Menu
Designó el presidente de la república mexicana a Mario Rodríguez Casas como nuevo director general del IPN

Designó el presidente de la repúbli…

El Presidente de México, ...

Con desarrollo, tasa de suicidios aumentó 250 por ciento en Corea: Experta en la UdeC

Con desarrollo, tasa de suicidios a…

El incremento en la tasa ...

Presenta UABJO investigaciones en ‘Encuentro regional de tutorías’, red sur-sureste de ANUIES

Presenta UABJO investigaciones en ‘…

La Universidad Autónoma “...

La deliberación abierta entre las personas superaría el caos en las redes sociales: Académico en la UAM

La deliberación abierta entre las p…

Ante el desorden y el cao...

Firman convenio UABJO y Universidad Santander para impulsar docencia e investigación

Firman convenio UABJO y Universidad…

Los rectores de las unive...

Egresada de la UASLP recibe reconocimiento a mejor tesis de doctorado por investigación de semiconductores

Egresada de la UASLP recibe reconoc…

La doctora Reyna Méndez C...

Propone la filosofía soluciones factibles e incluyentes a los problemas globales: Secretario general de la UAM

Propone la filosofía soluciones fac…

La proclamación del terce...

La UAS firma convenios de colaboración con la Comisión Nacional de Seguridad y CONADIC

La UAS firma convenios de colaborac…

Con el compromiso de fort...

Ingeniería sísmica, especialidad que inició en méxico a raíz del temblor de 1957: Investigador emérito de la UNAM

Ingeniería sísmica, especialidad qu…

La ingeniería sísmica, qu...

La UASLP, en pláticas para recibir acreditación institucional: CIEES

La UASLP, en pláticas para recibir …

La Dra. Rocío Llarena de ...

Prev Next

Trato justo a la UABJO, demanda el rector Bautista Martínez Destacado

Para el rector Eduardo Bautista Martínez, en estos tiempos de cambio, la institución debe hacer énfasis en lo académico y no en lo político. Para el rector Eduardo Bautista Martínez, en estos tiempos de cambio, la institución debe hacer énfasis en lo académico y no en lo político. Especial

La Universidad Juárez Autónoma de Oaxaca (UABJO) vive un momento de transición: enfrenta una crisis financiera sin precedentes y el agotamiento de un modelo de gestión política que dejó de ser funcional para los distintos actores políticos del estado.
Para superar esta crisis, el rector de esta casa de estudios Eduardo Bautista Martínez, demanda un trato justo de los gobiernos federal y estatal.
A semanas de que concluya el ejercicio presupuestal de 2017, la, UABJO enfrenta un déficit de más de 140 millones de pesos, para lo cual está  solicitando con urgencia una ampliación líquida por dicha cantidad,  que le permita a la histórica casa de estudios cumplir con sus compromisos económicos, informó el rector.


De acuerdo con el doctor en Sociología Bautista Martínez, la UABJO  y varias instituciones públicas estatales en este momento están viviendo una crisis económica con riesgo de convertirse en una crisis política como resultado del incumplimiento de los compromisos de diverso orden que adquiere la institución en el cumplimiento de sus funciones.
Es por ello que en lo particular, el rector Bautista ha tomado la determinación de solicitar ante federación y el gobierno del estado un respaldo, un rescate financiero, “que en otras ocasiones ha ocurrido con distintas instituciones que han denominado ampliación líquida, y que en este momento resultan indispensables para que la Universidad cumpla con sus compromisos laborales en el cierre de este año”.
Asimismo, el doctor Bautista, está convocando a los sindicatos a establecer acuerdos comunes y a poner en el centro de todo a la universidad”.
Proactivo, enemigo de los conflictos y de las provocaciones, el rector está en lo suyo: busca superar el déficit del presupuesto universitario de más de 140 millones de pesos, porque ello permitiría cubrir los compromisos laborales de fin de año, consistente en el pago de aguinaldos y distintas prestaciones, además el faltante de un fondo de saneamiento financiero, que llegó hasta el 2016 ,y que no se consideró en el presupuesto de 2017,  lo cual ha afectado sensiblemente en el ejercicio presupuestal del presente año.
El problema de la UABJO, de acuerdo con la información proporcionada por el rector a Campus, se agudiza toda vez que no cuenta con recursos para el pago de liquidaciones de jubilaciones, que se ha elevado a más de 300 solicitudes de jubilación, al mismo tiempo que la universidad ha entrado en proceso de envejecimiento de su plantilla académica y de trabajadores administrativos, y aunado a ello, las dificultades que se tiene para recuperar las plazas de los jubilados.
La gravedad del asunto de las jubilaciones obedece, entren otras razones, a un contrato colectivo que permite el retiro a los 30 años a los profesores varones y a los 28 años las profesoras, y sin un máximo de edad, lo cual hace posible que los trabajadores puedan estar solicitando su jubilación sin cumplir los cincuenta años de edad.
De acuerdo con el rector, en la UABJO, durante muchos años se erogaron recursos en prestaciones no reconocidas en el presupuesto federal y eso ha llevado también a que en el subsidio ordinario se estuvieran aplicando los gastos que no deberían de corresponder.
Bautista Martínez señala que al solicitar los recursos públicos, se dice estar dispuesto a respaldar el compromiso de empezar el ejercicio de reestructuración administrativa y saneamiento institucional, que es un trabajo que debe realizarse de manera coordinada entre el estado y la federación.

