Menu
Ingresa al Conacyt la revista Investigación Administrativa del IPN

Ingresa al Conacyt la revista Inves…

La Revista semestral Inve...

Con prototipos ecológicos jóvenes del IPN aportan su talento en pro del medio ambiente

Con prototipos ecológicos jóvenes d…

Estudiantes de escuelas d...

IPN fomenta el cuidado de la salud en su comunidad

IPN fomenta el cuidado de la salud …

La salud se basa en cuatr...

Inauguran XXIV Congreso Internacional de Ergonomía- Semac en la UABC

Inauguran XXIV Congreso Internacion…

Por segunda ocasión la UA...

UAM y UNAM celebraron los 50 años de la revista Leonardo

UAM y UNAM celebraron los 50 años d…

Con un proyecto que magni...

Jalisco a medias en atención al ruido, aún no aprueba la ley en la materia: investigadora de la UdeG

Jalisco a medias en atención al rui…

A casi 50 años de que la ...

Imparten conferencia sobre industria y creatividad en la UdeC

Imparten conferencia sobre industri…

“La industria cultural y ...

Universidades canadienses presentan su oferta de posgrado en el IPN

Universidades canadienses presentan…

Estudiantes mexicanos que...

Imparten charlas sobre el internet de las cosas y seguridad digital en la UABC

Imparten charlas sobre el internet …

Las Jornadas de la Facult...

A quienes desean vernos postrados les respondemos con resultados: rector UABJO

A quienes desean vernos postrados l…

“A los denostadores que q...

Prev Next

Presupuesto 2018: Una valoración general Destacado

Presupuesto 2018: Una valoración general

Sin sorpresas, el pasado jueves 9 fue aprobado el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el próximo año por la Cámara de Diputados, una semana antes de la fecha marcada como límite Constitucional. Queda para la especulación si lo que varios analistas calificaron como apresurada aprobación tuvo dedicatoria política, “regalo de despedida”, para el titular de la SHCP. Por lo pronto, decir “sin sorpresas” significa que el monto fijado en el proyecto se mantiene igual (5.2 billones),  superior 3.1 por ciento en términos reales respecto al de este año, siendo aprobado en lo general por una inmensa mayoría (413 vs. 49). Como ha sucedido a lo largo del sexenio, los miles de millones reclamados por organizaciones diversas para mejorar el proyecto entregado en septiembre, y reflejado en las 346 reservas presentadas por la oposición que se estrellaron una y otra vez ante un muro infranqueable; al final, la aprobación en lo particular de todo ese conjunto fue de 253 vs. 205.


Más allá de ese entorno, es importante decir que también, como todos los años, a los diputados les quedó esa especie de ‘derecho al pataleo’, sensibilidad política o, en el mejor sentido, corrección de entuertos para que algunas modificaciones pudiesen realizarse. Todo esto sin alterar la esencia del PEF definida por la SHCP (“darle certidumbre a los mercados internacionales”, según el secretario Meade) ni los montos. Así, los diputados tuvieron que dar, por un lado, pero también quitar para que se mantuviese el equilibrio.
En la parte positiva, llamada reasignaciones, aconteció lo siguiente en números redondos: a) la Reconstrucción, en sus diferentes programas, y el Fondo de Capitalidad se llevaron 21,750 millones; b) participaciones a entidades federativas, 5,400; c) previsiones salariales y económicas, 49 mil millones; d) Secretaría de Comunicaciones y Transportes, 7,200; e) Secretaría de Salud, 622; f) SEP, 1,200  (E. Albarrán y J. Monroy, “Diputados aprueban más de 21 mmdp para la reestructuración, El Economista, 10 de noviembre).
En los ajustes a la baja respecto del proyecto, o dependencias a las que se les quitan recursos, destaca el INE con 800 millones y el Poder Judicial con 6,500. Pero además, en busca del equilibrio y seguramente atendiendo a la preocupación de la SHCP por los mercados internacionales, la deuda que el gobierno federal asumiría el próximo año, por 489 mil millones fue reducida a 473 mil, 16 mil millones menos, afectando con ello a ciertos rubros del gasto.  En total, las ampliaciones fueron por 83 mil millones y los ajustes a la baja por 40 mil.
Algunas reacciones de los afectados fueron inmediatas. Destaca la del INE, entidad ‘recortada’ en 800 millones. Su Presidente “calificó como preocupante e inédita la disminución de recursos, en vista de que el Instituto deberá organizar el complejo proceso electoral de 2018” (Z. Raziel y C. Salazar, Reforma, 11 de noviembre). Criticó, además, que “las prerrogativas de los Partidos (6,788 millones) no sufrieron mengua alguna”. La cantidad disminuida del proyecto original, de 25 mil millones, precisó, equivale a la instalación de 24 mil de las 166 mil casillas que se requieren en julio próximo, un 15 por ciento que, seguramente se convierte en un problema severo para esa institución.
 En fin, como sucede cada año, la aprobación del presupuesto deja ‘heridas’, enojos y contrariedades en algunos sectores. Poco o nada se reconoce por la crítica que el PEF, en los últimos tres presupuestos aprobados acumula ya una reducción de 200 mil millones. Cada sector tiene argumentos, pero estos no trascienden a la visión de quien elabora el proyecto (SHCP), dependencia que tiene que cuidar ‘el equilibrio de las variables económicas’ y, en su nombre, incurre a veces en situaciones de verdadera inequidad, tal es el caso del sector salud.
Las políticas en materia de financiamiento público no han podido escapar de la búsqueda de la estabilidad a toda costa y de romper las inercias de ejercicios anteriores. Al mismo tiempo, los presupuestos no han impulsado el crecimiento económico más allá de aquellas proporciones que, desde hace 30 años, se mantienen.  El planteamiento de Presupuesto Base Cero, anunciado hace tres años, y que hizo concebir expectativas de una especie de ‘nueva baraja’ para tiempos y necesidades diferentes, resultó políticamente peligroso. La gobernabilidad no va de la mano de la estabilidad económica…ésta que, como diría Rolando Cordera, no altera la perenne desigualdad que se vive en la sociedad mexicana.

Carlos Pallán Figueroa

Ex secretario general ejecutivo de la ANUIES

volver arriba