Menu
La UdeG fue sede del Encuentro de la Red Nacional de Educación Media Superior

La UdeG fue sede del Encuentro de l…

La Universidad de Guadala...

Inauguran en la UASLP segunda etapa de crecimiento del Campus Pedregal

Inauguran en la UASLP segunda etapa…

Autoridades estatales, fe...

El ICAR de la UAEM refrenda compromiso con la sociedad

El ICAR de la UAEM refrenda comprom…

A diez años de su creació...

Nombra la UABC Mérito Universitario a Lacavex Berumen

Nombra la UABC Mérito Universitario…

Por dedicar más de 38 año...

ANUIES promueve espacios de reflexión y diálogo con representantes de candidatos

ANUIES promueve espacios de reflexi…

“Los universitarios somos...

La UdeC, presente en Feria Profesiográfica 2018

La UdeC, presente en Feria Profesio…

Para la Universidad de Co...

Participa el Conacyt en Hannover Messe 2018

Participa el Conacyt en Hannover Me…

Como el fin de fomentar e...

Realiza la UAS IX Encuentro de Sinaloenses Radicados en CdMx

Realiza la UAS IX Encuentro de Sina…

Con gran éxito la Univers...

Analizarán representantes de Iberoamérica avances de las 11 Metas Educativas

Analizarán representantes de Iberoa…

En la XIII Reunión Ordina...

Reconstruirá el IPN escuelas dañadas por el sismo

Reconstruirá el IPN escuelas dañada…

Con un presupuesto de alr...

Prev Next

Presentan bachilleres de la Preparatoria 4 de UdeG investigación sobre el síndrome de Estocolmo Destacado

El proyecto “Secuestro, amor y muerte” ganador de medalla de oro en Infomatrix Latinoamérica y realizado por alumnos de la Preparatoria 4 del Sistema de Educación Media Superior (SEMS), consiste en una investigación, surgida de una experiencia propia, donde se realiza una comparación entre el síndrome de Estocolmo y lo que puede acontecer -psicológicamente hablando- en una víctima de secuestro, en México.
Los autores del trabajo, David Saúl Landeros Robles y Víctor Adrián Bucio Salas -estudiantes de tercer y cuarto semestre respectivamente- fueron acreedores a un pase para la feria Luz de Ibira en Argentina, que se celebrará del 5 al 7 de junio en la provincia de Concordia. En dicho evento los bachilleres de la Universidad de Guadalajara (UdeG) expondrán su proyecto.


Sobre la investigación, la maestra de la Preparatoria y asesora del proyecto, Hildelisa Sánchez Félix, explicó que “este proyecto se asoció con el síndrome de Estocolmo porque Víctor Adrián sufrió un secuestro al salir de la escuela. Él estuvo encerrado alrededor de cuatro días, estuvo encapuchado. Derivado de lo ocurrido, hicimos la relación del secuestro de Adrián con el padecimiento”.
 
El síndrome de Estocolmo
Es un trastorno psicológico que se presenta de manera temporal en la persona que ha sufrido un secuestro. Entre sus principales características existe la comprensión y benevolencia de la víctima hacia los secuestradores. Como parte de la evolución del comportamiento se puede orillar a que incluso haya una identificación o empatía durante el proceso de privación o posterior a él.
La académica añadió: “Abordamos este proyecto desde una perspectiva psicológica y psiquiátrica. Hicimos una relación con el factor psicológico, a través del cual vemos cómo los rehenes sufren cambios emocionales en este proceso. Ahora que visitaremos Argentina, trabajamos en una contextualización de nuestras hipótesis a través de la relación de este síndrome con algún caso que se haya vivido en el país sudamericano”.
Por su parte, David Saúl Landeros Robles comentó que una de las cosas que le llamó la atención durante el proceso, fue la forma en la que la víctima que desarrolló el síndrome comienza a insertarse de nueva cuenta en sus núcleos sociales y resaltó tanto los cambios de conducta como las posibles afecciones en círculos como la familia.
“A partir de esto, tenemos el conocimiento que nos ayuda a generar apoyo a otras personas que padecen estos síntomas o a quienes les interese este tema. El nombre de nuestra investigación (“Secuestro, amor o muerte”), está anclado precisamente en el sentir generado durante el desarrollo del síndrome de Estocolmo: secuestro, por la parte de la privación; amor, por la relación que puede surgir incluso desde el momento de pedir un vaso de agua, y muerte, porque en ese momento, la vida de la víctima, depende de la decisión del victimario”.
El trabajo se desarrolló en un lapso de entre tres y cuatro meses, con jornadas de estudio y análisis de hasta nueve horas al día. El equipo de investigación buscará la publicación de sus conclusiones con la intención de dejar impresa su perspectiva sobre el tema.
 

Redacción Campus

volver arriba