El origen del problema
Como sociólogo y analista, el rector de la UABJO, considera que los problemas de la institución tienen orígenes históricos y políticos. Universidades como la de Oaxaca, dice, fueron creciendo y evolucionando, con base en compromisos políticos que  marcaron el desarrollo y el crecimiento de estas universidades, y fijaron un tipo de relación entre las distintas administraciones y sus distintos sindicatos.
“Desafortunadamente estamos llegando a una etapa en donde ese modelo político de gestión quedó agotado, y hoy necesitamos transitar a partir de una administración, de una gestión que ofrezca resultados, y que la sociedad participe en procesos de transparencia, de rendición de cuentas. Y también que desde las comunidades universitarias muestren compromiso, y se señale si el modelo político resultó funcional en alguna etapa. Incluso si para el mismo sistema político mexicano siempre resultó funcional, ahora que estamos entrando en la fase de agotamiento y que nos encontramos en condiciones de revisar el presente y el futuro de nuestras universidades para asegurar su viabilidad”.
Para el rector, en la nueva etapa de transición que necesita vivir, la Universidad debe hacer mayor hincapié en lo académico que en lo político.
Se necesita recuperar la misión de la universidad, la misión de educar, la misión de que la gestión de los recursos se orienten al cumplimiento de sus funciones sustantivas, que se prioricen y refuercen los programas académicos para el reconocimiento de las plantillas de los administrativos, docentes e investigadores y la universidad alcance mejores condiciones para cumplir con su propósito fundamentales.
De cara a los seis sindicatos con los que la administración tienen que lidiar, el rector está convocándolos a establecer acuerdos comunes, y a evitar la dispersión en la gestión y evitar la dispersión de manifestaciones.
Insiste el rector que “en este momento debemos poner en el centro la misión de nuestra universidad en el sentido en que le debería dar prioridad en este momento a la propia universidad”.

Referente de solución, no de conflicto
Consciente de que una de las señas de identidad de la UABJO han sido las situaciones de conflictividad, los problemas sindicales, la inestabilidad política interna, el rector apuesta a que la sociedad y los distintos niveles de gobierno reconozcan el esfuerzo que se está haciendo para convertirse en un referente de solución y no de conflicto.
Aunque los antecedentes no ayudan, ni la contingencia de los sismos favorece la solución del problema concreto que hoy se vive en materia financiera, Bautista argumenta que estas circunstancias lo llevan a estar considerando “otras rutas para que se pueda continuar con nuestro trabajo diario”.
El hecho es que, por ejemplo, que ante la contingencia se multiplicaron iniciativas de la comunidad universitaria de brindar despensas, de participar con brigadas, de acercarse a la población afectada por los sismos, es decir, la universidad salió a respaldar a la sociedad  y esto es un gran ejemplo de responsabilidad social. Y en ese sentido, dice el rector, “estoy en el entendido de que así lo observan sectores importantes de la población oaxaqueña, y que seguramente también estarán respaldando a su universidad”.

Las alternativas académicas
En el objetivo de demostrar la realidad de la UABJO  y no la que desdibujan los incidentes aislados, el rector comenta algunas de las acciones académicas que lleva a cabo la comunidad.
La universidad, como botón de muestra, ha estado participando en los procesos de evaluación de sus distintos programas: “tenemos más del 83 por ciento de nuestra matrícula acreditada. Pero no solamente en términos de reconocimiento oficial de los mismos, sino que queremos seguir avanzando en nuestro fortalecimiento académico de nuestros programas con sentido de responsabilidad social, que las generaciones de estudiantes que se formen en nuestras aulas, en los espacios universitarios obtengan esta disposición de contribuir al desarrollo del estado y aplicar soluciones a los distintos problemas. Y creo que la universidad debe afirmarse en ese plan”, apunta el rector.
“De lo que se trata es de avanzar en la gestión a partir de resultados, cumpliendo con los indicadores, fomentando esta misma actitud de colaboración en todas las unidades académicas, para que puedan ingresar a estos procesos de evaluación y que podamos ir demostrando, de manera fehaciente, que nuestra universidad es de resultados, que desafortunadamente hay conflictos, que empañan el quehacer universitario pero que estos conflictos no representan en lo mínimo la totalidad de nuestra vida institucional. Que la Universidad de Oaxaca está trabajando, está formando generaciones de profesionistas, y que tenemos que seguir avanzando en ese sentido”, dijo con vehemencia el rector.
En el quehacer académico cotidiano el rector mencionó, las brigadas de las facultades de medicina, odontología, enfermería que están constantemente en comunidades y llevan a cabo más de diez mil consultas de diverso tipo al año; en materia de internacionalización entre los logros destacó la creación del Centro Internacional de Investigación Aplicada, que se ha realizado en colaboración con Alice Salomon de Berlín, Alemania, que está generando movilidad no sólo a Alemania de profesores y estudiantes, sino movilidad a otros países como Colombia, Brasil que participan en este proyecto.
Asimismo, hay una diversidad de proyectos que están creciendo, por ejemplo las campañas de esterilización, de producción animal que se están realizando en la Facultad de Medicina, Veterinaria y Zootecnia. La facultad de ciencias químicas, con sus sistemas de purificación de agua y otra serie de proyectos y actividades que tienen incidencia social y que esperamos que esto se multiplique cada vez más, aseguró Baustista Martínez.

La urgencia, el rescate
Para el rector Eduardo Bautista Martínez, sólo hay dos objetivos inmediatos: el rescate financiero de su universidad que le permitirá cumplir con los compromisos laborales en este cierre de ejercicio,  y que a la universidad se le asigne un presupuesto más justo en 2018, pues es una de las universidades que recibe el presupuesto más bajo por estudiante, sostiene.
Para el doctor Bautista, se trata de alcanzar la media nacional de inversión por estudiante: “Creo que esto elemental como un acto de justicia social y justicia hacia el trato de universidades como la nuestra. Que no existan universidades de primera y de segunda, y que se nos dé el trato que la Universidad de Oaxaca merece y requiere, afirma el rector.

Jorge Medina Viedas

volver arriba

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV