Menu
Los pasados sismos ponen al desnudo las condiciones de un méxico marginado: investigadora de la UAM

Los pasados sismos ponen al desnudo…

Los pasados sismos en el ...

Extranjeros valoran más arte popular que los propios mexicanos: Experto en la UdeC

Extranjeros valoran más arte popula…

Gabriel Medrano de Luna, ...

Reconoce la SEP el aporte de la UdeG en la consolidación del bachillerato de calidad

Reconoce la SEP el aporte de la Ude…

En México, uno de cada si...

Facultad de Contaduría y Administración de la UASLP prepara acercamiento de sus posgrados con la U. de Ohio

Facultad de Contaduría y Administra…

Para este 2018 la Faculta...

Realizarán 103 alumnos estancia de movilidad en la UAM en el periodo invierno 2018

Realizarán 103 alumnos estancia de …

Ciento tres alumnas y alu...

Tenemos el nivel para competir con físicos de todo el mundo: alumna de la UdeC

Tenemos el nivel para competir con …

Tres estudiantes de la Fa...

Cineforo de la UdeG recibe a 30 directores para festejar su 30 aniversario

Cineforo de la UdeG recibe a 30 dir…

El Cineforo de la Univers...

No todos los videojuegos causan adicción, por el contrario, pueden ser benéficos: experto de la UNAM

No todos los videojuegos causan adi…

No todos juegos en línea ...

Avanza posible ingreso de Cetys aNCAA, tras histórica decisión  

Avanza posible ingreso de Cetys aNC…

En una histórica votación...

Alumnos del IPN desarrollan minitaladro de banco, portátil y seguro

Alumnos del IPN desarrollan minital…

El manejo de taladros de ...

Prev Next

Factores políticos definieron la sucesión en el IPN Destacado

Factores políticos definieron la sucesión en el IPN Especial

La injerencia externa y política si bien no fue decisiva, sí influyó de manera determinante en la sucesión del director general del Instituto Politécnico Nacional (IPN).
El Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) movió algunos hilos y ejerció presión a través de varios operadores que laboran al interior de la institución y que, como en ocasiones anteriores, han ejercido métodos intimidatorios y amenazantes para ganar espacio y terreno.


Desde el Sindicato Independiente de Trabajadores del IPN (STIPN), las organizaciones estudiantiles que tomaron el control del IPN durante la crisis que lo detuvo durante meses, así como desde las corrientes sindicales ligadas a la sección 11 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) afines a la llamada Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), se operó contra la posible designación de Enrique Fernández Fassnacht para dirigir al Politécnico durante un periodo más.
Al ser consultados por las autoridades de la SEP, tampoco favorecieron la ratificación de Fernández Fassnacht, las opiniones vertidas por algunos de los ex directores del IPN, cuyos intereses de grupo o personales al interior habían sido afectados por el proyecto de modernización y moralización que el ex director había puesto en marcha en seguimiento de los acuerdos del movimiento estudiantil de 2014.
Las expresiones abiertamente ligadas a Morena, como lo dejan ver a través de sus redes sociales y en brigadas informativas donde llaman a la comunidad politécnica a sumarse a las filas de este partido y apoyar las movilizaciones convocadas por este partido, encontraron el respaldo en el terreno legislativo.
Benjamín Robles Montoya, senador de la bancada del Partido del Trabajo (PT), pero más identificado con Morena, a quien sirvió ya como operador del voto en Oaxaca, en las elecciones pasadas para elegir gobernador, así como en las presidenciales de 2012, fue el encargado de darle voz y espacio a los reclamos de estas organizaciones.
Se trata de los mismos organismos que reventaron a la ex directora del IPN, Yoloxóchitl Bustamante Díez, cuando se opusieron a las reformas educativas que se anunciaron en su momento y que fueron el pretexto para movilizar a miles de estudiantes y organizaciones infiltradas en ese movimiento.
El movimiento contra la ratificación de Fernández Fassnacht se operó principalmente en la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía y  en la Escuela Superior de Cómputo.

La presión sindical
La ingeniera Rosa María Ayuso Barbeito, secretaria general del Sindicato Independiente de Trabajadores del IPN (SITIPN), no es la primera vez que se opone al director general en turno de esta institución.
Fue una de las más activas en el conflicto que derivó en la destitución de Bustamante Díez en 2014. Desde entonces fue renuente a la designación de Fernández Fassnacht, a quien siempre ubicó como cercano a las esferas gubernamentales por el mero hecho en el que se dio su designación en medio del paro de labores.
La dirigente sindical se decantó desde aquellos días por Primo Alberto Calva Chavarría, director de Investigación en el IPN. Comenzó a promoverlo como uno de los mejores candidatos a dirigir de manera interina al IPN en tanto se resolvía el conflicto.
Una vez que Fernández Fassnacht quedó al frente, el SITIPN mantuvo su apoyo a este funcionario y una vez que se acercaba la fecha para el cambio de director general, intensificó la campaña en contra del ex director general de la UAM.
Esta estrategia incluyó acercamientos con Benjamín Robles Montoya, senador del PT, con el que emitió un pronunciamiento conjunto por las supuestas irregularidades en la gestión del hoy ex director general.
Incluso, la conferencia de prensa en la que anunciaron que irían juntos contra la ratificación de Fernández Fassnacht se realizó en las instalaciones del propio senado y promovida por el propio Robles Montoya.
Tras el anuncio, y ante la inminente decisión presidencial, ningún otro partido se sumó a la propuesta ni intervino en el proceso interno del IPN.
Durante esas reuniones con el senador Robles Montoya, no hubo ni un solo documento oficial que comprobará el manejo irregular de las plazas o desvíos de recursos, como lo plantearon de manera pública días antes de la designación presidencial.
Sin embargo, advirtieron de movilizaciones, respaldadas por un supuesto punto de acuerdo que Robles Montoya promovería en el Senado de la República para citar a comparecer a Fernández Fassnacht.
El escenario era sencillo: la ratificación del actual director daba pie para movilizaciones y marchas en las calles, mientras que los señalamientos contra el ex director se posicionaban en el terreno legislativo hasta desgastar el nombramiento.
Sin embargo, una vez que la Dirección General recayó en Rodríguez Casas, ya no hubo más señalamientos por parte del legislador ni de la dirigencia sindical en contra de los presuntos malos manejos.
Incluso, los senadores de Morena, quienes al parecer secundarían este llamado para sentar en el banquillo legislativo al ex director general se hicieron a un lado.
Pero las amenazas de movilizaciones, marchas y toma de edificios administrativos estaban hecha. Si la decisión favorecía a Fernández Fasnacht, el gobierno federal tendría que lidiar de nuevo con este conflicto.
Se trata de señalamientos que sirvieron como presión en administraciones anteriores, tanto en la de Bustamante Díez como en la de Enrique Villa Rivera.
Desde entonces, argumenta el sindicato, asignación de cargos con plazas de titulares, directores de coordinación y de escuelas, jefes de división, subdirectores, jefes de estudio de posgrado e investigación, así como de departamento entre otros.
Asimismo, falta de rendición de cuentas de los ingresos recibidos en el Fideicomiso del Instituto, los recursos autogenerados en las escuelas, centros y unidades, asignación de plazas académicas y administrativas a discrecionalidad. Sin embargo, nunca presentaron documentos oficiales, ni pruebas que sustentaran esos señalamientos.
En esa estrategia que ha sido permanente han sido piezas clave también Marco Antonio Méndez Cuevas, quien fuera presidente de Egresados del IPN, y Silvio Lira, quien también ocupó la dirigencia del SITIPN en los años de su creación.

Respaldo a Morena
Al interior del IPN hay organizaciones abiertamente a favor de Morena, como la autodenominada “Politécnicos al Servicio de la Patria”, quien desde 2015 hace campaña intensa para generar votos y apoyos en sus movilizaciones.
Es común ver en las escuelas del IPN propaganda a favor de este partido, así como a estudiantes que reparten volantes con propaganda relacionada con este partido.
Otro organismo que respalda a esta organización política es el llamado Bloque de Delegaciones Democráticas, que fue una de las organizadoras de la consulta en la que se pedía manifestarse en contra de la ratificación de Fernández Fassnacht.
Entre los líderes de este organismo se encuentran los académicos Rafael Guerrero, Hugo Velasco, y los trabajadores Adrián Alvarado y Samuel Sotelo.
Otro de los operadores al interior del IPN es Víctor Moreno Peña, Profesor de la Escuela Superior de Cómputo del IPN, quien desde sus redes sociales invita a sumarse a Morena y se ha vuelto uno de los principales difusores de las actividades de este partido político entre profesores y alumnos.
Moreno Peña participó de manera activa durante la campaña a gobernador del Estado de México, para difundir las actividades y promover el voto a favor de la candidata de Morena, Delfina Gómez.
Además, muchos alumnos lo vinculan como uno de los principales organizadores de las movilizaciones recientes en contra de Fernández Fassnacht, así como durante el conflicto que paralizó durante meses al Politécnico.
De hecho, varios jóvenes que tomaron clase con él durante la carrera reconocen que Moreno Peña se ausenta mucho del aula por sus actividades políticas frecuentes.
Incluso, dicen, les llega a ofrecer una mejor calificación o privilegios en la evaluación si asisten a las marchas convocadas por las organizaciones estudiantiles y sindicales del IPN e incluso a las que convoca Morena.
Moreno Peña, dicen algunos académicos de la Escuela Superior de Cómputo del IPN, es partidario de la ideología marxista leninista y ferviente seguidor del socialismo.
Además, ha apoyado movimientos sociales en Venezuela en favor del actual presidente Nicolás Maduro, así como del fallecido Hugo Chávez, así como otros de Centroamérica y Latinoamérica.
Durante la realización de la consulta en contra de Fernández Fassnacht, su participación fue decisiva para difundir la convocatoria y llamar a los estudiantes a participar en ella, pero garantizando que el voto se diera en contra del hoy ex director general del IPN.
Al final del día, Morena se convirtió en uno de los   factores clave en el proceso sucesorio en el IPN. Se erigió con impunidad como fuerza de  choque que ni las autoridades educativas ni el gobierno federal se atrevieron a desafiar y optaron por mantener las cosas sin aspavientos ni conflictos que complicaran el entorno electoral del año próximo.  

Carlos Reyes

volver arriba

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV