toda vez que los maestros son servidores públicos.
De esta Reforma, quedaron fuera modificaciones a los planes y programas de estudio, así como el compromiso por asegurar óptimos ambientes de aprendizaje; aunque el presidente Peña Nieto, durante su primer informe de gobierno, enfatizó que el programa Escuela Digna, buscará asegurar que las aulas mexicanas, sean espacios propicios para la educación; así mismo, reconoció que las protestas provienen de maestros que se desempeñan en estados con mayor rezago económico, social y por ende educativo; por lo cual anticipó que en el 2014, habrá un programa especial para dichas entidades, entre los que se identifican Guerrero, Michoacán, Oaxaca y Chiapas. La tarea es compleja, la labor es ardua y de largo aliento, pero estamos en la convicción, lectores queridos, que el arte como la educación, son —como dijera Gabriel Celaya—, armas cargadas de futuro.

Héctor Martínez Rojas

Modificado por última vez enViernes, 06 Septiembre 2013 13:39
volver arriba