Menu
La Red de Innovación Educativa 360 formalizará sus trabajos próximamente con participación de la UAM

La Red de Innovación Educativa 360 …

La Red de Innovación Educ...

Arreola habría hecho maravillas en el mundo de las redes sociales: Conversatorio en la UAM

Arreola habría hecho maravillas en …

Como poeta Juan José Arre...

Festeja UdeC 39 años de enseñanza de las Ciencias Políticas y Sociales

Festeja UdeC 39 años de enseñanza d…

La Facultad de Ciencias P...

Presentarán alrededor de 200 proyectos durante la Expo Ciencia y Tecnología 2018 en la UABC

Presentarán alrededor de 200 proyec…

Las facultades de Ciencia...

La universidad es toral para la resolución de conflictos: Directora de la DCBS de la UAM

La universidad es toral para la res…

En México, la educación s...

Preparan Festival Internacional de la Guitarra en la UdeG

Preparan Festival Internacional de …

Con la presencia de guita...

Para evitar rezago, reprobación y deserción escolar el IPN fortalece sus programas tutoriales

Para evitar rezago, reprobación y d…

Para evitar el rezago, la...

Hoy inicia VI Taller “Colima de Geometría” en la UdeC

Hoy inicia VI Taller “Colima de Geo…

Este martes darán inicio ...

Participan investigadores de la UABC en Red de Investigación en la Surgencia del Caribe

Participan investigadores de la UAB…

La mayor parte de la prod...

La UdeG cuenta con la máquina de cómputo más potente y rápida de México, y la cuarta en América Latina

La UdeG cuenta con la máquina de có…

Se trata del Centro de An...

Prev Next

Reportaje y Ensayo

Centros Conacyt: Los peces de las profundidades del Golfo de California

Quizás la mayoría conozca que el Golfo de California, situado en el noroeste de México,es un área con una de las mayores productividades biológicas del país. Los procesos oceánicos que allí concurren así como la variedad de ecosistemas presentes como arrecifes rocosos y coralinos, manglares, playas, bajos y montañas submarinas, bosques de macroalgas, y praderas de pastos marinos entre otros, favorece la presencia de una gran variedad de especies y permite el sostenimiento de una gran cantidad de recursos marinos masivos como sardinas, jureles por no hablar de otros más discretos pero de gran valor económico como los camarones, callos de hacha, almejas y un sin fin mas. Todos ellos los conocemos en mayor o menor grado gracias a que son accesibles a nuestra observación directa, si somos afectos a visitar nuestras costas, darnos un buen chapuzón con snorkel o con equipo de buceo si somos más aventureros, o sencillamente porque las artes de pesca nos los hacen llegar a los mercados y eventualmente a nuestra mesa.

Leer más ...

El regreso de la Política Industrial

I.

Bajo el paradigma de una política industraial y la filosofía que la sapiencia de mercado
ordenaría de manera exitosa a los diferentes sectores que integran la economía nacional, el tema industrial en México fue olvidado por la gestión pública, dejándolo a su suerte por casi tres décadas; propiciando la erosión de uno de los sectores industriales más exitosos de América Latina, junto con el brasileño. Como primer y contundente resultado de lo anterior, la industria nacional que existía en México a principios de los noventa desapareció del horizonte económico del país en un rango aproximado del 80 por ciento. El descuido sobre el sector industrial no fue solo público. Con la inercia de una orientación gubernamental que abría sin criterios de progresividad y selectividad (como sí lo hizo el modelo asiático) las fronteras de su economía nacional, el sector privado, ante una apertura explosiva e indiscriminada, también renunció a su derecho de defender de manera más exitosa el importante papel que había jugado a lo largo de más de cuatro décadas en el siglo XX; disminuyendo en consecuencia su participación en casi todos los sectores industriales del país. De igual modo, en la idea de estar frente a un proceso global de carácter “natural”, la propia academia, casi en lo general, se olvidó poco a poco de reflexionar sobre las maneras de fortalecer y modernizar un sector que durante 48 años (1934-1982) le dio a México una tasa anual de crecimiento manufacturero del 6.7 por ciento.

II.
A partir de mediados de la década de los ochenta, cuando México dio inicio a los cambios estructurales de su modelo económico, sus líneas de transformación se vieron influidas por esta idea del descuido y de la subestimación de la manufactura industrial. De igual modo, el abrupto aterrizaje económico del periodo de industrialización sustitutiva de importaciones (ISI) jugó un papel determinante para justificar la llegada de una nueva estrategia económica que, como ella misma lo aceptó, no consideró importante que el país contara con una política industrial. De los números de los últimos 30 años se desprende que el sector secundario pasó en promedio del 32 por ciento al 26 por ciento del PIB y el manufacturero se trasladó del 22.4 por ciento al 17.2 por ciento; con el agregado de que en los últimos años las maquiladoras han representado más del 50 por ciento de las exportaciones manufactureras, lo cual disminuye sensiblemente el resultado final de manufactura. Estos datos contrastan con los obtenidos por otros países emergentes, los cuales han estado incrementando su tasa industrial a niveles del 6 por ciento al 12 por ciento anual promedio, y aumentando la participación de su sector manufacturero a niveles del 24 por ciento de su PIB,como el caso de Corea y del 40 por ciento en el de China. A lo anterior puede agregarse que la disminución del papel de México en la geografía de la industria mundial, puede apreciarse claramente al comparar sus intentos de asimilación tecnológica de 1934 a 1982 –donde logró alcanzar un PIB manufacturero anual de 6.7 por ciento–contra las políticas económicas instrumentadas de 1983 a 2010 –donde este mismo índice cayó a un 2.4 por ciento, o sea, un logro dos veces inferior a su primera etapa industrial. De igual modo, esta erosión puede apreciarse al comparar la capacidad de generación de empleo en el sector de manufacturas, en el que el país de 1951 a 1982 creció a una tasa anual del 3.9 por ciento, en tanto que de 1983 a 2010 este índice se cayó casi a un nivel de 0 empleos (0.3 por ciento). Lo mismo puede argumentarse si se toma el índice de productividad del sector de manufacturas, donde de 1951 a 1982 se creció a niveles del 3.5 por ciento, y de 1983 a 2010 declinó al 2.2 por ciento; derivándose de estos datos un fuerte deterioro del sector secundario del país y un franco proceso de desindustrialización.
La apuesta a la no política industrial,o su simulación a través de una exportación maquiladora disfrazada de manufactura; o su delegación en manos de un mecanismo ciego como el mercado como dice Octavio Paz; o sur enuncia porque ya pasó su tiempo como dice Bell, canceló un desarrollo industrial por varias décadas que no se detiene únicamente en las plantas cerradas o los empleos no generados, sino que involucra y afecta un sinnúmero de fundamentos del crecimiento. La rama manufacturera, como todo sector económico, trasciende de su propia competencia y se prolonga con sinergia dentro de los demás sectores. El caso del sector secundario, por su propia naturaleza, es un sector puente entre el agrícola y el terciario, como parte de un eslabonamiento virtuoso que nace de la propia Revolución Industrial. Al mismo tiempo, el propio sector genera lo que Pisano llama los “industrial commons”, que son el conjunto de habilidades o capacidades que se van desarrollando con la actividad industrial, los cuales dan soporte a temas tan relevantes como la innovación; por ello la pérdida en México en el transcurso de estas tres décadas ha sido enorme, porque no solo se cayó el porcentaje de participación del sector manufacturero; de manera más relevante se acabó con una cultura industrial de transformación.

III.
La profundidad de la crisis económica actual y sus consecuencias en materia de empleo y desarrollo, han motivado que muchos de los países occidentales que se olvidaron de la política industrial hagan una revisión de su importancia y contenido, en busca de un desarrollo complementario. Después de varias décadas de autismo industrial, el cual generó todo un traspaso de poder económico,tecnológico y laboral de Occidente a Asia, empiezan a vislumbrarse algunas reacciones de ciertos países occidentales que trabajan en el regreso de políticas industriales, a fin de impulsar un crecimiento económico insuficiente y una generación de empleos que no alcanza. Sin embargo, la historia no se repite, y si bien en la agenda económica de algunos países de occidente empieza a recuperarse el desarrollo de una política industrial en apoyo a sus otros sectores nacionales –la cual se presenta a través de un amplio abanico de alternativas dependiendo del país de que se trate–Jeremy Rifkin nos recuerda que esta agenda deberá tener una orientación cierta hacia un nuevo estadio dominado por la Tercera Revolución Industrial, la cual, junto con el nuevo siglo XXI, está definiendo la nueva producción industrial y la economía del mundo. Que la Revolución Industrial impulsada por el petróleo y por otros combustibles fósiles está llegando a un final peligroso; que la humanidad necesita de una estrategia económica sostenible dentro de la cual deberá insertarse una nueva política industrial que pueda ser exitosa, moderna y sustentable.

IV.
El reacomodo de actores y sectores de un nuevo siglo que comienza, se presenta como la oportunidad de repensar y relanzar una nueva política industrial manufacturera que pueda ser exitosa y sustentable para México en la primera mitad del siglo XXI. Una política industrial que pueda sumarse como un motor más del desarrollo económico del país y ayude en la difícil tarea de generar una cultura tecnológica que multiplique las habilidades y capacidades de la población; que explote los potenciales de invención, asimilación e innovación de una Población Económicamente Activa que, junto con el país, solo podrá aspirar a un futuro económico sustentable a través del desarrollo tecnológico. Lo anterior resulta de la mayor importancia porque estos temas siguen siendo asignaturas pendientes de un modelo económico que no ha tenido la suficiencia para brindar un empleo digno en los últimos treinta años a millones de mexicanos y ha generado que más de un 50 por ciento de la población nacional viva en la pobreza y en la informalidad.
La política industrial está de regreso, como dice Rodrik; aunque nunca debió haberse ido de la agenda nacional. 

Arturo Oropeza García

Leer más ...

Venezuela: Asfixia el chavismo a universidades públicas



Caracas

El ministro del Poder Popular para la Educación Universitaria de Venezuela, Pedro Calzadilla, es un historiador que durante gran parte de su vida profesional ha sido profesor titular en la Universidad Central de Venezuela (UCV),  la principal universidad pública del país y epicentro de las más emblemáticas luchas de la educación superior venezolana desde su fundación, en 1827.

Leer más ...

Ideas y propuestas para dirigir a la UAM

Repensar el papel de la UAM: Abud Flores

José Alberto Abud Flores, es egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa. Y advierte que el principal reto que tiene la  institución en repensar su papel en el contexto de la educación superior y en la formación de los miles de egresados que se forman en sus aulas.
Dice que es momento de posicionar a la UAM como uno de los referentes para alcanzar el desarrollo productivo del país. Porque no se trata solamente de transmitir el conocimiento, sino de que éste tenga un impacto social, sólido, visible.
Abud Flores es politólogo. Gran parte de su carrera como universitario la ha realizado en la Universidad Autónoma de Campeche (UACam), de dónde fue rector durante el periodo de 1995 a 1999.
Hoy, es uno de los aspirantes a ocupar la rectoría general de la UAM. Para ello, propone una participación y una vinculación más activa de la universidad con los sectores productivos.
“Que esa investigación que se realiza en la UAM tenga un mayor impacto, que los números que nos indican que se está impulsando a la investigación, se reflejen en mayores posibilidades para la sociedad”, comenta.
Porque a final de cuentas, dice Abud Flores, es a la sociedad a la que debe gran parte de su labor la universidad pública.
Y es que, comenta, el mayor referente que la sociedad puede tener de la UAM, en éstos sus casi cuarenta años de existencia, son los miles de egresados que se han formado en sus aulas y se han incorporado a diferentes actividades de la vida pública y productiva del país.
Pero sobre todo, en esa comunidad científica que se encuentra incorporada al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y que forma parte del trabajo cotidiano que se realiza en la Autónoma Metropolitana.
Desde su experiencia en el sector de la educación superior, Abud Flores dice que a la UAM le hace falta formar a un grupo de expertos que puedan medir la calidad de la institución desde adentro.
Es decir, que si ya existen organismo internacionales y nacionales que certifican los procesos y los programas de estudio, la UAM debe contar con una masa crítica que también evalúe lo que se hace en la universidad, desde la propia institución.




Urge renovar el personal académico: López Herrera

Entusiasta, Perseo López Herrera, el aspirante más joven a la rectoría general de la UAM, compite una vez más por ocupar el cargo, este candidato ha reconocido como uno de los principales retos que afronta esta casa de estudios, la renovación de la matrícula docente de la universidad.
Aunque todavía es candidato a obtener un doctorado, López Herrera está convencido de que la casa abierta al tiempo debe romper paradigmas; y para lograr tal propósito, identifica en el empuje de la juventud el ánimo para concretar esté objetivo
Uno de los principales rasgos que el propio Perseo López identifica como características particulares de su aspiración a la rectoría general de la UAM, es que al ser un candidato externo a la universidad no tiene intereses políticos ni de grupo al interior de la comunidad universitaria.
Por tal motivo, señaló que de ganar esta oposición, incluirá los mejores proyectos e ideas a su gestión al frente de la universidad.
Con respecto a la autonomía universitaria, López Herrera consideró que la vinculación con las empresas no vulnera la misma, todo lo contrario, pues a través de conseguir financiamiento propio, con un proceso de rendición de cuentas, la autonomía de la UAM puede resultar fortalecida.
Egresado de la carrera de arquitectura de la Metropolitana, lo que Perseo López busca al volver a competir por este puesto al interior de la UAM, es mandar el mensaje a los jóvenes universitarios de que el empuje es algo sustancial; enseñar con el ejemplo para que se atrevan a cuestionar a las llamadas “vacas sagradas”.
Tal como señaló, estos académicos de muchos años de trayectoria que, en su opinión, podrían contribuir a través de consejerías para que los jóvenes materialicen las mejores ideas.
Una de las propuestas de este aspirante es que el rector general se acerque, por lo menos, una vez al mes a cada una de las unidades, con el propósito de realizar audiencias y atender los problemas específicos de cada uno de los planteles que integran la UAM.  




Proyectar una mayor pertinencia: Mercado Reyes

La Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) se quedó a medio camino. Prometía impactar en el desarrollo social del país, y aportar significativamente al desarrollo económico pero a sus egresados no se les formó para ser empresarios, sino para ser empleados.
Ésa es la opinión de Santos Mercado Reyes, uno de los candidatos a ocupar la rectoría general de la UAM. Desde su óptica, la institución se ha burocratizado y ha perdido el ánimo por ser una institución de primer nivel, dispuesta a compararse con las mejores universidades del mundo.
“La UAM tiene que recuperar su espíritu de lucha por ser la mejor institución universitaria del país y tan buena como la mejor de las universidades internacionales; tiene que empezar a ser productiva para enseñar a sus alumnos a ser productivos. Nos han dañado mucho los subsidios del gobierno”, comenta.
Para el profesor investigador de esta institución, es momento de acabar con el divorcio académico. Porque los planes y programas de estudio tiene que responder a las necesidades de la sociedad.
“Nuestros alumnos deben formarse como gente emprendedora, profesionales que no salen a buscar trabajo, sino trabajadores para sus nuevas empresas. Los alumnos que no se decidan a ser empresarios, deben ser competitivos, dominar muy bien un idioma nacional y uno internacional para estar en condiciones de competir en el mercado internacional del trabajo”, propone.
Respecto a los recursos de la UAM, Mercado Reyes propone que debe construir un  plan para que a diez años, la institución sea autosuficiente financieramente.
“La UAM debe crecer por propia iniciativa. Hoy en día crecemos solo si el gobierno nos lo ordena y nos da los recursos para hacer nuevas unidades. Esta forma de crecer es poco promisoria y demasiado burocrática”, apunta.
Otro de los desafíos que delinea para la UAM, es incrementar la matrícula y el índice de titulación.
“Hoy día menos del 20 por ciento de los que ingresan terminan con un título bajo el brazo. La gran deserción hace que los costos por formar a un profesionista sean muy altos”, comenta.
De ese tamaño, dice, es el reto para la UAM en los años por venir.




Replantear la relación profesor-alumno: Velázquez Moctezuma

Las universidades públicas del país, y con ello la misma Universidad Autónoma Metropolitana, UAM, deben adaptarse a las demandas que imponen las nuevas tecnologías de la comunicación y la información.
Esto obliga a los docentes a mantenerse actualizados para poder utilizar estas herramientas en la transmisión del conocimiento, en la enseñanza.
Así, tenemos que repensar cuál es el papel del profesor en el aula, aseguró Javier Velázquez Moctezuma, rector de la Unidad Iztapalapa y aspirante a la rectoría general de esta casa de estudios.
Por ello, la UAM debe estar a la altura de sus 39 años de historia de éxito y situada entre las primeras universidades públicas en el país y como una de las primeras de Latinoamérica, afirmó.
Velázquez aceptó que la universidad ha tenido altibajos y crisis, pero ha probado alcanzar también logros sustanciales.
“Tenemos por ejemplo más de 110 mil egresados, la mayoría de ellos colocados en puestos donde desarrollan aquello que estudiaron, tenemos una planta académica que se ha consolidado al paso de los años, que hace investigación a nivel internacional”, dice.
Velázquez Moctezuma señaló que mantener la autonomía, además, es un reto que permitirá a la universidad seguir creciendo pues puede así definir sus formas de administración, de funcionamiento y por supuesto los contenidos de sus programas académicos, de investigación, de docencia, de sus programas de difusión.
Señaló además que al producirse la mayor parte de la investigación científica en las universidades públicas de México, la consolidación de patentes debe ser prioridad de la rectoría general.
 “La idea es que trabajemos fuerte en esto y logremos que toda la innovación que se hace en la universidad pase a ser propiedad intelectual de la universidad”, expuso.
Asimismo, Velázquez Moctezuma consideró que su amplio conocimiento de la UAM, sus dinámicas y problemas, le permitiría tener un mandato exitoso.
“Sé lo que quiero de mi rector. Quiero tener un rector que consiga recursos suficientes porque lo que hacemos es muy importante”, argumentó.




Diversificar las fuentes de ingreso: Vega y León

Salvador Vega y León, es rector de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco y uno de los aspirantes a ocupar la rectoría general.
Desde su posición y conocimiento de la UAM, puntualiza que uno de los retos que enfrenta la institución es superar las limitaciones presupuestales y buscar formas administrativas que nos permitan hacer más con menos.
“Tenemos que examinar fuentes alternativas de ingresos y para eso habrá que hacer muchos más convenios con instancias públicas y privadas”, comenta.
Y de ahí a enfrentar otro reto. La edad promedio del personal académico es de 56 años, lo cual hace necesario pensar planes tanto de jubilación, como respecto a la transición generacional.
Además, como parte de su plan de trabajo para el periodo 2013- 2017, plantea incrementar la matrícula hasta 65 mil estudiantes.
“Podemos incrementar nuestros cursos de Educación Continua y a Distancia. Tenemos que indagar cómo cumplir con nuestra función de preservación de la cultura y la extensión universitaria. En fin, habrá que planear mejor para fortalecer la academia y el servicio”, comenta.
Vega y León también está convencido de que los valores fundamentales de la UAM están centrados, por una parte, en el trabajo cotidiano de sus profesores, en la riqueza de los diversos modelos didácticos, y en la dedicación de nuestros estudiantes.
Pero también pasan por las labores de los más de 130 mil egresados; en la aportación de sus profesores de tiempo completo.
“Sin embargo, no podemos quedarnos satisfechos con lo logrado; tenemos que mejorar nuestros estándares en docencia e investigación. No tenemos que dejar de ser autocríticos, pues sólo así robusteceremos verdaderamente los valores universitarios de la UAM”, comenta.
Al hablar de la autonomía, advierte que ésta es consustancial a la universidad pública y la defenderá con todo rigor.
Ello, sin olvidar que la rendición de cuentas, no sólo es una obligación legal y un compromiso con la sociedad, sino que tiene que ver con la ética con la cual debe conducirse cualquier institución.




Recuperar consensos y valores: Vieyra Durán

La principal aportación que tenemos como universidad son los alumnos que egresan de nuestra institución, afirmó Jorge Eduardo Vieyra Durán, actual Secretario Académico de la Unidad Lerma de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM),  y uno de los aspirantes registrados a la rectoría.
Los profesionales de la UAM, están capacitados, son gente consciente y son ciudadanos y eso nos favorece mucho porque son la imagen de nuestra institución, expresó en entrevista para Campus.
Es por ello que los desafíos de la Universidad Autónoma Metropolitana requieren de consensos y una mayor participación de profesores y estudiantes.
Consideró que  es necesario lograr acuerdos en las formas de investigación y optimizar los recursos de la institución, así como tener certeza en lo que se quiere como carrera académica.
“No podemos quedarnos estáticos, ahora que tenemos ya un reconocimiento internacional como institución joven de 40 años, queremos seguirnos fortaleciendo en eso”, continuó.
Vieyra Durán aseguró que para la Autónoma Metropolitana, lo principal es reconocerse como una gente o persona moral que sirve a la nación.
Expresó que  en caso de llegar a la Rectoría General de la UAM, buscará primero los consensos para recuperar “la casa abierta al tiempo”.
Porque la UAM es una institución abierta a lo que ocurre, que acepta y discute todas las corrientes y trata de llegar a consensos que convengan a toda la institución.
 “Necesitamos regular algunas cosas que no estaban en el pasado, necesitamos reformar nuestra carrera académica para seguir presentes, necesitamos que nuestros alumnos tengan nuevos estilos de docencia, que sea innovadora, que sea retadora, que los estimule”, dijo.
Con esa dinámica que se mueve la sociedad, planteó, se tienen que reorientar los programas y planes de estudio. Y esto, no es una labor solamente de un rector general.
“Debe ser una conciencia universitaria donde los directores de departamento, profesores administrativos, sindicatos y los mismos alumnos, apoyen a reconvertir nuestra institución en lo que ellos quieren”, comenta.

Héctor Martínez Rojas, Salvador Medina Armienta y Carlos Reyes

Leer más ...

La Suprema Corte de EEUU dificulta aún más la acción afirmativa

En una decisión sumamente anticlimática, la Suprema Corte de Estados Unidos resolvió el lunes devolver a un tribunal de menor jerarquía el juicio en contra de las políticas de acción afirmativa de la Universidad de Texas (UT). La decisión, que llegó después de meses de incertidumbre, deja sin resolver uno de los debates más polémicos del país: si las universidades pueden o no tomar en cuenta la cuestión racial en el proceso de selección de sus estudiantes. Sin embargo, la corte hizo evidente sus reservas en cuanto a la constitucionalidad de las políticas de acción afirmativa con base en la raza — un mensaje que pudiera impactar en las políticas de acceso a las universidades de todo el país.


 


En febrero de 2012, el máximo tribunal aceptó revisar una controversia constitucional sobre el programa de admisiones de la Universidad de Texas, retomando por segunda ocasión desde 1978 el tema de las políticas de acción afirmativa. El juicio fue presentado por una aspirante anglosajona, Abigail Fisher, quien fue rechazada por la universidad en 2008. Acusó a UT de haber violado sus derechos constitucionales al aceptar a estudiantes afroamericanos e hispanos con calificaciones inferiores. La universidad defendió sus políticas de admisión como necesarias para garantizar una mayor diversidad racial entre sus estudiantes, en beneficio de todos.
Actualmente, la Universidad de Texas acepta a todos los aspirantes del estado cuyas calificaciones de la prepa los ubique en el primer decil, una fórmula que le permite llenar 75 por ciento de sus vacantes mientras promueva la diversidad racial y socioeconómica. Para el resto de los aspirantes, toma en cuenta atributos como sus habilidades artísticas o deportivos, y su condición socioeconómica y racial.  Estas políticas ya fueron avaladas por un tribunal de apelaciones, que tomó como base un juicio de la Suprema Corte en este sentido en 2003.  En el Grutter vs. Bollinger, la corte resolvió a favor de los esfuerzos de la Universidad de Michigan para ampliar la diversidad racial entre los estudiantes de derecho.
En la última década, sin embargo, la corte se ha tornado más conservadora. En Fisher vs. Texas, los jueces votaron 7-1 a favor de regresar el caso al tribunal anterior, argumentando que éste no había estudiado con suficiente rigor las justificaciones de la universidad a favor de la diversidad racial. Este nivel de escrutinio, según la resolución de la corte, “implica que la universidad cargue con la responsabilidad de comprobar, antes de emplear las clasificaciones raciales, que las alternativas existentes racialmente neutrales no son suficientes” para garantizar la diversidad.
En forma particular, dos de los jueces más conservadores emitieron opiniones criticando las políticas de acción afirmativa de la universidad. Uno de ellos, Clarence Thomas, quien fue sólo el segundo afroamericano en ser nombrado a la corte, declaró que las políticas representan una forma de discriminación y como tal, violan la constitución. “Creo que las lecciones de la historia han sido claras: la discriminación racial nunca es benevolente”, afirmó.
La oposición de Thomas a las políticas de acción afirmativa refleja el sentir de un porcentaje cada vez mayor de estadounidenses. En una encuesta reciente, sólo 45 por ciento de los entrevistados opinó que las políticas son necesarias para contrarrestar los efectos de la discriminación racial. Esta cifra representó el nivel de apoyo más bajo desde 1991, cuando el canal de televisión NBC y el periódico Wall Street Journal aplicaron la encuesta por primera ocasión. Otro 45 por ciento opinó que las políticas han ido demasiado lejos y debieran terminar, porque discriminan en contra de los anglosajones.
Para Fisher, la decisión de la corte fue una victoria, ya que hace más difícil para las universidades el uso de políticas con tintes raciales. “Estoy agradecida con los jueces por acercar el día en que, en esta nación, la raza de los estudiantes ya no se utilice para nada en el proceso de selección para ingresar a la universidad”, dijo en una declaración escrita, que fue reproducida por medios estadounidenses.
Por su parte, defensores de políticas de acción afirmativa vieron en el juicio otra oportunidad para comprobar la necesidad de las medidas. Aunque la resolución le fue favorable a Fisher, los activistas de derechos civiles “se sintieron aliviados” por la falta de una resolución definitiva, dijo Tom Goldstein, un influyente abogado que analiza a la corte a través de su página Web SCOTUSblog.
En realidad, hay mucha evidencia empírica que demuestra que la raza de los estudiantes — más que su nivel socioeconómico—  condiciona el acceso a la universidad. Por ejemplo, solo 48 por ciento de los hombres afroamericanos que estudian en la universidad logra titularse en seis años, comparado con 69 por ciento de los varones anglosajones. A su vez, los afroamericanos asisten a instituciones de menor calidad y prestigio — una tendencia que está a la alza, según estudios de Anthony Carnevale and Jeff Strohl, de la Universidad de Georgetown.
Ahora, falta ver si el tribunal inferior tome estas pruebas en consideración cuando revise de nuevo el caso de Fisher vs. Texas. Lo que queda claro, sin embargo, es que la batalla a favor de un mayor acceso a la universidad de los grupos desfavorecidos, y de los afroamericanos en particular, enfrenta retos cada vez mayores.

 

Marion Lloyd

Académica y periodista.

Leer más ...

La Comisión Especial para Fortalecer la Educación Superior, un mal innecesario: rectores

La vinculación de las universidades públicas con el sector productivo, es un asunto que debe atenderse y resolverse en el seno universitario. Porque son las instituciones de educación superior las principales interesadas en formar a sus egresados con las capacidades  suficientes para insertarse en el mercado laboral.

Leer más ...

Inicia la gestión de Enrique Fernández Fassnacht en la ANUIES

Enrique Fernández Fassnacht, tomó posesión como secretario general ejecutivo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) para el periodo 2013-2017.

En la sede del organismo señaló que buscará ser el medio para que los rectores de las universidades públicas estatales tengan un mayor acercamiento directo con las autoridades educativas, porque "promoveré que los rectores se puedan entrevistar, tanto con el subsecretario de Educación Superior, como con el secretario de Educación Pública", aseguró.

Leer más ...

Ley de Servicio Profesional Docente, el reto de la mejora continua

Diversos especialistas en educación, al asistir al Foro "Hacia la creación de un Servicio Profesional Docente: diálogos necesarios sobre evaluación, formación e implementación", realizado por el Senado de la República, reconocieron como el gran reto de la legislación en esta materia; el crear un marco normativo para que los docentes mexicanos cuenten con un sistema de profesionalización, enfocado en la mejora continua.

Leer más ...