Menu
La UdeG fue sede del Encuentro de la Red Nacional de Educación Media Superior

La UdeG fue sede del Encuentro de l…

La Universidad de Guadala...

Inauguran en la UASLP segunda etapa de crecimiento del Campus Pedregal

Inauguran en la UASLP segunda etapa…

Autoridades estatales, fe...

El ICAR de la UAEM refrenda compromiso con la sociedad

El ICAR de la UAEM refrenda comprom…

A diez años de su creació...

Nombra la UABC Mérito Universitario a Lacavex Berumen

Nombra la UABC Mérito Universitario…

Por dedicar más de 38 año...

ANUIES promueve espacios de reflexión y diálogo con representantes de candidatos

ANUIES promueve espacios de reflexi…

“Los universitarios somos...

La UdeC, presente en Feria Profesiográfica 2018

La UdeC, presente en Feria Profesio…

Para la Universidad de Co...

Participa el Conacyt en Hannover Messe 2018

Participa el Conacyt en Hannover Me…

Como el fin de fomentar e...

Realiza la UAS IX Encuentro de Sinaloenses Radicados en CdMx

Realiza la UAS IX Encuentro de Sina…

Con gran éxito la Univers...

Analizarán representantes de Iberoamérica avances de las 11 Metas Educativas

Analizarán representantes de Iberoa…

En la XIII Reunión Ordina...

Reconstruirá el IPN escuelas dañadas por el sismo

Reconstruirá el IPN escuelas dañada…

Con un presupuesto de alr...

Prev Next

UAM: Los temas de la nueva rectoría /III Destacado

UAM: Los temas de la nueva rectoría /III

Parte I

Parte II

El comentario a tres temas más, de aquellos que aquí fueron identificados como los más relevantes en el discurso de toma de posesión, cerrarían esta serie. El primero se refiere al modelo de carrera académica y a un programa de retiro que mejore el actualmente existente. Tal como lo enuncia el Dr. Peñalosa, el asunto tiene dos dimensiones.  Por un lado, la carrera académica debe servir a los propósitos de la Universidad, pero también constituirse “en un camino de desarrollo personal y profesional para los miembros de la comunidad académica”. Por otro,  y para que dicho propósito pueda cumplirse, sería necesario establecer un modelo de retiro que resulte atractivo al personal y que, simultáneamente, lo mantenga vinculado a las actividades universitarias. A esta figura le denomina “retiro activo”. Así planteado, dicho retiro resulta muy atractivo, casi idílico. El profesor se jubilaría, recibiendo la percepción del ISSSTE más una cantidad adicional al mes que presumiblemente vendría de la propia UAM y, al mismo tiempo, seguiría con algún tipo de actividad, ocupando, tal vez, espacios físicos sin separarse del todo del medio en el cual estuvo tantos años. Ciertamente, la figura sería muy innovadora y su talón de Aquiles se localizaría en el financiamiento: ¿cómo hacerle en los próximos cuatro años con la perspectiva de finanzas públicas nacionales poco halagüeñas?


Consorcio de Universidades. Tal como se expresó en el discurso, se trataría de una iniciativa que, agrupando a otras instituciones de educación superior, y en torno a la atención de problemas nacionales, realizarían “tareas comunes que permitan alcanzar mejores resultados y un mayor impacto”. La propuesta es relevante y el rector la supedita a grupos de investigación y a proyectos interinstitucionales. Al respecto, dos observaciones. Una, ¿porqué prescindir del mecanismo de Anuies y el Consejo Regional correspondiente? Sería inclusive una oportunidad para darle mayor impulso a ese ú y, de modo más directo, acceder a los recursos financieros extraordinarios que toda innovación requiere. Otra, ¿porqué limitarlo a investigación si se trata, precisamente, de atender problemas nacionales? Uno de ellos es la demanda de matrícula cuya manifestación más aguda se da en el Area Metropolitana de la Ciudad de México. Recordar que esa fue, y sigue siendo, la misión primordial de la UAM.
Eficacia Normativa por Revisión de Legislación. Bajo el principio de unidad en la diversidad, postulado por el rector, se trata que “la Universidad pueda reconocerse en todas sus Unidades”. Este principio supone, como se agrega en el discurso, tres actividades: a) vigilar el cumplimiento de las normas universitarias; b) la aplicación de las Políticas Generales (aprobadas por el Colegio Académico); c) la institucionalización de algunas prácticas que han resultado eficaces en la operación institucional. A estas se agregarían la de revisar la legislación con dos propósitos: a) determinar su eficacia normativa y b) valorar su capacidad para guiar a la institución de acuerdo con los objetivos esenciales inscritos en la Ley Orgánica.
El tema, como puede observarse, es todo un paquete. Las tareas ahí implicadas serían una iniciativa de primer orden, misma que presupone un trabajo técnico inicial muy analítico (con buena dosis de sentido común) para culminar en los órganos colegiados. El mecanismo preciso estaría ubicado en el Programa Mínimo de Acción, aquél que, como se mencionó, “sin grandilocuencia, pero eficaz en el corto plazo”, pudiese alcanzar los propósitos enunciados. En fin, faltarían por comentar dos temas (elevar la calidad del personal académico y la innovación o ponerse al día), mismos que tangencialmente ya fueron tocados en los otros ocho.
Una cuestión final: para bien o para mal, la UAM nació asociada con el principio de no reelección para los más importantes puestos directivos. De ello está plenamente consciente el rector, inclusive le ha puesto nombre: “la sana renovación”. Y sí,  la no reelección es sana, pero no siempre. Una gestión tiene cuatro años para realizar lo prometido, el tiempo apremia y las decisiones deben adoptarse con cierta celeridad. En el informe del próximo año, con base en la transparencia y rendición de cuentas, muchos miembros de la comunidad esperaríamos identificar los avances habidos en estos diez temas. Hasta entonces.

Carlos Pallán Figueroa

Ex secretario general ejecutivo de la ANUIES

Modificado por última vez enJueves, 10 Agosto 2017 02:40
volver arriba