Menu
Ascienden ocho preparatorias más de la UASal nivel I del Padrón de Calidad del SINEMS

Ascienden ocho preparatorias más de…

La Universidad Autónoma d...

Crea IPN vehículo eléctrico multipropósito sustentable para la CdMx

Crea IPN vehículo eléctrico multipr…

Para contribuir al medio ...

Investigadora de la UdeG describe perfil psicosocial de sicarios mexicanos

Investigadora de la UdeG describe p…

Plantea un modelo de inte...

Oferta editorial en diseño de la UAM, más allá de destrezas teórico-prácticas

Oferta editorial en diseño de la UA…

El Tronco General de Asig...

Poca investigación acerca de la práctica periodística se realiza en nuestro país: investigadora en la UdeG

Poca investigación acerca de la prá…

En México hay pocas inves...

Reitera Comisión Ciudadana disposición para realizar en Sinaloa el Foro por la Pacificación en la UAS

Reitera Comisión Ciudadana disposic…

Los integrantes de la Com...

Estrés en edad temprana, aumenta riesgo de enfermedades mentales en la adultez: Experta en la UdeC

Estrés en edad temprana, aumenta ri…

Luz Torner Aguilar, del C...

Presentan en el IPN 184 proyectos para el desarrollo del país

Presentan en el IPN 184 proyectos p…

Investigadores, académico...

Realizan conferencia sobre el arte y la discapacidad en la Facultad de Artes de la UABC

Realizan conferencia sobre el arte …

Se realizó la conferencia...

Necesarios, caminos universitarios para aprovechar la centralidad ya construida: Expertos en la UAM

Necesarios, caminos universitarios …

Una respuesta a la proble...

Prev Next

Ingeniería sísmica, especialidad que inició en méxico a raíz del temblor de 1957: Investigador emérito de la UNAM Destacado

Ingeniería sísmica, especialidad que inició en méxico a raíz del temblor de 1957: Investigador emérito de la UNAM UNAM

La ingeniería sísmica, que comenzó a desarrollarse en México a raíz del sismo de 1957, pretende evitar colapsos y daño estructural de las construcciones, afirmó Luis Esteva Maraboto, investigador emérito del Instituto de Ingeniería (II) de la UNAM.
Para ello, se requiere mayor conocimiento fundamental de los fenómenos sísmicos, la inclusión de más elementos matemáticos (probabilidad, estadística y algoritmos) y rigor científico, dijo al hacer un recorrido histórico entre los reglamentos de construcción desde el temblor de 1957, hasta el de 1985, que revolucionó el ramo y las actualizaciones que imperan en nuestros días.


Durante la conferencia “Ingeniería sísmica en México: retos y tendencias”, ofrecida a propósito de su investidura como doctor honoris causa por esta casa de estudios, Esteva Maraboto sostuvo que también hacen falta análisis de confiabilidad y sistemas innovadores, como disipadores de energía y aisladores de base.
Los disipadores de energía son dispositivos que se colocan en la estructura del edificio para aumentar su capacidad de perder energía durante un terremoto y así evitar derrumbes, explicó.
En tanto, los disipadores de base son sistemas que aíslan la cimentación de la superestructura. Al colocarlos se alarga considerablemente el periodo fundamental de vibración de la estructura, pero de forma atenuada, y la lleva a zonas en donde las aceleraciones espectrales son reducidas; en consecuencia, las fuerzas que produce son de menor cuantía.
En el salón de seminarios Emilio Rosenblueth del Instituto de Ingeniería, el universitario resumió que actualmente en el país hay situaciones variadas, pues mientras en la Ciudad de México existe un comité de seguridad estructural, en los estados el asunto de las consecuencias de los sismos recae en los municipios, en donde carecen de normas obligatorias.
Pionero en la ingeniería sísmica nacional y en los métodos constructivos para reducir los daños a las estructuras y edificios durante los terremotos, recordó su participación en los primeros mapas de riesgo sísmico y la tendencia actual de mapas electrónicos.
Luis Esteva Maraboto ha sido profesor, investigador y funcionario de la Universidad Nacional. A nivel mundial, es reconocido como precursor en el análisis de peligro y riesgo sísmico, y como uno de los primeros investigadores en explorar el papel de la Teoría de Probabilidades en la ingeniería sísmica.
Es emérito del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y miembro del Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia. En 1967 elaboró el primer grupo de mapas de peligro sísmico uniforme de la República Mexicana, con información probabilística. Sus criterios fueron adoptados internacionalmente.
Ha colaborado en el desarrollo de los reglamentos de construcción de Acapulco y de la Ciudad de México, así como en los de varios países de Centro y Sudamérica. Ha escrito más de 300 artículos en revistas e informes técnicos, así como algunos capítulos de libros sobre ingeniería sísmica, riesgo sísmico y diseño estructural.

Redacción Campus

volver arriba