Menu
Ingresa al Colegio Nacional sobresaliente astrofísica de la UNAM

Ingresa al Colegio Nacional sobresa…

Estela Susana Lizano Sobe...

Forma IPN líderes claves para el futuro del país

Forma IPN líderes claves para el fu…

El Instituto Politécnico ...

Realizan en la UJAT el Foro Derecho Humano al Agua

Realizan en la UJAT el Foro Derecho…

Analizar el impacto de la...

La Educación Superior Tecnológica necesita políticas públicas eficientes: Manuel Quintero

La Educación Superior Tecnológica n…

Manuel Quintero Quintero,...

Extinción biológica, más importante que el cambio climático: Académico de Stanford en la UdeG

Extinción biológica, más importante…

Los cambios en la biodive...

Festeja UdeC 39 años de enseñanza de las Ciencias Políticas y Sociales

Festeja UdeC 39 años de enseñanza d…

La Facultad de Ciencias P...

Estrecha UAEM relaciones con las mejores universidades de Canadá

Estrecha UAEM relaciones con las me…

Para apuntalar la presenc...

En marcha la 6a Jornada para la Salud de la Mujer en la UAS

En marcha la 6a Jornada para la Sal…

A partir del pasado 11 de...

Conacyt y CERN extienden Colaboración para los próximos cinco años

Conacyt y CERN extienden Colaboraci…

El Consejo Nacional de Ci...

La red de innovación educativa 360 formalizará sus trabajos con participación de la UAM

La red de innovación educativa 360 …

La Red de Innovación Educ...

Prev Next

La torre oscura Destacado

Idris Elba tiene escenas interesantes en La torre oscura Idris Elba tiene escenas interesantes en La torre oscura Especial

Las obras de Stephen King son de las más adaptadas a la pantalla grande. De ahí que cada vez que se acerca una producción del laureado escritor, las expectativas superan a las de una película común.
La Torre Oscura (The Dark Tower), uno de los materiales más laureados de Stephen King, cuenta la historia de Jake Chambers (Tom Taylor), un joven atormentado por sueños sobre un mundo paralelo donde un hombre de negro está intentando usar la mente de jóvenes para derribar una torre gigante.


Tras uno de esos sueños donde la torre está siendo atacada, Jake despierta en su departamento en Nueva York, que está siendo víctima de constantes terremotos que se replican alrededor del mundo. Laurie (Katheryn Winnick) su madre, está preocupada por él, debido a que tras el fallecimiento de su padre, los sueños con ese mundo son constantes.
Jake vive obsesionado con sus visiones y presiente que los terremotos están relacionados con los ataques a la torre. En sus sueños ve a niños siendo usados por su fuerza mental por personas que utilizan trajes de humano para pasar desapercibidos.
Tras involucrarse en una pelea, Laurie es contactada por la escuela de Jake. Una clínica especializada ha extendido su ayuda para apoyar al joven durante un fin de semana. La noche antes de partir, Jake sueña con el Pistolero, la única persona capaz de detener al misterioso hombre de negro y su intención de destruir la torre.
Se despierta para dibujar al pistolero y una casa que parece estar en Nueva York. Con la ayuda de foros en internet, Jake descubre dónde se encuentra el lugar justo cuando las personas de la clínica, quienes parecen ser aliados del hombre de negro. Es entonces que escapa y con la ayuda de sus visiones, llega al lugar que soñó para cruzar al mundo paralelo y encontrarse con el Pistolero.
Juntos, deberán evitar que el hombre de negro destruya la torre que sostiene el universo y evita que los monstruos entren a él.
Aunque sea trata de una trama con gran atractivo y potencial, La Torre Oscura es una adaptación sin emociones. Pese a las más que adecuadas actuaciones de sus protagonistas, en particular del joven Tom Taylor quien se convierte en el corazón de la película, carece de momentos de empatía e inspiración.
Los mejores momentos se dan en el contraste entre la vida del pistolero en Nueva York y su mundo, donde se vuelve un pez fuera del agua y nos muestran momentos genuinos de comicidad.
Quizás La Torre Oscura perdió desde el guión, que fue adaptado por cuatro escritores, incluido el propio director Nikolaj Arcel. En lugar de tomar su tiempo para desarrollar a los personajes, nos introduce directo a la acción sin mucho contexto. Y las locaciones, en particular Mid-World, son bastante opacas.
La Torre Oscura no es una mala adaptación bajo ningún estándar, pero no es lo que se espera cuando tienes a actores de tal nivel, que se sienten desperdiciados frente a un director que no logra entender de qué se trata la historia que está contando.
Sin embargo, la película sobrevive a sus propios demonios, principalmente por el material original y el aura de sus protagonistas. McConaughey y Elba son grandes contrapuntos y sus momentos en pantalla son destacadísimos.

Salvador Medina Armienta

volver arriba