Menu
Designó el presidente de la república mexicana a Mario Rodríguez Casas como nuevo director general del IPN

Designó el presidente de la repúbli…

El Presidente de México, ...

Con desarrollo, tasa de suicidios aumentó 250 por ciento en Corea: Experta en la UdeC

Con desarrollo, tasa de suicidios a…

El incremento en la tasa ...

Presenta UABJO investigaciones en ‘Encuentro regional de tutorías’, red sur-sureste de ANUIES

Presenta UABJO investigaciones en ‘…

La Universidad Autónoma “...

La deliberación abierta entre las personas superaría el caos en las redes sociales: Académico en la UAM

La deliberación abierta entre las p…

Ante el desorden y el cao...

Firman convenio UABJO y Universidad Santander para impulsar docencia e investigación

Firman convenio UABJO y Universidad…

Los rectores de las unive...

Egresada de la UASLP recibe reconocimiento a mejor tesis de doctorado por investigación de semiconductores

Egresada de la UASLP recibe reconoc…

La doctora Reyna Méndez C...

Propone la filosofía soluciones factibles e incluyentes a los problemas globales: Secretario general de la UAM

Propone la filosofía soluciones fac…

La proclamación del terce...

La UAS firma convenios de colaboración con la Comisión Nacional de Seguridad y CONADIC

La UAS firma convenios de colaborac…

Con el compromiso de fort...

Ingeniería sísmica, especialidad que inició en méxico a raíz del temblor de 1957: Investigador emérito de la UNAM

Ingeniería sísmica, especialidad qu…

La ingeniería sísmica, qu...

La UASLP, en pláticas para recibir acreditación institucional: CIEES

La UASLP, en pláticas para recibir …

La Dra. Rocío Llarena de ...

Prev Next

Rector Salvador Vega y León: Entrego la UAM mejor posicionada Destacado

A unos días de dejar el cargo de rector general de la Universidad Autónoma Metropolitana, el doctor Salvador Vega y León, sigue conectado y con las pilas cargadas en su puesto.
Manifiesta su satisfacción de haber ocupado el cargo, que desde su perspectiva como universitario, constituye un punto intermedio entre una larga carrera académica ascendente que lo llevó hasta ahí, y el paso siguiente hacia nuevas responsabilidades en cargos internacionales y responsabilidades en el campo de la investigación.


El rector Vega y León no esconde sus deseos de decir lo que piensa de su experiencia al frente de la UAM. Con Campus conversa sobre los temas institucionales, remarcando la diferencia de su gestión con el pasado, así como las problemas que enfrentó y que tuvo que superar.
Demuestra su deseo de responder a sus críticos y a aquellos que considera que pretenden manchar su trabajo al frente de la institución desde 2013.
Defiende sus programas, esboza escenarios de futuro respecto de sus logros inéditos y sintetiza en ellos, el nuevo lugar de la UAM en el concierto de las grandes universidades de México.

¿Qué se hizo durante su gestión, en estos cuatro años, a favor de la docencia y la investigación?
Rector: La ley orgánica de la UAM habla de que debemos cumplir tres funciones básicas: la docencia para formar los mejores recursos humanos a nivel licenciatura y posgrado; la investigación para procurar la solución de los problemas nacionales; y la preservación y difusión de la cultura.
En la primera función, la docencia, ¿en qué avanzamos? Ofrecimos elevar la matrícula de la UAM. Pasamos de poco menos de 50 mil a casi 54 mil estudiantes. Es un logro en el contexto en el que nos encontramos en la actualidad. Por otro lado, nosotros tenemos docencia a nivel de licenciatura como de posgrado. En la licenciatura, el proyecto fue analizar a través de lo que dice el plan de desarrollo institucional, las metas que pudimos lograr en los últimos tiempos. Nos encontramos con una situación que atendimos y fue buscar que hubiera mayor número de egresados de la institución por año. Mantenemos desde 2013, 5 mil egresados de la UAM. Y nos mantenemos en el reto de mejorar la eficiencia terminal pero también las trayectorias académicas de nuestros estudiantes.
Evitar el rezago a través del análisis, justamente, de los indicadores que nos hablan de rezago. También estudiar aquellos factores que aumentan el rezago en los planes y programas de estudio. Este análisis nos ha llevado a tomar medidas, como por ejemplo, las siguientes: un programa de apoyo permanente a las divisiones académicas de la UAM. Estas 15 divisiones que tenemos para propiciar mayor fluidez en los estudios de los estudiantes. Proporcionar mejores servicios académicos y con ello, favorecer el egreso y la titulación.
Para la titulación, desarrollamos una propuesta que el Colegio Académico aceptó para que los estudiantes que no pudieron concluir su licenciatura, pero que tienen el 90 por ciento de los créditos acumulados y hayan ejercido en el campo laboral actividades similares para los cuales fueron formados, puedan titularse en el futuro.
Otras acciones que hemos tomado en términos de la docencia a nivel de licenciatura, es la creación de planes de estudio que han ayudado a que algunos recursos humanos que tenemos especializados, puedan participar en estas licenciaturas. En el posgrado, tenemos 99 posgrados en la UAM, cubriendo todos los campos del conocimiento que ofrecemos nosotros. Encontramos en ello una fortaleza que nos dan los profesores e investigadores.
Tenemos 1,170 investigadores nacionales, poco más de 3 mil profesores los cuáles, casi el 90 por ciento, son de tiempo completo. La mitad de nuestros profesores tienen doctorado. Tenemos un potencial académico en nuestros profesores muy importante, que nos hace proponer nuevos posgrados y nos ayuda también a que nuestras licenciaturas estén fortalecidas. Todo profesor tiene obligación de dar, al menos una vez al año, cursos de licenciatura. Ponemos a disposición de los alumnos, y lo hemos hecho durante esta gestión, la experiencia permanente que tenemos en la investigación, en los investigadores, para favorecer mejores planes y programas de estudio en licenciatura y posgrado.

¿Qué esfuerzos adicionales de apoyo a la docencia se hicieron en materia de becas para los estudiantes y los profesores?
Nosotros somos de las universidades más reconocidas por el programa federal de becas de la SEP. Casi el 30 por ciento de los alumnos están becados. Pero le propusimos a la SEP un esquema de becas diferente al que veníamos trabajando. Tenemos 12 a 14 tipos de becas diferentes; en donde estimulamos la equidad de género, el apoyo a estudiantes de orígenes indígenas, a madres solteras y a aquellos que menos posibilidades tienen de estudiar para que no dejen la universidad. Les solicitamos un promedio mínimo de 8 y obtenemos buenos resultados con esos grupos.
El tema de las becas es crucial para cualquier universidad pública. Retener a los alumnos a través de este mecanismo y apoyarles, pero también solicitarles mantener un promedio, es fundamental para nosotros.
Estimulamos a alumnos de posgrados que no están en el Programa Nacional de Posgrado, para que tengamos una masa crítica de estudiantes y puedan continuar estudios de posgrado y especialización, maestría y doctorado. Generamos también un comité donde intervienen las cinco unidades académicas de la UAM para que sea, desde ahí, que se tomen las decisiones y que sean coordinadas por parte de la rectoría general a la secretaría de Educación Pública.
Desarrollamos como nunca la movilidad internacional. Aumentamos la movilidad internacional en un 600 por ciento, de tal manera que nos vamos satisfechos con estos resultados.

En relación con el tema de la investigación, seguramente en la gestión suya se buscó que algunos aspectos particulares tuvieran un mayor impulso. ¿Cuáles recordaría usted como aquellos que son emblemáticos de su gestión, por ejemplo, en materia de apoyo a la creación de laboratorios para la investigación, etc)?
Hay una fortaleza en la UAM, que primero que nada quisiera destacar y que no debemos de perder. La UAM cuenta con dos laboratorios nacionales apoyados por el Conacyt. Uno de supercómputo y otro de imagenología. Estos grandes proyectos de la UAM permanentemente fueron apoyados con recursos financieros. Recursos financieros concurrentes con el Conacyt que tuvimos que ampliar para mantener estos proyectos caminando.
Tenemos otro proyecto muy importante: el bioterio de la Unidad Xochimilco. Como también otros laboratorios en la Unidad Azcapotzalco que mantuvieron su trabajo permanente. ¿Qué podemos destacar además? En ese sentido, mantener trabajando estos grandes laboratorios como muchos otros que hay en la universidad, cuesta dinero. Con las crisis financieras hemos tenido que buscar esquemas de trabajo diferentes, optimizar recursos y mantener productividad. Hemos aumentado nuestra visibilidad en las páginas internacionales, en Scopus, hoy tenemos mayor cantidad de referentes que cuando empezó la gestión.
Pero también, comenzamos a reparar ciertos tipos de laboratorios que se habían detenido por falta de infraestructura. Me concretaré a decir que en la Unidad Azcapotzalco hay un edificio, el Edificio E, el más grande de toda la institución, donde hemos invertido la mayor cantidad de recursos financieros, humanos, etc.
Reabrimos ya más de 20 laboratorios de la división de ciencias básicas e ingeniería, donde se concentra una buena cantidad de nuestro trabajo de investigación. ¿Investigación para qué? Investigación para resolver parte de los problemas nacionales. Estimulamos la innovación a partir de conocimientos científicos. Hoy la UAM ofrece un vehículo eléctrico que puede ser alternativa para movilizar mercancía en el centro de la Ciudad de México.
Estos logros, se obtuvieron durante esta gestión. Y me parece que hay muchos otros más. Usted puede encontrar en la literatura, en la prensa, una versión de una cerveza con alto contenido de antioxidantes que favorece, según estudios científicos, la salud humana. Por destacar solamente esos temas.
Por ejemplo, inducir a una comunidad del estado de Oaxaca para que cultive el alga espirulina. El alga espirulina fue un recurso alimentario prehispánico que se fue perdiendo a lo largo del tiempo, y que resulta ser que el contenido proteico que tiene, es muy importante como suplemento en la alimentación humana. Es decir, son vitaminas naturales.
Creo que con infraestructura, hemos logrado nosotros reposicionar a la institución en aquellos espacios. Aun en las unidades más recientes de la UAM, como Lerma, hay laboratorios donde se hace robótica, investigación, no obstante que no tenemos terminada nuestra infraestructura.
Hay vínculos con otras instituciones, que muestran a fortaleza que tienen nuestros profesores y que saben desarrollarla para obtener logros de orden académico.

En relación con el tema de inversión e infraestructura, los programas de obras, ¿Qué dice del tema presupuestal? Cuando usted empezó tenía un determinado presupuesto. Al terminar su gestión, ¿cuál es la situación del presupuesto y en que se logró invertir?
Yo recibo una UAM que está parada en su infraestructura. Las obras que se habían iniciado en el pasado, no estaban concluidas, por diversas situaciones. Nuestro primer trabajo fue identificar cómo se encontraba cada una de las edificaciones que tenía que tener un adelanto mayor, pero que no lo tenían en ese momento. En las cinco unidades, tuvimos que cerrar contrato que no es nada fácil y que tiene que participar el Abogado General, expertos que conozcan, etc. Con esa base, implementar el Plan de Obras de la UAM. De tal manera que las cinco unidades, en los espacios que no se habían concluido, como también en nuevos espacios, tendrían que ser atendidos.
Tuvimos los recursos financieros, que es parte de la pregunta, se había decidido guardar el patrimonio de la institución en cuentas de banco. Logramos convencer al patronato que esos recursos financieros serían siempre más productivos dentro de un plan de obras y su ejecución, que tenerlos guardados en los bancos. Y de esta manera el Colegio Académico aprobó un plan de obras de la institución y ese plan de obras es el que hoy nos rige. De tal manera que los dineros guardados fueron aprobados, era nuestro patrimonio, lo pasamos a operar ese patrimonio y a partir de ello, logramos, la rehabilitación del Edificio G de la Unidad Azcapotzalco, desarrollamos obra para terminar un edificio de cubículos de profesores que por mucho tiempo estuvo sin construir en la Unidad Xochimilco. Tenemos obra para los talleres de diseño industrial que necesita la división de ciencias para el diseño de la Unidad Xochimilco. En el caso de Iztapalapa, continuamos con infraestructura de uno de los requerimientos mayores de la comunidad, que es el estacionamiento para vehículos de profesores y trabajadores que no había y continuaremos también porque ya está avanzado el llamado edificio de Ciencia y Tecnología que tiene la Unidad Iztapalapa.
En Lerma, convencimos al patronato de continuar la gran obra que tenemos ahí para infraestructura definitiva pero también para desarrollar aulas ligeras porque queríamos crecer la matrícula. Había intenciones de cerrar la Unidad Lerma en un momento, yo no acepté eso. Yo aposté porque Lerma fuera un proyecto más de la UAM. Y hoy tenemos 200 egresados, que parece poco. Sin embargo, resulta del esfuerzo permanente de haber desarrollado una estrategia en aquel campus universitario. En Cuajimalpa, continuamos con la segunda torre de esta unidad académica.
La infraestructura ha sido parte del trabajo que hemos desarrollado, y hoy dejamos estas cuentas. La Casa de la Paz es un espacio emblemático de la Colonia Roma para difundir la cultura, particularmente. Y estamos en vía restructurarlo y, en su momento, poder operarlo como se hizo por mucho tiempo. Y en segundo lugar, hemos apostado más a la cultura porque entablamos pláticas para comprar la Casa de Leonora Carrington en la colonia Roma.
A través de ello, muy seguramente vamos a generar un museo de esta gran escultora mexicana, esta gran personalidad que vivió en México y le dio tanto a la comunidad a través de su escultura, su pintura de sus manifestaciones. El plan de obras tendrá que ser continuado en su momento, pero dejamos todas las bases para que esto se pueda hacer.
Probablemente en septiembre tengamos listo el edificio G de la Unidad Azcapotzalco. Hoy rehabilitamos 20 laboratorios. En ese momento seguramente habrá más espacios para la docencia y la investigación.

En materia de defensa de los derechos universitarios, que ahora tanto se procura debido a las condiciones en que se encuentra la situación del país e incluso el propio crecimiento de las instituciones que exige tener un mayor cuidado en el respeto a la convivencia., ¿qué se ha hecho en esa materia?
Al inicio de la gestión, teníamos claro desarrollar ciertas estructuras de orden transversal en la institución que pudieran atender dos temas importantes en mi gestión: los Derechos Humanos y la transparencia. Primero, en el caso de los DDHH, desarrollamos junto con la junta directiva de la UAM, una iniciativa para crear la Defensoría de los Derechos Universitarios. Es una realidad, hoy no tiene defensor titular. Sin embargo, mostró que dentro de la institución es necesario buscar un espacio donde haya diálogo y donde haya la posibilidad de aquellas situaciones donde la legislación universitaria le cuesta trabajo entender, que la conciliación se pueda hacer. Es decir, la mediación resulta ser fundamental en una defensoría.

¿Esa defensoría está aprobada por el Colegio Académico?
Esa defensoría fue aprobada por el Colegio Académico. Trabajó durante un año aproximadamente. Pero queda claro que ahí está la estructura y de ahí partiremos para seguir impulsando los Derechos Humanos dentro de la comunidad universitaria.

¿Qué universidad le entrega  a la comunidad universitaria y a la sociedad?
Le entregamos en cuatro años de trabajo intenso, una universidad que tiene características propias, como yo la recibí, pero que ha explorado otros asuntos. Mantenemos nuestra presencia como universidad pública importante, la segunda universidad pública en el país. Entregamos una universidad en la cual se mantuvo la investigación y se siguió invirtiendo, con los recursos que nosotros tenemos y que consiguen nuestros profesores investigadores. Extendimos la preservación y difusión de la cultura a otros espacios. Es decir, la UAM hoy avanzó en la docencia, la investigación, la preservación y difusión de la cultura. Pero habría otras cosas también en las que hemos avanzado.
Desarrollamos una oficina de transparencia para que toda la información que se solicite, dentro de los parámetros que deben ser, nos sea solicitada y entregada a quien lo solicite. Es decir, hay avances en la gestión que no existían. No existía defensoría, no existía comité de transparencia, no había anillo metropolitano, no estaban terminadas las obras, no habría gran dedicación al estudio de los problemas de la docencia y hemos avanzado. No teníamos tantos planes de estudio, tenemos hoy más investigadores nacionales, atendemos más a los problemas que hay en la sociedad. Creo que ése es el avance que hoy le puedo ofrecer a la institución y dejarlo para que quien venga lo trabaje y siga perfeccionando las ideas dentro de la institución.
Es una institución plural, donde la pluralidad nos sirve como elemento fundamental para tomar decisiones. Nuestro gobierno es transversal, no es un gobierno vertical. Nuestros órganos colegiados deciden la vida de la institución, ellos son quienes deciden las acciones que se van a llevar a cabo. O sea que en esa gobernanza horizontal, que me tocó llevar, he encontrado la fortaleza para entregar una universidad mejor posicionada que como yo la recibí.  

Jorge Medina Viedas

Modificado por última vez enMiércoles, 21 Junio 2017 03:48
volver arriba

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV