Menu
Ingresa al Conacyt la revista Investigación Administrativa del IPN

Ingresa al Conacyt la revista Inves…

La Revista semestral Inve...

Con prototipos ecológicos jóvenes del IPN aportan su talento en pro del medio ambiente

Con prototipos ecológicos jóvenes d…

Estudiantes de escuelas d...

IPN fomenta el cuidado de la salud en su comunidad

IPN fomenta el cuidado de la salud …

La salud se basa en cuatr...

Inauguran XXIV Congreso Internacional de Ergonomía- Semac en la UABC

Inauguran XXIV Congreso Internacion…

Por segunda ocasión la UA...

UAM y UNAM celebraron los 50 años de la revista Leonardo

UAM y UNAM celebraron los 50 años d…

Con un proyecto que magni...

Jalisco a medias en atención al ruido, aún no aprueba la ley en la materia: investigadora de la UdeG

Jalisco a medias en atención al rui…

A casi 50 años de que la ...

Imparten conferencia sobre industria y creatividad en la UdeC

Imparten conferencia sobre industri…

“La industria cultural y ...

Universidades canadienses presentan su oferta de posgrado en el IPN

Universidades canadienses presentan…

Estudiantes mexicanos que...

Imparten charlas sobre el internet de las cosas y seguridad digital en la UABC

Imparten charlas sobre el internet …

Las Jornadas de la Facult...

A quienes desean vernos postrados les respondemos con resultados: rector UABJO

A quienes desean vernos postrados l…

“A los denostadores que q...

Prev Next

Carne de conejo, alternativa alimenticia saludable: Investigador de la UdeG Destacado

Carne de conejo, alternativa alimenticia saludable: Investigador de la UdeG UdeG

Su bajo porcentaje de grasa, su cantidad de proteínas, además de estar libre de sustancias promotoras del crecimiento, hacen de la carne de conejo una buena alternativa de producción y consumo.
En Jalisco, sin embargo, hasta el momento es poco explotada y aunque si se cuenta con producción, no se compara con la que existe en zonas como el Estado de México, Tlaxcala y Puebla, que son altos consumidores de esta carne, explicó el investigador del Centro Universitario del Sur (CUSur), de la UdeG, Rodolfo Palomera Palacios.  

        
Ante este panorama, el CUSur busca impulsar esta producción; para ello realizó un censo en el que se constató que casi 100 por ciento de la producción de conejo se da a nivel de traspatio, lo que se considera como cunicultura familiar, ya que no rebasan la cantidad de 50 animales y existen sólo pocas granjas establecidas.
“La idea es fomentar la producción de carne de conejo en nuestro Estado. Sí hay, pero queremos que se produzca más, y queremos que los estudiantes tengan conocimiento de esta especie, porque es una gran alternativa de producción que puede resolvernos muchos problemas alimentarios”, señaló Palomera Palacios.
La carne de conejo, argumentó, es alta en hierro y en proteínas; no produce colesterol, es baja en calorías y grasas; contiene vitaminas y minerales; es altamente digestible y recomendada para la alimentación de los niños que apenas van a recibir sus primeros bocados sólidos y personas de la tercera edad.
“Es una alternativa saludable y segura porque el conejo, por naturaleza, no puede recibir anabólicos, ni promotores de crecimiento; se desarrollan de manera natural, ya que para que puedan hacer su función esas sustancias, se necesita alrededor de 15 por ciento de grasa corporal, y el conejo tiene como máximo 5 por ciento”, precisó.
Palomera Palacios recordó que hace dos décadas ya se decía que ésta sería la carne del futuro, pero aún falta concientizar a la población sobre sus ventajas, ya que desgraciadamente no se consume mucho, a pesar de ser una carne segura por no tener residuos de sustancias nocivas para la salud.
En cuanto a la vinculación que existe entre el CUSur y este sector productivo, Palomera Palacios dijo que el objetivo es formar asociaciones para que los productores puedan recibir más apoyo. Y por esta razón realizan un censo, con el objetivo de conocer cuántos productores existen y cuántos se van a atrever a trabajar. En la región Sur tienen censados, por el momento, a 28 productores, pero se estima que hay entre 50 y 60.

Redacción Campus

volver arriba