Menu
Designó el presidente de la república mexicana a Mario Rodríguez Casas como nuevo director general del IPN

Designó el presidente de la repúbli…

El Presidente de México, ...

Con desarrollo, tasa de suicidios aumentó 250 por ciento en Corea: Experta en la UdeC

Con desarrollo, tasa de suicidios a…

El incremento en la tasa ...

Presenta UABJO investigaciones en ‘Encuentro regional de tutorías’, red sur-sureste de ANUIES

Presenta UABJO investigaciones en ‘…

La Universidad Autónoma “...

La deliberación abierta entre las personas superaría el caos en las redes sociales: Académico en la UAM

La deliberación abierta entre las p…

Ante el desorden y el cao...

Firman convenio UABJO y Universidad Santander para impulsar docencia e investigación

Firman convenio UABJO y Universidad…

Los rectores de las unive...

Egresada de la UASLP recibe reconocimiento a mejor tesis de doctorado por investigación de semiconductores

Egresada de la UASLP recibe reconoc…

La doctora Reyna Méndez C...

Propone la filosofía soluciones factibles e incluyentes a los problemas globales: Secretario general de la UAM

Propone la filosofía soluciones fac…

La proclamación del terce...

La UAS firma convenios de colaboración con la Comisión Nacional de Seguridad y CONADIC

La UAS firma convenios de colaborac…

Con el compromiso de fort...

Ingeniería sísmica, especialidad que inició en méxico a raíz del temblor de 1957: Investigador emérito de la UNAM

Ingeniería sísmica, especialidad qu…

La ingeniería sísmica, qu...

La UASLP, en pláticas para recibir acreditación institucional: CIEES

La UASLP, en pláticas para recibir …

La Dra. Rocío Llarena de ...

Prev Next

Regla de tres 722 Destacado

Mueven sus piezas. Mueven sus piezas.  Hace unos días, las universidades del país comenzaron a mover sus piezas rumbo al proceso electoral para renovar la presidencia en 2018, así como para delinear el camino a seguir en la próxima negociación presupuestal. Y es que como se aprecia de inicio en el paquete económico, entregado la semana pasada por el Secretario de Hacienda, José Antonio Meade a los diputados, hay ciertos rubros que van a demandar toda la atención de los rectores y directores generales de las instituciones de educación superior para no perder esa continuidad que requieren. Y eso fue lo que se comenzó a perfilar en la pasada XLIX Sesión Ordinaria del Consejo de Universidades públicas e Instituciones Afines (CUPIA), realizada en la Universidad Michoacana San Nicolás de Hidalgo (UMSNH). Toda una estrategia que se prepara para los meses por venir.



Los primeros escenarios. De entrada, como lo dejaron muy en claro los asistentes, el objetivo es trabajar y proponer acciones y proyectos que ayuden al fortalecimiento de la educación superior en México y con ello contribuir al desarrollo nacional. Así debe entenderse la presentación de la versión preliminar del documento “Visión y Acción 2030. Una propuesta de la ANUIES para la renovación de la educación superior en México”, la cual fue bien recibida, además de recibir ciertos cuestionamientos y críticas que segura van a ir engrosando esa propuestas que van a posicionar las universidades frene a los candidatos presidenciales, tal y como lo han venido haciendo en los últimos años.

Las gestiones van. Asimismo, los asistentes a esa reunión analizaron las gestiones que la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) está realizando ya para gestionar mayores recursos dentro del presupuesto 2018. Y una de los planteamientos que ahí se escuchó y fue respaldado por la mayoría fue el de fortalecer la coordinación y el trabajo entre rectores de las universidades públicas estatales, los gobiernos de las entidades y la propia Federación. Una de las preocupaciones más fuertes es la insolvencia para enfrentar el saneamiento financiero derivado de los esquemas de jubilaciones y pensiones. Como lo hemos venido advirtiendo aquí en Campus, la situación es muy compleja y delicada en varias de las instituciones, así que la prioridad en la negociación va por ahí. Y por ahora, el compromiso de las autoridades educativas federales es apoyar en ese sentido.

Reunión para resolver. Las universidades ya trabajan en esa ruta. Apenas hace unos días, el Subsecretario de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Salvador Jara Guerrero, se reunió con el Secretario General Ejecutivo de la ANUIES, Jaime Valls Esponda, y los rectores de instituciones como la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), la Autónoma de Nayarit (UAN), la Autónoma de Zacatecas (UAZ), la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), la UMSNH, entre otras, quienes se comprometieron también a impulsar una política de austeridad, racionalidad y transparencia en el uso de los recursos asignados. Y en eso, apuntó el Subsecretario, los sindicatos universitarios deben involucrarse mucho más para asumir compromisos más acordes con la situación financiera de las instituciones. Así que la urgencia está en la falta de liquidez para cumplir los compromisos de nómina, los pasivos financieros acumulados y la restricción que hay para homologar y recuperar las plazas académicas. Hay trabajo en puerta, entonces.

El IPN va con fuerza.  Por cierto, uno de los asistentes a CUPIA, y quien formó parte del presídium durante la inauguración, fue Enrique Fernández Fassnacht, Director del Instituto Politécnico Nacional (IPN), quien en unos meses más cumplirá tres años al frente. Muchos se acercaron por allá en el evento para felicitarlo por la labor que ha desarrollado la institución a su cargo en favor de la educación tecnológica y se reflejó en los indicadores cuantitativos del Quinto Informe de Gobierno. Pero lo que más le reconocen los dirigentes universitarios, y le apuesto que también la comunidad politécnica, es haber recuperado la gobernabilidad de la institución y abrir espacios para incluir a todas las opiniones y propuestas que conviven en el Instituto. Una labor que no ha sido sencilla, pero que ha sabido llevar a buen puerto hasta el momento.

De transparencia, por cierto.  Luego de la versión que circuló en días pasados en torno a un fraude de grandes dimensiones en el que estuvieron implicadas presuntamente varias instituciones públicas de educación superior del país, y en el que se involucró a varios exfuncionarios universitarios, uno de los aludidos, el exrector de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), Jorge Olvera García, salió al paso para dejar en claro que las auditorías practicadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) fueron debidamente atendidas conforme a la ley en la materia y de acuerdo a los procedimientos de revisión llevados a cabo por la propia ASF; de esta forma, rechazó que durante su gestión se incurrió en algún tipo de estafa al erario público.
 
Por si ocupan. PArgumenta Olvera García que la documentación que exhibe Mexicanos Contra la Corrupción está incompleta al omitir la respuesta que ofreció la universidad en todo momento, desde 2013 y 2014. Además, precisó que fue la UAEM, la que en su momento presentó las denuncias correspondientes en contra de Enrique Fitch Becerra, quien ocupaba la dirección de Desarrollo Tecnológico y a Hugo Manuel del Pozzo Rodríguez, contratados en la institución durante la administración que él no presidió, ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de México —hoy Fiscalía— y la Procuraduría General de la República (PGR) para deslindar responsabilidades ante diversas irregularidades administrativas. Como se ve, se trató de una publicación que no tuvo el tino de incluir la versión de los aludidos en un caso demasiado delicado porque afecta la imagen y el prestigio de quienes a todas luces defendieron a la educación superior pública de este tipo de argumentaciones.

Respaldo institucional. En medio de estos señalamientos, el actual rector de la UAEM, Alfredo Barrera Baca, sostuvo que la universidad mexiquense es una institución que se mueve con principios éticos y de transparencia,, por lo cual ningún acepto externo podrá manchar la imagen de la institución. En suma, la UAEM, comenta, no ha participado en ninguna estafa ni fraude. Así como van las cosas, todo parece indicar que se trata, como lo planteó la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, de revanchismos y politización innecesaria de los temas, ante el escenario de crispación política que se viene. Es decir, usar a las instituciones de educación superior para saldar cuentas pendientes.

Versiones a medias.  Y es que otro de las señaladas, la UJAT, también puso las cosas en su justa dimensión. La institución tabasqueña señaló que está comprometida con la transparencia y la rendición de cuentas y que los resultados de la fiscalización de las cuentas públicas 2013 y 2014, de los convenios suscritos con Petróleos Mexicanos, “han sido aclarados y solventados ante la Auditoría Superior de la Federación”. Es decir, que los recursos públicos que administra se ejercen puntualmente. Si no asistiera la razón a las universidades en todo este embrollo, que cierto sector presuntamente filántropo y activista ha expandido para estigmatizar a la educación superior pública, entonces la presencia de  Juan Javier Pérez, Auditor Especial de Cumplimiento Financiero de la ASF hubiera sobrado en la reciente sesión del CUPIA allá en Michoacán. Porque el respaldo de la sociedad y de las instituciones, las universidades lo tienen bien ganado.

Carlos Reyes

Más en esta categoría: « Regla de tres 720 Regla de tres 725 »
volver arriba

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV