Menu
En unidad, celebran trabajadores de la UdeC 38 años del SUTUC

En unidad, celebran trabajadores de…

Para conmemorar el 38 ani...

Bebida de haba elaborada en IPN reduce niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa

Bebida de haba elaborada en IPN red…

Científicos del Instituto...

Finaliza con éxito el Festival de Cine UABC

Finaliza con éxito el Festival de C…

Con agenda completa de ac...

Debutará Orquesta Sinfónica de la UdeG con presentación en CUCS

Debutará Orquesta Sinfónica de la U…

La Orquesta Sinfónica de ...

Cinética marina recrea la vida en los bosques de kelp en la UAM

Cinética marina recrea la vida en l…

Tramas y lienzos que se m...

Entrega UdeC 316 títulos y cédulas profesionales

Entrega UdeC 316 títulos y cédulas …

Este viernes, en ceremoni...

Presentan conferencia sobre arte y política en la UABC

Presentan conferencia sobre arte y …

En el marco de la celebra...

El nuevo filme de Alfonso de Cuarón, se estrenará en Cineteca FICG y Cineforo UdeG

El nuevo filme de Alfonso de Cuarón…

El público tapatío podrá ...

Recibirá UAM Radio el reconocimiento José Vasconcelos al mérito en la radio pública 2018

Recibirá UAM Radio el reconocimient…

UAM Radio 94.1 FM, radiod...

Requiere el próximo gobierno un “zar fronterizo” que observe la relación bilateral México-EU: Académicos de la UNAM

Requiere el próximo gobierno un “za…

A unos días del cambio de...

Prev Next

Los escalofríos, una respuesta ante el estrés: académico de la UNAM Destacado

Los escalofríos, una respuesta ante el estrés: académico de la UNAM UNAM

Todos hemos sentido escalofríos en alguna ocasión, ese hormigueo que recorre el cuerpo, pone la piel“chinita”y nos hace sacudirnos. ¿A qué se debe esta reacción del organismo?, ¿qué dice la ciencia al respecto?
De acuerdo con Hugo Sánchez Castillo, profesor de la Facultad de Psicología de la UNAM, los escalofríos en general son una reacción regulada por el sistema nervioso autónomo y están relacionados con el estrés.


Básicamente, cuando tenemos algún evento percibido como peligroso, aparece una serie de reacciones asociadas al mismo, en las cuales se destaca la movilización de energía para producir un efecto explosivo, explicó el académico.
Por ejemplo, un bombeo sanguíneo hacia los brazos y las piernas, una disminución de la actividad de secreción de movimientos estomacales, liberación de adrenalina o un incremento de dopamina, y esto nos pone en una situación ya sea de lucha o huida.
Dentro de toda esta parafernalia aparece el escalofrío, esa reacción al estrés saludable, o también al negativo. Por ello, es muy difícil situarlo dentro de un contexto patológico; además, muchas veces es malinterpretado e incluso incomprendido.

Especie de hormigueo
En términos generales, se trata de una respuesta del organismo, y se manifiesta como una especie de hormigueo que recorre el cuerpo y la piel, remarcó Sánchez Castillo.
Tenemos una serie de receptores que reaccionan a la vibración, y cuando se generan los cambios, movilizaciones de energía, contracciones musculares y piloerección en conjunto, dan una estimulación que permite a la piel detectarlo y se siente como un recorrido.
Esta sensación puede darse si el estímulo es positivo o negativo; por ejemplo, cuando vemos a una persona que es atractiva para nosotros, cuando presentamos un examen o cuando nos encontramos en una situación altamente estresante en un callejón oscuro.
Algunos estudios han tratado de averiguar la relevancia de sentir escalofríos, pues no es una reacción primaria de defensa; sin embargo, parece ser que sí es un componente importante que prepara al organismo para una respuesta global, ya sea de lucha o huida, concluyó.

Redacción Campus

volver arriba