Menu
Donan semillas de almeja producida en laboratorio de la UABC

Donan semillas de almeja producida …

La Universidad Autónoma d...

Impulsan en la UJAT generación de energías limpias

Impulsan en la UJAT generación de e…

 Tres destacados investig...

UdeC, pionera nacional en Filosofía práctica

UdeC, pionera nacional en Filosofía…

Después de un viaje de es...

En la UABJO disertan sobre papel de las universidades públicas

En la UABJO disertan sobre papel de…

“La universidad pública n...

Otorga la UASLP Doctorado Honoris Causa al doctor Guillermo José Ruiz Argüelles

Otorga la UASLP Doctorado Honoris C…

En el marco de Septiembre...

Impulsa la UAS la formación integral

Impulsa la UAS la formación integra…

Como parte de la XIX Jorn...

Impulsa la UAEM movilidad académica nacional e internacional

Impulsa la UAEM movilidad académica…

La movilidad académica es...

Realizan foro sobre mecanismos de seguimiento a egresados en la UdeC

Realizan foro sobre mecanismos de s…

La Dirección General de V...

Dan bienvenida a alumnos del programa de Educación Sustentable para Adultos Mayores de la UABC

Dan bienvenida a alumnos del progra…

El doctor Héctor Jaime Ma...

Microalgas, útiles para resolver necesidades ambientales y de alimentación: Académica de la UAM

Microalgas, útiles para resolver ne…

México registra más de 10...

Prev Next

El genial estilo de Atómica Destacado

Charlize Theron es una espía irresistible en el nuevo filme de David Leitch. Charlize Theron es una espía irresistible en el nuevo filme de David Leitch. Especial

Es raro encontrar una película que tenga estilo, una protagonista que patea traseros al por mayor, con una trama trascendente y emocional y que entrega grandes escenas de acción con un guión impecable. Así es Atómica (Atomic Blonde), la nueva película de Charlize Theron y una de las películas más esperadas del verano.
Dirigida por David Leitch y adaptada de la novela gráfica The Coldest City de Antony Johnston, narra la historia de Lorraine Broughton (Theron), una espía de MI6, la agencia de inteligencia británica, enviada a Berlín durante los últimos días de la guerra fría a recuperar una lista que contiene los nombres de agentes encubiertos que trabajan de ambos lados del muro (una más que apropiada referencia para nuestros tiempos) y cuyo contenido beneficiaría inmensamente a los soviéticos. Ahí, Lorraine debe contactar al agente británico David Percival (James McAvoy), quien según sus superiores se ha vuelto incontrolable.


Contada con flashbacks mientras Lorraine explica su experiencia a los agentes Eric Gray (Toby Jones) de MI6 y Emmett Kurzfeld (John Goodman) de la CIA, mientras vemos cómo transcurre la historia en Berlín, se trata de un acierto narrativo. Desde un principio, Lorraine recibe la advertencia de no confiar en nadie y cuando un par de agentes, supuestamente representando a David, la reciben en el aeropuerto, cada momento vive al límite. Desde ahí, Lorraine se ve en una lucha por confiar en quienes lo rodean, en especial en David, así como descubrir la identidad de Satchel, un agente que parece haber dado información a los soviéticos.
Al mismo tiempo, es seguida por Delphine Lasalle (Sofia Boutella), una sensual agente francesa con poca experiencia y que está aprendiendo a navegar las aguas traicioneras de Berlín.
Lorraine no solo recorre ambos lados del muro con gracia sino con un estilo que nos recuerda a la novela gráfica que inspiró Atómica. La personalidad que utiliza nuestra protagonista como arma para infiltrarse en los bajos mundos del espionaje, la llevará a conocer personajes y situaciones peligrosas de las que habrá de escapar.
Theron se impregna del personaje de principio a fin y hace sentir al espectador que se trata de la mujer más sexy del planeta, sin duda un elemento estético vital para el estilo y tono que maneja Leitch en pantalla. Todo gira alrededor de ella y complementa tanto su vestuario, su forma de caminar como el color de pelo que haya decidido elegir ese día.
La actriz sudafricana es sensual, poderosa y se maneja al borde del precipicio en todo momento, moviendo la historia y a los personajes a su antojo. Además, la acción está impecablemente dirigida. Leitch, quien hasta John Wick se había especializado como coordinador de stunts con gran éxito, tiene su primer esfuerzo como director y hace un trabajo destacado.
Una escena en particular que debe durar alrededor de diez minutos y que Leitch maneja como plano secuencia alrededor de varios pisos donde Lorraine debe salvar a un hombre que tiene la lista memorizada, es de los puntos más notables de Atómica. Leitch salta con particular gracia de escenas de tensión, a otras de acción desenfrenada como un cineasta experimentado.
Se trata de una película perfecta para al género de principio a fin. Es entretenida, con brutales escenas de acción y una protagonista que se quedará marcada en la memoria.

Salvador Medina Armienta

volver arriba

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV